Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 11 2004 Internacional 31 La política española sobre Cuba extiende la división a las instituciones de la UE El Parlamento Europeo votará hoy entre dos resoluciones enfrentadas UE declaró que lo que el régimen exige es una rectificación por parte de la Unión antes de que haya un diálogo político con Cuba ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. Los intentos de cambiar la política de la Unión Europea hacia Cuba siguen sin lograr un consenso entre los Veinticinco y el Comité de América Latina del Consejo Europeo terminó ayer volviendo a encargar un nuevo informe a los embajadores en La Habana. El único punto en el que hubo acuerdo fue: señalar que la ausencia de diálogo con cualquiera de las partes afectadas (el Gobierno cubano y la oposición) no es buena A propuesta británica y con el apoyo de España y Alemania, se encargó a los embajadores que busquen fórmulas para establecer un diálogo estructurado con la oposición interna, de manera que sea más eficaz una fórmula que vuelve a dejar las cosas prácticamente donde estaban, es decir, sin consenso todavía para cambiar las medidas concretas de la posición común. De hecho, el eurodiputado popular Ignacio Salafranca llegó a decir que había recibido con agrado la idea de que la Unión Europea proponga ese diálogo estructurado con la oposición porque cuantos más contactos tengamos con la oposición democrática, mucho mejor Mientras que fuentes españolas dijeron que el Gobierno estaba tamb El embajador de Cuba ante la Chirac responde a Blair que no ha sacado nada de su apoyo a Bush E. J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. No parecen las mejores declaraciones en vísperas de una visita oficial al Reino Unido, la primera en siete años. El presidente francés, Jacques Chirac, ha desestimado la llamada del primer ministro británico, Tony Blair, de hacer un gesto de aproximación a EE. UU. En declaraciones a la Prensa británica, Chirac aseguró que antes de la guerra advirtió a Blair de que tenía necesariamente que conseguir alguna contrapartida por su apoyo a Washington en la guerra de Irak. Bueno, el Reino Unido dio su apoyo pero no he visto mucho a cambio. No estoy seguro que forme parte de la naturaleza de nuestros amigos americanos devolver favores sistemáticamente señaló. No contento, Chirac cuestionó el papel de mediador entre EE. UU. y Europa que se atribuye Blair. No estoy seguro, tal como es América en estos días, de que sea fácil para nadie, incluso para los británicos, ser un honesto mediador manifestó el presidente francés. Chirac indicó no estar en disposición de hacer ningún gesto especial hacia Bush con motivo del comienzo de su segundo mandato y consideró inevitable la evolución del mundo hacia una situación multipolar, como parte de la evolución de la historia humana Jacques Chirac fue especialmente duro con el secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, a quien definió como alguien con falta de cultura bién satisfecho de este acuerdo, que interpretan como un apoyo a las tesis españolas que intentan modificar uno de los ingredientes de la posición común. Invitación a los opositores Por el momento, la espinosa cuestión de las invitaciones a los representantes de los grupos democráticos en las fiestas nacionales, uno de los elementos que más irritan al Gobierno cubano, no se ha tratado y según fuentes españolas, por ahora no es un elemento importante en la discusión aunque la alusión a la búsqueda de fórmulas más eficaces para el diálogo con la oposición podría interpretarse como un primer paso para cambiar las actuales. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que se encuentra en Rosario (Argentina) declaró ayer a ABC que hay unanimidad en los Veinticinco sobre la necesidad de modificar esas medidas para lograr mayor eficacia Y en concreto sobre la cuestión de la invitación a los disidentes dijo que existe ya un consenso a 24 que se podría alcanzar en un futuro próximo. Aunque el ministro no lo citó, la República Checa es el país que mantiene aún su oposición al cambio. Mientras que aún parece faltar algo de peso en los esfuerzos españoles por modificar ese aspecto de la posición común sobre Cuba, el Gobierno cubano tampoco hace nada por su parte para ayudar a los partidarios de suavizarla. En lugar de dar argumentos en la buena dirección, flexibilizando la política de persecución de los demócratas, pa- rece haber optado por esperar que el propio debate erosione la posición común. Nada más conocerse el resultado de esta reunión, el embajador de Cuba ante la Unión Europea, Rodrigo Malmierca, declaró a la agencia Europa Press que lo que el régimen de La Habana exige es una rectificación por parte de la UE, antes de que haya un diálogo político con Cuba, que pueda ser constructivo y útil La discusión sobre Cuba no se limita al Comité de América Latina del Consejo, sino que también se ha desencadenado en el Parlamento Europeo, donde ayer había dos resoluciones propuestas, una apadrinada por populares y liberales que exige que no se modifique la posición común, a no ser que el Gobierno cubano libere a todos los presos políticos. Y otra redactada por el socialista español Miguel Ángel Martínez, que apoya las tesis de Moratinos. Aplicar su propio criterio Para Salafranca, esta iniciativa española hace que perdamos consideración en la escena internacional mientras que el socialista Martínez cree que a Cuba no se le deben exigir condiciones para mantener contactos diplomáticos, cuando es bien sabido que es el Gobierno de La Habana el que los ha interrumpido. El eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, llegó a decir que si los esfuerzos de España no logran cambiar la posición común, el Gobierno debería ignorarla y aplicar su propio criterio Las resoluciones se votarán hoy.