Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 11 2004 Internacional 27 UNA MUJER AL FRENTE DE LA DIPLOMACIA DE ESTADOS UNIDOS El mundo según Condi Rice figura entre los forjadores de la actual política exterior republicana con su trabajo y a la que le gustaría presidir la liga de Fútbol americano reconoce que buena parte de su combustible vital proviene del más allá P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. Su curioso nombre viene del término musical con dolcezza que denota interpretar con dulzura. Conocida por sus amigos simplemente como Condi se puede decir que esta brillante y siempre compuesta mujer afro- americana invirtió toda su vida en ser la persona más joven y más inteligente en ocupar sus crecientes puestos de responsabilidad, gracias en parte al combustible vital que le proporcionaron sus firmes creencias religiosas como devota presbisteriana. b Esta mujer casada España, una voz fuerte en la lucha contra el terrorismo En mayo de 2003, cuando desde los despachos de La Moncloa todavía se tenía línea directa con la Casa Blanca, Condoleezza Rice recibió a varios corresponsales españoles. La entonces asesora de Seguridad Nacional dibujó un nuevo panorama internacional donde España no figuraba precisamente en lista de espera. Condoleezza Rice destacó entonces el fuerte papel que ha jugado España, emergiendo como un importante poder europeo, como un activo defensor de resoluciones de la ONU, como miembro del Consejo de Seguridad, como una voz fuerte en la lucha contra el terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva La ayuda de España, en la campaña de liberación de Irak, resultaba, según dijo a aquel grupo de periodistas, importante a la hora de conformar el paisaje de una nueva Europa Condi Rice también insistió en que las entonces privilegiadas relaciones de Aznar y Bush no debían ser incompatibles con la Unión Europea. En su opinión, esos dos vínculos se refuerzan mútuamente porque se comparten valores idénticos prendido por la compañía, replicó: Espero que sepa usted mucho Durante la primera campaña presidencial de Bush hijo, Condoleezza Rice actuó como profesora particular para un entonces gobernador de Texas con evidentes lagunas en la esfera internacional. Además de formar parte de un restringido grupo de asesores conocido como Los Vulcanos forjadores de la política exterior del Partido Republicano. En ese periodo, Condoleezza no tuvo grandes problemas para conectar con Bush hijo. Ambos comparten un infinito apetito por los deportes televisados, él con debilidad hacia el baseball y ella por el fútbol americano, cuya liga profesional algún día aspira a presidir. de Colin Powell. Hija de un reverendo de Alabama, conoció de primera mano lo que era el racismo institucionalizado en el Sur de Estados Unidos. Precoz en su educación, Condoleezza Rice tuvo ocasión de cursar algunas asignaturas universitarias en Denver sin haber terminado formalmente sus estudios de bachillerato. En este trance asistió a una clase magistral sobre Stalin impartida por el profesor Josef Korbel, ex diplomático checo y padre de la futura secretaria de Estado Madeleine Albright. Sorprendida por toda una increíble sobredosis de intrigas y poder absoluto, Condoleezza abandonó sus ilusiones de virtuosismo musical y con toda su pasión se lanzó al estudio de la Unión Soviética. A los 19 años se licenció con honores y a los 26 años logró una plaza de profesora en la Universidad Stanford. Una beca la llevaría a Washington para trabajar en el Pentágono sobre cuestiones de estrategia nuclear. Amante de la calma y el orden La sombra de Bush Durante los últimos cuatro años en la Casa Blanca, Rice se convirtió en una figura inseparable de George Walker Bush, amiga personal tanto del presidente como de la primera dama. En su papel oficioso como árbitro dentro de la cúpula del gobierno federal, Rice empezó hasta ahora sus madrugadoras jornadas de trabajo hablando con Colin Powell y Donald Rumsfeld. Su historia personal rivaliza con la Desde su desembarco en la capital de Estados Unidos, la doctora Condolezza Rice- -que ya ha pasado por el rito de posar para el Vogue- -siempre demostró una formidable capacidad para encontrar orden y calma dentro de un mundo plagado por tantos miedos y enfrentamientos viscerales. Compostura a la que tendrá que recurrir también en su flamante puesto como responsable de la diplomacia de Estados Unidos. Excelente sovietóloga Con 35 años fue la máxima sovietóloga en la Casa Blanca de Bush padre. El entonces presidente de EE. UU. le dijo a Mijail Gorbachov durante su histórica cumbre bilateral en Malta: Esta es Condoleezza Rice. Me dice todo lo que sé sobre la Unión Soviética Ante lo que el líder reformista, bastante sor-