Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 17 11 2004 25 El Parlamento Europeo, dividido sobre la nueva política a adoptar respecto a Cuba Durao Barroso obtendrá mañana el visto bueno de la Eurocámara a su remodelada Comisión Londres cree que la cooperante británica ha sido asesinada en Irak La cadena Al Yasira recibe un vídeo con la ejecución de Margaret Hassan b Los marines aplastan los últimos focos de resistencia en Faluya tras ocho días de ofensiva sobre el bastión suní, en el que permanecen unos 30.000 civiles REUTERS ra la escena ni que se llevara consigo la cinta, una circunstancia que hizo que corresponsales acreditados en las Naciones Unidas establecieran una relación entre el incidente de Faluya y las torturas de Abu Ghraib, donde prisioneros iraquíes fueron grabados con cámaras digitales por los propios torturadores posando junto a sus víctimas. Sensación de impunidad La presencia de la cámara, en ambos casos, permitió que las torturas y la muerte fueran difundidas, pero además, y en esa línea abunda Seymour Hersh en su libro Cadena de mando los torturadores pretendían enviar un mensaje a la insurgencia iraquí y con la sensación de total impunidad. El alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Louise Arbour, pidió ayer a Estados Unidos que lleve ante la justicia a los autores de la presunta ejecución de un herido durante un asalto contra la ciudad iraquí de Faluya. Toda violación del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos debe ser objeto de una investigación y los autores de estos atentados- -que comprenden ataques deliberados contra civiles, ataques desproporcionados y cometidos al azar, ejecuciones de heridos y empleo de escudos humanos- -deben ser llevados ante la justicia Human Rights Watch también acusó la semana pasada al Ejército estadounidense de cometer un posible crimen de guerra al obligar a civiles que trataban de huir de la zona de combates en Faluya a volver sobre sus pasos. ABC BAGDAD. Margaret Hassan, la rehén británica nacionalizada iraquí secuestrada el pasado 19 de octubre en su oficina de Bagdad, fue al parecer asesinada por sus captores, que remitieron ayer un vídeo con su ejecución a la cadena de televisión qatarí Al Yasira. Nacida en Dublín hace 59 años, Hassan residía desde hace tres décadas en Irak, donde contrajo matrimonio con el ciudadano y empresario iraquí Tahseen Hassan, y trabajaba en la actualidad como directora de operaciones en Bagdad de la organización no gubernamental CARE International, dedicada a la ayuda humanitaria. Su marido fue el primero en confirmar ayer su muerte tras visionar la cinta, de la que aseguró que parece auténtica opinión refrendada por fuentes oficiales de la Embajada británica en Bagdad. En el vídeo, que no será emitido por Al Yasira, la cadena afirma que un encapuchado dispara contra una mujer que parece ser Margaret Hassan Aunque cerca de 160 extranjeros han sido secuestrados en Irak, y una treintena de ellos asesinados, esta cooperante sería la primera mujer occidental secuestrada que resulta ejecutada por sus captores. Hassan había aparecido durante su secuestro en diversos vídeos solicitando al Gobierno británico que retirase sus tropas de Irak para salvar su vida. En una de las cintas reclamaba llorando al primer ministro, Tony Blair, que le impidiese seguir la misma suerte que Ken Bigley, el otro rehén británico, asesinado a principios de octubre. CARE International, con sede en Bélgica y oficinas en 72 países. operaba con sesenta cooperantes en el sur y el centro de Irak antes de que suspendiera sus operaciones a raíz del secuestro de Hassan, y proporcionaba ayuda médica y de emergencia en todo el país, como el suministro de agua potable. El ministro británico de Exteriores, Jack Straw, admitió anoche que Margaret Hassan probablemente ha sido asesinada y añadió que el secuestro y asesinato de cualquier persona es inexcusable, pero es repugnante que se cometa un crimen así contra una persona que ha dedicado Margaret Hassan, en un vídeo difundido por sus captores el 22 de octubre la mayor parte de su vida a trabajar por el bien del pueblo iraquí Por su parte, los hermanos y hermanas de Margaret- -a quienes Blair expresó su simpatía residentes en Dublín, señalaron anoche que han aceptado su muerte y que sus corazones están rotos AFP Faluya: 1.600 rebeldes muertos La ciudad suní de Faluya, mientras tanto, todavía era escenario ayer de combates esporádicos, en diversos barrios, entre patrullas de marines que peinan la arrasada localidad y pequeños grupos de insurgentes que aún resisten aislados. El ministro iraquí de Seguridad Nacional, Kassim Daoud, informó ayer Secuestrada el 19 de octubre en Bagdad, dirigía la organización humanitaria CARE International Violentos combates en Ramadi, Baquba y Samarra, ciudades rebeldes del Triángulo suní En Mosul, 1.200 marines recuperan el control de diez puestos de Policía en manos de la insurgencia de que al menos 1.600 insurgentes han muerto en los nueve días de ofensiva y otros 1.052, entre los que hay combatientes de diferentes nacionalidades, han sido apresados. Las autoridades han tomado las huellas dactilares y fotografiado los cadáveres, la mayoría indocumentados. Daoud dijo que unos 30.000 civiles permanecen en la ciudad, que ha sido abandonada por el 90 por ciento de su población, y prometió ayuda inmediata para ellos, así como indemnizaciones para reconstruir los doscientos edificios, sobre un total de 1.700, que han sido dañados En otras localidades del Triángulo suní, como Ramadi, Baquba y Samarra, se registraban también intensos combates ya que la revuelta suscitada por la operación Furia fantasma contra Faluya se ha extendido por toda esta región de mayoría suní. El mando estadounidense considera que parte de los terroristas del jordano Abu Musab al- Zarqaui, huidos de Faluya, se habrían refugiado y hecho fuertes en Baquba. En la ciudad norteña de Mosul, también de mayoría suní, 1.200 marines y un batallón del Ejército iraquí recuperaban, con ayuda de helicópteros y blindados, el control de una decena de comisarías y puestos de Policía, en manos de los rebeldes desde el pasado viernes. Mosul, 370 kilómetros al norte de la capital, es la tercera ciudad más poblada de Irak. Durante toda la jornada, después de cortar los marines con bloques de cemento y alambre de espino los cinco puentes sobre el Tigris, se desarrollaron violentos combates en la parte occidental de Mosul.