Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 17 11 2004 ABC Nacional El jefe de la Guardia Civil en Gijón, primer cargo destituido por los errores al investigar el 11- M Bolinaga tardó casi un mes en entregar al juez la cinta de Lavandero parlamentarios aplauden la destitución y coinciden en que la comisión de investigación debe profundizar en la trama asturiana de los explosivos C. MORCILLO J. L. LORENTE MADRID. Los atentados del 11- M se cobraron ayer la primera destitución de un cargo público. Se trata del jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Gijón, el teniente coronel José Antonio Rodríguez Bolinaga, que incumplió la orden imperativa de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado de colaborar de modo absoluto e inmediato con la Justicia. El ministro de Interior, José Antonio Alonso, explicó ayer en el Congreso que la destitución se debe a la quiebra del principio de confianza que provocó el hecho de que la cinta sobre la trama asturiana de explosivos que se grabó al confidente Francisco Javier Villazón, alias Lavandero tardase casi un mes en ser puesta a disposición judicial. El guardia David Robles la encontró en un cajón del puesto de Cancienes hace un año, pero no la entregó hasta el 16 de octubre pasado. La resolución, propuesta por el director de la Guardia Civil, Carlos Gómez Arruche, y firmada por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, señala que se revoca el destino de Bolinaga- -superior de Jesús Campillo, el agente que grabó la cinta b Todos los grupos Las revelaciones podrían alterar el calendario de la comisión M. M. MADRID. Las revelaciones sobre la actuación de la Guardia Civil en Asturias podrían llevar a la comisión del 11- M a modificar su calendario de trabajo. Hoy está prevista una reunión de los portavoces de la comisión, en principio para ordenar las comparecencias de José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. Pero la pretensión de algunos Grupos de solicitar nuevas citaciones (Ángel Yuste, por parte de IU) o de repetir otras (López Valdivielso, o los generales Laguna y Aldea Juan) incluso la posibilidad de citar a otros miembros de la Benemérita de Asturias, puede llevar a retrasos en la agenda. De hecho, las reservas del PP a distanciar más entre sí las citaciones ya previstas de Aznar (día 22) y Zapatero (29) junto a la premura y a las dificultades de fondo que se plantearían al llamar a nuevos comparecientes entre medias (sólo está aceptada la del comisario europeo Vitorino) podrían llevar a los Grupos a tomar la decisión de retrasar las fechas de ambos. en 2001- por haber dejado de reunir las condiciones personales de idoneidad que en su día motivaron su asignación, es decir, por la pérdida de confianza Alonso sentenció que la orden que tienen el Ministerio del Interior y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es de colaborar de un modo absoluto, inmediato y tajante con los jueces y tribunales en la investigación de cualquier hecho delictivo Y aquí nos hemos encontrado- -añadió el ministro- -con que había una cinta que ha estado casi un mes sin ser puesta a disposición judicial Según Alonso, ese hecho justifica por sí mismo la destitución del teniente coronel, sin perjuicio de las responsabilidades que resulten de las indagaciones que se llevan a cabo sobre la grabación, abiertas el pasado día 10 por la Dirección General de la Guardia Civil. El juez decidirá en su momento la importancia de la cinta, pero ésta tenía que haber estado en manos de la Justicia de un modo inmediato recalcó. Bolinaga, en imagen de archivo res, sin embargo, sacaron pecho y afirmaron que la destitución de Bolinaga demuestra que su partido tenía razón en sus denuncias sobre la trama asturiana del 11- M. Ahora, el Gobierno socialista debe investigar en serio y en todas las direcciones subrayó el diputado del PP Vicente Martínez- Pujalte. En lo que sí coinciden los grupos parlamentarios es en que las nuevas revelaciones obligan a la comisión del 11- M a entrar a fondo en las indaciones sobre los explosivos. En este sentido, el presidente del órgano investigador, Paulino Rivero, dio por hecho que el Distintas interpretaciones Todos los grupos parlamentarios aplaudieron la decisión de Interior. Eso sí, cada uno de ellos realizó una interpretación distinta de la destitución. El PSOE subrayó que el PP debe explicar por qué no investigó, cuando gobernaba, qué sucedía en las Fuerzas de Seguridad para que no se llegase al fondo de las denuncias sobre la trama asturiana de explosivos. Los popula- Los nombres de Asturias Pedro Laguna. Jefe de las comandancias de la Guardia Civil de Oviedo y Gijón cuando se produjo el robo de los explosivos y la venta de éstos a los terroristas del 11- M. El 11 de junio fue ascendido a general de la zona de Castilla y León. Fernando Aldea. Relevó interinamente a Laguna en Asturias desde el 11 de junio. Su puesto lo ocupa en la actualidad el coronel Luis Antonio Búrdalo de Fuentes. José Antonio Rodríguez Bolinaga: Teniente coronel, jefe de la comandancia de Gijón, superior del agente Campillo. No entregó la cinta que le remitieron sus subordinados el 16 de octubre, por lo que ha sido destituido por Interior. Francisco Javier Villazón Lavandero Criador de serpientes en el club de strip tease Horóscopo de Gijón, en el verano de 2001 acudió a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para informar de que Toro y Trashorras querían buscar a alguien que supiera activar bombas con teléfonos móviles. Marful. Capitán de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil que investigó sobre Toro y Trashorras y le comentó, de manera informal, lo que averiguó a la Fiscalía de Avilés. Gerardo Herrero. Fiscal jefe de Asturias. Contó en la comisión del 11- M su reunión informal con Marful en la primavera de 2003. Aseguró que el guardia civil no aportó ningún dato concreto sobre la trama. Víctor Alférez de la Unidad Central Operativa a quien informaba el confidente Zouhier. Asegura que su confidente negó el 12- M saber algo de los atentados y que dejó la investigación de los sospechosos en manos de la Comandancia asturiana. Zouhier: Confidente de la UCO. Él asegura que avisó un año antes de los atentados del 11- M de que Antonio Toro y Emilio Suárez Trashorras vendían explosivos. El juez Del Olmo ha ampliado sus cargos por entender que, al contrario, lo que hizo fue ocultar y confundir deliberadamente a la Guardia Civil sobre el 11- M. Antonio Toro: Acusado de ofrecer los explosivos a los marroquíes. Está en prisión por tráfico de drogas. Decía manejar grandes cantidades de explosivos y que junto a su cuñado Emilio Suárez Trashorras buscaba en 2001 a alguien que supiese hacer estallar bombas con teléfonos móviles, según reveló al agente Campillo un confidente identificado como Lavandero Emilio Suárez Trashorras: Ex minero, con problemas psiquiátricos, confidente de la Guardia Civil, acusado de facilitar a los terroristas los explosivos y de ofrecerles entrenamiento para su utilización. Carmen Toro: Hermana de Toro y esposa de Trashorras, la Guardia Civil considera que representó un papel fundamental facilitando la comunicación entre los restantes miembros de la red. El Gitanillo G. M. V, menor de edad y primer acusado, desde ayer, en ser juzgado por el 11- M. Compinche de Trashorras en su red de tráfico de hachís y explosivos, transportó en una mochila en un autobús de línea parte de los explosivos a cambio de 1.000 euros. José Ignacio Fernández Nayo Detenido junto a Antonio Toro en la operación antidroga Pípol, había contado en abril de 2002 en dos ocasiones que Toro y Emilio Suárez Trashorras estaban poniendo a la venta grandes cantidades de explosivos. La información fue descalificada por los mandos de las fuerzas de seguridad en su comparecencia ante la comisión del 11- M. David Robles: Guardia civil de Cancienes que halló la cinta grabada a Lavandero. La guardó durante un año, dejó pasar el 11- M y sólo en octubre pasado la dio a conocer al resto de compañeros y a sus superiores.