Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 17 11 2004 ABC Cartas al director Planes de pensiones Tras seis meses en el poder, el Gobierno empieza a darse cuenta de que cumplir las promesas electorales (las pocas de que aún se acuerdan) cuesta dinero. Por eso se afanan ahora por ver de dónde lo sacan, y han descubierto el agujero de 1.300 millones que suponen los incentivos fiscales a la previsión. Después de tres lustros atemorizándonos con el colapso del sistema y de invitarnos a complementar nuestros ingresos futuros difiriendo el disfrute de los actuales, ahora nos dicen que se van a acabar los beneficios de los planes de pensiones. Los Gobiernos han tendido a modificar la manera en que tribute su rescate, pero hasta ahora no se había planteado tocar la desgravación inicial, pues es connatural al fin mismo del plan de pensiones: fingir que lo que se gana ahora se va a ganar dentro de (pongamos) veinte años, con lo que será entonces cuando se paguen estos impuestos. La argumentación del secretario de Estado hace aguas por varios sitios. En primer lugar, llama rentas más altas a las que superan los 12.000 euros anuales, todo un insulto a los millones de trabajadores que con ese dinero no podemos pagarnos una vivienda digna, y todo un homenaje a los auténticos millonarios, que se encienden los cigarros con los cuatro duros que se ahorran gracias a los planes de pensiones, y que son quienes se verán más favorecidos con el establecimiento de la escala de gravamen reducida a uno o dos tramos, tal como planea el Gobierno. Toda una lección de justicia social. En segundo lugar, afirma que es injusto tratar mejor fiscalmente a las rentas del ahorro que a las del trabajo, olvidando que los planes de pensiones son Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es tros ni recoge las verdaderas necesidades sociales. Solicito apoyo para que nunca llegue a aprobarse. Eulalia Pablo Lozano. Sevilla. Promesas cumplidas... Soy estudiante y vivo en San Sebastián. Ayer estuve en una conferencia que organizaba Intermón Oxfam. El conferenciante era François Traoré, un agricultor de Burkina Faso (África) que habló de la importancia del comercio justo para evitar situaciones como el hambre, el reclutamiento de niños para luchar en guerrillas o la explotación de menores de edad. Dejó muy claro cómo actúan los países ricos, que establecen unas reglas comerciales que obligan a los países pobres a vender las cosechas incluso más baratas de lo que cuesta cultivarlas. Por todo esto es por lo que he decidido escribir esta carta para recordar al presidente del Gobierno una de las promesas que dio en febrero de 2004: Quiero ser el presidente del Gobierno que saque a España del trío de las Azores y la integre en el quinteto de la alianza contra el hambre: la más mortífera arma de destrucción masiva. Acabar con ella no es una utopía Javier Esteban Monasterio. San Sebastián. -Presidente: sólo Ana Palacio conoce esta decisión mía antes que tú. renta del trabajo que aún no ha tributado, pero que lo hará en el futuro. En tercer lugar, el argumento de la neutralidad fiscal no sirve aquí, puesto que se trata no de ahorrar impuestos, sino de diferirlos. Y en cuarto, si se eliminan los incentivos a una forma de ahorro que se centra en la inversión en activos mobiliarios, lo que se logrará es incrementar aún más la especulación inmobiliaria. ¿Es esto lo que se quiere? Por cierto, ¿qué hay del plan de choque para el abaratamiento de la vivienda? ¿No se nos cae la cara de vergüenza por abandonar este proyecto, señores ministros? Diego Esteban García. Sant Feliu de Guíxols (Gerona) y total disconformidad con la propuesta para Adaptación de los Estudios de Magisterio al Espacio Europeo de Educación Superior, recogida en el Libro Blanco elaborado por la Red de Magisterio de la Aneca, por entender que dicha propuesta no garantiza una adecuada formación de los maes- Confusiones del rector Tugores Hace un año el señor Tugores no concedió permiso para un acto en el que iba a intervenir Gotzone Mora. Con posterioridad, la invitó, aunque en época de exámenes y en horario inadecuado. En octubre, el profesor Francisco Caja fue acosado y amenazado; Tugores no condenó los hechos, pero hizo que un vigilante le acompañase desde que se bajaba del autobús hasta que se subía. Desde el día 15 y por orden del rector, la protección a Caja se ha reducido al recinto universitario. Tampoco condenó los carteles en los que se amenazaba a los conferenciantes que se iban a solidarizar con Caja en el Aula Magna. Concedió dicha aula y cobró a los convocantes 2.531,28 euros por gastos de alquiler y seguridad privada. En ese acto, cuando Vidal- Quadras y Caja intentaban entrar, fueron acosados y atacados por medio centenar de jóvenes nacionalistas. Cuando una docena de reventadores fueron expulsados y se cerraron las puertas (más de cien personas que deseaban asistir se quedaron fuera) entonces, sólo entonces, Tugores habla en un comunicado. Condena los hechos y la utilización de medios violentos físicos o morales como los que a su juicio sufrieron los estudiantes desalojados También condenó los intentos de romper la convivencia plural y las libertades de expresión de todas y cada una de las sensibilidades que tienen que convivir en la sociedad pero sobre todo los intentos de utilizar el espacio universitario para tratar de alterar con todo tipo de medios, incluidas manipulaciones y falsedades, el clima de tolerancia Por su parte, los estudiantes que amenazan y agreden afirman al alimón con el rector que los actos que se celebran en la Universidad deberían estar en consonancia con lo que piensan los estudiantes Toda una lección de libertad en su aplicación práctica: sólo pueden hablar los nacionalistas. Pedro A. Heras, Alfonso Arqued y M Isabel Sánchez, profesores de la Universidad Rovira i Virgili (Tarragona) ¿Financiación insuficiente? La próxima semana, concretamente el 26 de noviembre, se toma la decisión final sobre la polémica selección catalana de hockey. Para conseguir tener una selección separada de la española, se ha sabido que la Generalitat está dispuesta a pagar 400.000 dólares, una cantidad elevada que ya no se destinará a escuelas, hospitales o viviendas para jóvenes. Los políticos que gobiernan la Generalitat no se cansan de decir que Cataluña tiene una financiación insuficiente, pero parece ser que para los sueldos multimillonarios que se han fijado a sí mismos, incluso en algunos casos por encima del sueldo del presidente del Gobierno, y para costear cualquier desencuentro con el resto de España, la financiación es más que suficiente. La próxima vez que nos digan que hay escuelas en barracones en Cataluña porque no tienen dinero, me acordaré de los 400.000 dólares que sí tienen para la selección de hockey. Benita A. Bausili. Barcelona. Rechazo al Libro Blanco Deseo manifestar mi rechazo