Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad MARTES 16 11 2004 ABC Educación Manuel de Castro FERE- CECA El uniforme no atenta contra el derecho a la propia imagen, porque, de otra forma, no existirían uniformes para tantos colectivos como actualmente los utilizan: comercios, Policía, bomberos... Lola Abelló Ceapa No somos partidarios del uniforme obligatorio porque puede esconder problemas de valores, que hay que resolver. Es preciso convencer al alumno de que debe vestir dignamente Luis Carbonel Concapa El uniforme, además de contribuir a evitar la discriminación entre los alumnos, supone un importante factor de socialización, a tener ahora mucho más en cuenta al crecer la inmigración El uniforme escolar irrumpe como nueva polémica en el debate educativo La obligatoriedad de esta ropa desata las protestas de un grupo de padres y de alumnos de la ESO b El precio de un uniforme conven- cional ronda los 300 euros, mientras que uno informal con prendas de diario y deportivas propuestas por el centro cuesta unos cien M. ASENJO MADRID. El uniforme escolar era hasta hace no mucho tiempo un signo de distinción reservado casi exclusivamente a colegios privados. Sin embargo, en los últimos años, y debido a diferentes motivos, su uso se ha ido introduciendo, si bien es verdad que con muchas cautelas, en las instituciones públicas, lo cual ha provocado cierta polémica. La última ha surgido en un centro de la Comunidad de Madrid, el Instituto de Enseñanza Secundaria Barrio de Loranca de Fuenlabrada, una ciudad dormitorio situada en el sur de la región. La dirección de este instituto había decidido impedir el acceso a clase y la participación en actividades complementarias fuera del centro a los alumnos que se negaran a vestir el uniforme, cuya implantación fue aprobada por el órgano competente del centro, el Consejo Escolar. No obstante, tras la controversia, las partes trataron de suavizar el conflicto. En Madrid, veinte de los más de mil centros públicos que existen han instaurado ya como obligatorio su uso. Presupuesto aproximado de un equipo colegial Uniforme 100 euros 300 euros 300 euros Público Concertado Privado Polo 20 euros Jersey 20,30 euros Pantalón o falda 44 euros Pantalón corto 17 euros Camiseta deportiva 12,50 euros Chándal 54 euros por no hablar de países del otro lado del Atlántico. Las razones para apoyar el uniforme son tanto de índole social como económica. Así, sus defensores entienden que es un elemento de igualdad y no de discriminación de los alumnos por razones de poder adquisitivo. Además, supone un ahorro muy importante para las familias. Asimismo, los centros que lo exigen pretenden evitar la guerra de las marcas que encuentra un caldo de cultivo favorable entre los niños y adolescentes y contribuye a fomentar las desigualdades entre quienes tienen poder adquisitivo y quienes carecen de recursos. Los detractores de este modelo argumentan que el uniforme es muy caro y prefieren otro tipo de prendas de menor coste. Ciertamente, en algunos centros privados, un uniforme completo puede superar los 300 euros, pero en otros, fundamentalmente públicos, apenas sobrepasa los 100. Además, la vestimenta escolar de otro tipo también supera los 200 euros. Asimismo, no es raro que las Consejerías de Educación subvencionen el uniforme a quienes carecen de medios. Norma de convivencia ¿Existe una normativa básica sobre el uniforme? ¿Cómo se regula su exigencia? En realidad, no existe una normativa básica, sino que la decisión es tomada por el titular del centro en el caso de los privados y por el Consejo Escolar en los sostenidos con fondos públicos (públicos y concertados) Así las cosas, y una vez tomada la decisión de imponer el uso del uniforme, forma parte de las normas de convivencia del centro y debe ser acatada, del mismo modo que el horario. Por tanto, el alumno que se niegue a seguir esta norma puede ser sancionado. ¿Atenta el uniforme contra el derecho a la propia imagen? Sobre esta cuestión, la Federación de Religiosos de la Enseñanza FERE- CECA cree que sólo se atentaría contra este derecho si estuviéramos hablando de un uniforme vejatorio. Tampoco se atenta contra la igualdad de sexos, otra cuestión Zapatos 30 euros Calcetines 3 euros Uniforme no convencional En el caso del Barrio de Loranca el precio del uniforme, compuesto por ropa de diario (pantalón vaquero, polo blanco y sudadera color azul) y ropa deportiva propia del centro (chándal y camiseta con el logotipo del centro) asciende a 90 euros- -cifra muy alejada de los precios de un uniforme convencional, situados en unos 300 euros, incluidos chándal y prenda de abrigo- y con pago aplazado e incluso subvencionado por Educación. Sea como fuere, un grupo de alumnos de este instituto, apoyado por sus padres, decide declararse en rebeldía y no vestir el uniforme. El centro les Fuente: El Corte Inglés- Asociaciones de Consumidores- Anele- Elaboración propia Total equipamiento 200,8 euros Fernando Rubio amenaza con sanciones que pueden llegar hasta la exclusión del grupo de clase (sin perder la escolaridad) y de las actividades extraescolares, teniendo en cuenta que el uso del uniforme forma parte de las normas de convivencia del centro y debe ser acatado, ya que el Consejo Escolar, máximo órgano colegiado del que forman parte padres, profesores, alumnos y personal no docente, lo aprobó en su día. Ante esta nueva polémica, que en opinión de algunos sectores es artificial y sólo pretende desviar la atención de los auténticos problemas que sufre la escuela pública en España, como el creciente fracaso escolar, la indisciplina o la desautorización permanente de los docentes, cabe preguntarse cómo está regulado el uso del uniforme. En los últimos tiempos se advierte una tímida extensión del uso del uniforme en los colegios públicos, no sólo en España sino en la Unión Europea,