Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 16 11 2004 Internacional 29 La ONU sigue sin poder probar que no existe actividad nuclear oculta en Irán Baradei cree que el material atómico declarado por Teherán no ha sido destinado al Ejército positivo se destaca el anuncio de Teherán sobre la suspensión, a partir del 22 de noviembre, de sus actividades de enriquecimiento de uranio ANTONIO SÁNCHEZ. CORRESPONSAL VIENA. Con una de cal y otra de arena se despachó ayer Mohamed el Baradei, director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en su último informe sobre el programa atómico iraní. Un documento de 32 páginas que analiza pormenorizadamente los últimos 20 años del programa atómico de Teherán para concluir con dos ideas: primero, que el material nuclear que Irán ha declarado no ha sido destinado a actividades militares. Segundo, que el OIEA aún no está en posición de concluir que no haya actividades o materiales no declarados en Irán El documento, destinado a los 35 b En el capítulo miembros de la Junta de Gobernadores del OIEA y al que ha tenido acceso ABC, hace un listado completo de los incumplimientos de Irán a la hora de informar sobre sus actividades nucleares. También destaca que la cooperación de Irán con el OIEA antes de octubre de 2003 estuvo marcada por la ocultación y la falta de información. La situación cambió a partir de esa fecha, cuando Teherán comenzó una política de transparencia no exenta de retrasos a la hora de satisfacer las exigencias de este organismo de la ONU. Es en el capítulo positivo, donde se destaca el anuncio realizado el pasado domingo por el responsable iraní en asuntos nucleares, Hassan Rohani, sobre la suspensión, a partir del 22 de noviembre, de su actividades de enriquecimiento y reprocesamiento de combustible nuclear, esencial para fabricar armas atómicas. Esta decisión, lograda tras largas negociaciones con la UE, responde a la petición formulada el septiembre pasa- Hassan Rohani, responsable de la actividad nuclear iraní, el domingo en Teherán do para que Irán detuviera estos experimentos como una medida de buena voluntad en tanto el OIEA no pueda certificar que el programa atómico iraní es pacífico, como asegura Teherán, y no militar, como denuncia Estados Unidos. El acuerdo entre la UE e Irán hace referencia a que, una vez comprobada esta suspensión, se estudiarán acuerdos para facilitar a Irán tecnología nuclear con fines energéticos. Con todo, y pese a que el informe de El Baradei no es concluyente sobre si Irán ha desarrollado actividades nucleares clandestinas, parece claro que el asunto está lejos de ser enviado al AP Consejo de Seguridad de la ONU, tal y como pretende Washington. Además, y a diferencia de los seis informes anteriores, el documento no pone fecha para un próximo reporte sobre el caso iraní, sino que se limita a señalar que el director general del OIEA seguirá informando a la Junta de Gobernadores de forma apropiada Esta omisión puede interpretarse como que el caso iraní sale de la agenda de la Junta, tal y como vienen exigiendo los iraníes desde hace meses para alejar el asunto de la esfera política y para que sea analizado estrictamente desde el punto de vista técnico.