Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 11 2004 91 El Atlético arranca un punto a última hora en Mallorca (1- 1) en un mal partido de ambos equipos Shevchenko, que ayer marcó los dos tantos del triunfo ante el Siena, suma ya 100 goles con la camiseta del Milán Samuel pide perdón a la grada: Mi gesto fue estúpido, un error El central, silbado después de fallar en el gol del Albacete, hizo un gesto descortés a la grada cuando marcó su tanto. Al final del partido, aconsejado por el club, se disculpó JULIÁN ÁVILA MADRID. Walter Samuel está sufriendo una complicada adaptación al Real Madrid. Su rendimiento no ha respondido a las expectativas y la crítica no ha tenido demasiada paciencia. Su apodo de el muro fue ninguneado y pasó para muchos a ser el biombo Estos comentarios, en algunos casos públicos, le habían llegado al futbolista y por ello se sentía más vigilado de lo normal. No caminaba con paso firme y para colmo se había lesionado en el partido de la Copa del Rey contra el Leganés. El argentino anda inquieto porque quiere demostrar que no se han equivocado con su contratación. Ayer volvía, y con más ganas que nunca. Y lo hizo con su peor versión. Erró estrepitosamente en el único tanto del Albacete y la grada se lo recriminó. El fallo inundó de ira a Samuel. Y la sacó a la mínima ocasión que tuvo. Fue en el gol que marcó, en su primera diana con el Madrid. Entonces corrió hacia un córner del Fondo Sur y perdió el control. Hizo dos gestos consecutivos groseros. Mandó callar a la grada y se echó la mano a la oreja derecha buscando los nuevos comentarios. Vamos, como diciendo, y ahora, ¿qué? La escena no pasó desapercibida en el club y el nuevo Gabinete de Comunicación se puso a trabajar. Un gesto feo no podía ni empañar ni solapar la goleada. Por ello, Samuel, que nunca ha- bla después de los partidos, atendió a periódicos, radios y televisiones con un mensaje claro y conciso: Mi gesto fue estúpido, un error. Pido perdón a la gente, a todos aquellos que se hayan sentido ofendidos. Dentro había mucha bronca y, repito, fue un error Helguera, duda para Barcelona. El central tiene afectado el menisco de la rodilla derecha y hoy será sometido a unas pruebas para conocer el alcance exacto de la lesión. Es baja para el partido de la selección y duda para el del Camp Nou. Mejía no puede ser cedido. El central jugó su quinto partido oficial (tres de Liga y dos de Copa) y no puede ser cedido a otro equipo de la Liga española. Sí es factible su pase a cualquier equipo europeo. Figo no vio la quinta amarilla. El portugués superó la prueba de confianza y no fue amonestado. Se llevó el recuerdo de un taco del contrario. Raúl y Ronaldo se redimieron. El canterano acumulaba 15 partidos de Liga sin marcar en el Bernabéu, mientras que Ronaldo logró el primer doblete de la temporada. Estos dos goles nos dan moral para el futuro comentó el brasileño. David Beckham acabó en la derecha. Un mes después, regresó el inglés de medio centro, junto a Guti, y acabó sirviendo balones desde la derecha, su lugar natural. Raúl luchó como siempre frente a la defensa manchega IGNACIO GIL Helguera, que tiene afectado el menisco y hoy será reconocido, deja su puesto en la selección a Orbaiz ALBACETE Gaspercic: notable. Montiel: mal. Gaspar: regular. Buades: regular. Peña: mal. Redondo: regular. Álvaro: mal. Jaime: mal. Mark González: mal. Francisco: regular. Pacheco: regular. Momo: regular. Rubén: mal. Iván Díaz: regular. El técnico: José González. Mal. La primera premisa que no inculcó a sus jugadores es que salieran a morder. Y así les fue. No hubo presión, ni coordinación ni casi nada, aunque nunca se sabe si el demérito de unos es por causa del mérito de los otros... Lo mejor: Gaspercic, que evitó un mal muy mayor, y su única jugada potable, el gol. Lo peor: su medular fue un regalo para el rival, sin tensión ni acoso al rival, y la defensa hizo basculaciones que dejaron agujeros inmensos. En general, todo. RONALDO ACELERA PARA EL CAMP NOU ENRIQUE ORTEGO a se juega el Barça- Madrid. Ya no hay más disculpas para posponer el debate. Ni siquiera el España- Inglaterra del miércoles, que de ser uno de esos partidos de la selección que siempre apetece, pasa a un segundo plano por estar encajado a 72 horas del clásico que paraliza la España futbolística. Primero contra segundo. Cuatro puntos les alejan. Y por lo visto ambos equipos llegan en alza, aunque el Barça coti- Y za como tal desde que comenzara la temporada. En el Madrid, más allá de la media docena al Albacete, que bien pudiera haber sido una docena, el hecho que se debe tener en cuenta es que se vio el mejor Ronaldo de la temporada. Marcó dos goles y no acertó en varias ocasiones en las que llegó con ventaja ante el portero. Pero por encima de todo hay que destacar la potencia que desplegó. Fue el Ronaldo imparable que arrasa a su paso. Profundo, rápido, rocoso, incisivo, intuitivo, ambicioso, con ojos en el cogote, incluso con suerte en los rechaces. Parece como si estuviera afinando su punta de velocidad para un estadio largo y ancho como el Camp Nou, que parece estar hecho a su medida. Como no podía ser de otra manera, Guti mantuvo la titularidad. La sensatez de García Remón no se podía perder de la noche a la mañana. Salió Owen y formó tándem con Beckham. Entre que Gutiérrez está pletórico y que Beckham anda justo de fuerza después de un mes parado, el español se comió al inglés. Un par de horas más tarde, el Barça perdió en Sevilla su silla de invicto, pero fue siempre fiel a sí mismo, sobre todo en la primera parte. También es verdad que el Betis, en la segunda, mostró cómo se le puede hacer daño. Las diagonales a la espalda de los laterales son letales, como probó Oliveira. Ahí sufren Puyol y Oleguer. Claro que para ello hay que tener la velocidad del brasileño. Y, casualmente, Ronaldo la tiene. Al menos ayer fue un Fórmula 1.