Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15 11 2004 57 Cultura y espectáculos El compositor Antón García Abril recibe en el Auditorio Nacional un homenaje por su setenta cumpleaños JOSÉ MANUEL BLECUA Presidente de la Comisión Nacional para la Conmemoración del IV Centenario del Quijote En el Quijote, y en todo Cervantes, hay una dignificación de lo popular El Quijote, del que se conmemorará el próximo año el IV centenario de su publicación, será uno de los protagonistas del III Congreso de la Lengua, que se celebra esta semana en Rosario. José Manuel Blecua desentraña las claves de este texto universal TEXTO: TULIO DEMICHELI FOTO: YOLANDA CARDO MADRID. Vivimos con el Quijote y muchas veces no apreciamos su vigencia y actualidad, tampoco comprendemos por qué se la considera la primera novela moderna. La capacidad de experimentar que Cervantes tiene en el Quijote, de entrar en la realidad, de salir, de viajar, todo eso constituye la auténtica novedad de su obra- -afirma Blecua- También es la primera vez que en literatura se crean personajes autónomos, que tienen voz propia y pueden exponer sus teorías ¿Cuentan los historiadores con información suficiente para conocer la vida de Cervantes? -No. En realidad no hay mucha documentación sobre su vida. ¿Podemos hoy encuadrar su obra y comprenderla plenamente? -Alrededor de la investigación de Cervantes se han descuidado mucho los problemas técnicos de la literatura de aquel momento. Se ha insistido mucho en la identificación entre vida y literatura. La parte que se está investigando más, y que parece más interesante, busca desentrañar cuestiones como su relación con la retórica y la poética de su tiempo, la relación entre escritura y oralidad, y la formación teórica de don Miguel para valorar la originalidad de su obra. -La oralidad parece importante... -Uno de los ejes de la novela es que Don Quijote representa a la escritura, y Sancho, a la voz. Don Quijote se ha formado con la lectura de las novelas de caballerías, mientras que Sancho se ha criado en la tradición folclórica. Yo creo que en el Quijote, y en todo Cervantes, ocurre una cosa que procede del humanismo anterior a Erasmo, y es la dignificación de lo popular, el Romancero, la lírica, los refranes, las locuciones, las frases hechas, los cuentecillos. Todo eso los humanistas lo dignificaban y lo elevaban a una categoría artística. -Hablaba de problemas técnicos. -La obra de Cervantes está llena de términos técnicos que hoy no podemos entender. Por ejemplo, los de historia y episodio Cuando Cervantes insiste tanto en la verdad de la historia resulta que ello es un término técnico. Poesía es toda creación literaria pero que resulta verosímil. Historia es toda creación que corresponde a la realidad. Entonces, cuando Cervantes dice esta verdadera historia (sale como 170 ve- José Manuel Blecua, en su casa de Barcelona ces en el Quijote) los que estaban en el ajo se reían, porque estaban viendo una polémica. En cuanto a episodio es un término que utiliza Lope en 1603, y Cervantes en 1605, y que viene de un planteamiento de técnica literaria, el de dividir la acción en episodios algo nuevo. Cuando algunos dicen que Cervantes era un aficionado y que no tiene formación, se equivocan; él conoce perfectamente los grandes problemas de la teoría literaria y la retórica del momento. Y juega con eso. Pero todo eso se ha ido alejando del lector con el paso del tiempo. -Para algunos, el teatro de Cervantes desmerece su obra narrativa y APORTACIÓN LITERARIA La capacidad de experimentar que Cervantes tiene en el Qquijote constituye la auténtica novedad de su obra está muy por debajo del de Lope. -El teatro de Cervantes está dentro de una construcción teórica que no es la de la novela. Pero los entremeses, El juez de los divorcios La elección de los alcaldes de Daganzo El viejo celoso por ejemplo, que constituyen su teatro pequeño, me parecen obras extraordinariamente buenas, porque en ellas Cervantes entronca con problemas sociales, como el de los conversos, el matrimonio, los analfabetos o los piojos. Ocurre que no están dentro de la poética de Lope, pero, sin ir más lejos, La gran sultana doña Catalina obedece a otros problemas técnicos que él resuelve de una manera magnífica. Son dos tipos de teatro totalmente distintos, no es que uno sea más moderno que otro. El problema teórico, visto desde hoy, es muy difícil (pasa a la página siguiente)