Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional LUNES 15 11 2004 ABC JEANNE SHAHEEN Directora nacional de la campaña presidencial de John Kerry El vídeo de Bin Laden recordó al votante su miedo al terrorismo y eso perjudicó a Kerry Logró ser, en 1996, la primera mujer gobernadora de New Hampshire, estado del que se dice que si no se gana en primarias no se puede conquistar la Casa Blanca. Y allí vio triunfar a Kerry. Pero la guerra y el terrorismo, como reconoce Shaheen, ahogaron la voz de su candidato y truncaron el 2- N el sueño de la victoria demócrata POR VIRGINIA RÓDENAS Nada que le quite más de treinta minutos de las vacaciones que disfruta tras el fragor de las elecciones primarias y la campaña electoral; nada que le reste segundos a sus planes de futuro tras la decepción de la derrota, que le robe minutos al descanso para volver a empezar. Esa es la condición para responder a las preguntas de la periodista. Y el tiempo pasa volando. Echamos la vista atrás, y, sólo tres meses antes, ella, la vicedirectora de la Convención Demócrata celebrada en Bostón, andaba proclamando las bondades del aspirante a presidente John Kerry, que a través de su vida ha cumplido con su deber con patriotismo y resolución. Toda una vida de valor y servicio insistía cuando parecía, sólo parecía, que a Bush se le ponía la guerra en contra. Creemos en una nación- -apoyaba entonces el lema del partido- Más fuerte en casa, Respetada en el mundo y haremos lo que esté en nuestra mano para que este equipo lo logre Pero la rápida sucesión de hechos habían cogido a la caravana demócrata con el pie cambiado. Al menos eso pensó el pueblo que eligió a los republicanos. Y por eso ahora no hay tiempo que perder: Tajante y sin concesiones, Shaheen da a ABC algunas claves para entender por qué, al final, los demócratas se han vuelto a quedar a las puertas. Un adelanto del análisis que la ex gobernadora hará esta semana en Madrid, en el III Seminario Internacional de Comu- Jeanne Shaheen con Al Gore. La entonces gobernadora de New Hampshire rechazó ser vicepresidenta en su candidatura, empeñada en su reelección de 2000 nicación Política que organiza la Universidad George Washington (www. comunicacionelectoral. com) donde junto a responsables de la campaña republicana diseccionará los argumentos del triunfo y las razones de la derrota. -A lo largo de la campaña fuimos testigos de cómo muchos votantes explicaban que querían un cambio, pero se quejaban de no saber qué defendía Kerry. ¿Por qué no dijeron cómo su candidato veía el mundo? -Con la guerra de Irak que dominaba AP tanto la cobertura de noticias como el debate de la campaña era muy difícil para el senador Kerry hablar de otros asuntos como economía o sanidad. -Da la impresión de que no definieron a su candidato y otros lo hicieron por ustedes. Karl Rove, el superfontanero de la Casa Blanca, ha basado su estrategia contra Kerry en el esfuerzo por encasillarle como izquierdista, dubitativo y fuera de sintonía con la América real. ¿Qué falló en el aparato de comunicación del Partido Demócrata? -La campaña de Bush empezó su esfuerzo por la reelección mucho antes que nosotros, y además estaba muy bien financiada. Kerry no pudo asegurar su nombramiento hasta marzo y luego tuvo que reunir el dinero para la campaña general de las elecciones. En ese tiempo la campaña de Bush empleó 50 millones de dólares en publicidad negativa contra Kerry mientras que él no tenía dinero para responder. -Incluso asesores de Bush para el voto hispano me han confirmado a lo largo de la campaña que el punto débil del adversario era que los votantes no le conocían y al presidente sí. ¿Cómo no percibieron en el partido un error de tal calado? -Mientras que John Kerry obtuvo la mayoría de los votos hispanos, George Bush obtuvo un 44 por ciento de éstos, un 9 por ciento más que en las pasadas elecciones del año 2000. Está claro que en esta ocasión los votantes hispanos actuaron motivados por asuntos diversos y que no se dio la votación en bloque se produjo en comicios anteriores. -Podría deducirse que el pueblo americano ha elegido lo malo conocido antes que lo bueno por conocer. Si es así, ¿qué opinión le merecen los millones de ciudadanos que eligieron la opción republicana? -El electorado estuvo muy dividido. Las personas que dieron su voto a Bush estuvieron más motivados por