Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LUNES 15 11 2004 ABC Zapatero contrapone el modelo europeo a la gran potencia de EE. UU. Aboga por una Europa que convoca no al ultimátum sino al acuerdo b El jefe del Ejecutivo pide al PSOE que no tenga reparo, sino reconocimiento y generosidad hacia el PP por el apoyo de la derecha de este país a la Constitución europea NIEVES COLLI MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero clausuró ayer el que se puede considerar primer acto de la campaña del Gobierno y del PSOE en favor del sí a la Constitución europea de cara al referéndum del próximo 20 de febrero. Las jornadas celebradas bajo el título La Constitución que queremos reunieron durante todo el fin de semana a destacados dirigentes socialistas y a varios miembros del Ejecutivo a los que Zapatero recordó que tienen el deber de explicar el proyecto europeo a los ciudadanos- es la gran prioridad para el PSOE en los próximos meses -y a los que dirigió un discurso vital y optimista que nada tenía que ver con el negro riguroso del atuendo que escogió para la ocasión. Zapatero dibujó la Europa del proyecto constitucional, una Europa que no quiere ser una gran potencia sino un gran modelo de convivencia para el mundo y la contrapuso, aunque sin decirlo expresamente, al modelo estadounidense. La Europa a la que se refirió el presidente del Gobierno siempre opta por el diálogo y no por la confrontación convoca no al ultimátum sino al acuerdo y aboga por la legalidad internacional y la ONU Es, concluyó, ejemplo de diálogo y alianza entre civilizaciones Dos razones para el sí Dos fueron las razones fundamentales con las que el presidente del Gobierno justificó el sí en el referéndum: que Europa representa la paz, la democracia y la seguridad en un mundo azotado por la violencia y las guerras y que si Europa progresa, España también Zapatero pidió a los ciudadanos españoles que den ejemplo el próximo 20 de febrero y demuestren con su voto al mundo, a los europeos y a nosotros mismos que, aunque llegamos tarde a la democracia y a Europa, cuando nos han dejado ser libres, nadie ha ido más rápido que nosotros en la de- fensa de la democracia y el europeísmo No se olvidó el jefe del Ejecutivo del principal partido de la oposición al expresar su satisfacción porque la derecha de este país, el Partido Popular, vote sí Y los socialistas, pidió, no tenemos que tener ningún reparo, sino reconocimiento y generosidad Menos generosos fueron con el PP el portavoz del Grupo parlamentario Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, dos de los intervinientes que precedieron a Zapatero. El primero vio difícil que los populares no hagan oposición en esta campaña- nos va a costar mucho convencerles de que abandonen la costumbre adquirida, que algunos creéis congénita, de meterse siempre con el PSOE el segundo colocó todos los laureles de la construcción europea al Ejecutivo socialista a y Zapatero- sin el Gobierno que salió de las urnas el 14 de marzo no habría sido posible. Todos saben que la Constitución estaba bloqueada con el Gobierno de Aznar Zapatero cerró su discurso y las jornadas comprometiendo el esfuerzo Rodríguez Zapatero A. DE ANTONIO del Gobierno en la decidida apuesta por la Europa constitucional que será también la de los valores y el Derecho, y en demostrar que a través de la cooperación y el respeto es posible convivir con veinte o veinticinco lenguas y avanzar con veinte o veinticinco banderas Y se despidió, como hiciera en su primer discurso como presidente del Gobierno español, con una invitación: Vamos a trabajar por ello