Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Economía DOMINGO 14 11 2004 ABC Heinrich von Pierer PRESIDENTE DE SIEMENS LA SEMANA ECONÓMICA LA LOCURA DE LA VIVIENDA El Banco de España dice a las entidades financieras que ojo con los créditos, el Gobierno quiere abaratar el cambio de hipoteca y el FMI le pide al Ejecutivo que reduzca desgravaciones fiscales ÁNGEL LASO D LOM Von Pierer presidirá a partir de enero el Consejo de Vigilancia de Siemens ABC Pareja de dobles de Schröder en el tenis, fue concejal 18 años y aspirante a un escaño en el Bundestag antes de volcarse en el mundo empresarial Una etapa de productividad, innovación y crecimiento TEXTO: M. PORTILLA Aires de despedida soplaron el pasado jueves durante la conferencia anual de presentación de resultados de Siemens en Múnich. Era la decimotercera, y última, para el presidente de la multinacional germana, Heinrich von Pierer. No soy supersticioso dijo, y desde luego no tenía motivos, ya que presentó uno de los mejores resultados de los últimos años: 3.405 millones de beneficio neto, con un 39 de incremento respecto al ejercicio precedente, y una propuesta de subida del dividendo de 1,10 euros por acción hasta 1,25 euros. Directivo afable y cercano, al llegar al cargo estableció tres pilares sobre los que sustentar su mandato y con los que conseguir la globalización de Siemens: productividad, innovación y crecimiento. Para conseguirlo, no ha dudado a la hora de defender las 40 horas semanales y la supresión de alguna paga extra de Navidad si con ello se generaba la estabilidad y seguridad de los empleos señalan los que le conocen. El próximo mes de enero- -con 64 años recién cumpli- dos- -dejará el cargo de máximo ejecutivo de Siemens para presidir el Comité de Vigilancia de esa empresa, puesto al que accedió después de abandonar una vida primero encaminada hacia el deporte y luego a la política. Con 18 años, Von Pierer se convirtió en campeón juvenil de tenis en Lant (Baviera) afición que no ha abandonado, puesto que actualmente forma pareja habitual con el canciller Schröder para disputar partidos de dobles. Al canciller no le gustó perder el primer partido que disputó contra Von Pierer, y desde entonces decidió combatir a su lado, mejor que tenerlo enfrente. Esa vinculación con la política también ha sido una de las constantes en su vida. No obstante, Von Pierer fue concejal del Ayuntamiento de Erlangen durante 18 años, y quiso dar un Dejará su cargo el próximo enero, tras dedicarle 80 horas a la semana salto mayor presentándose como candidato al Bundestag- -el Parlamento alemán- pero en la ronda previa para ser nombrado candidato le faltó un voto y optó por abandonar ese camino y dedicarse por completo a Siemens, hasta el punto de que, como él dice, practica la semana laboral de 80 horas. Fue entonces cuando señaló que hoy sé que es más difícil entrar en el Bundestag que ser presidente de Siemens Sin embargo, hace un par de años se le postuló como un serio aspirante a la presidencia de la República Federal Alemana, pero decidió continuar al frente de Siemens. El pasado jueves la compañía le entregaba el abono a un club de golf, deporte al que también es aficionado a través de su mujer, una buena jugadora a la que, sin embargo, conoció a través del tenis. Sus tres hijos y cinco nietos esperan que esta semijubilación les conceda más tiempo para ellos, así como para que Von Pierer continúe con sus excursiones montañeras y con la búsqueda de setas por la región austriaca de Kárnten. as declaraciones sobre vivienda han llegado esta semana a convertirse en una auténtica locura y contradicción. Y los mensajes provocan un auténtico desconcierto a los promotores, las entidades financieras y los ciudadanos. Además, se se trata de una actividad económica sobre la que no se pueden permitir muchas bromas, ya que la construcción, unida al inmobiliario, es en estos momentos el sector que sujeta el crecimiento español. El Banco de España a través de su subgobernador, Gonzalo Gil, ha pedido a bancos y cajas que tengan mucho cuidado con los préstamos hipotecarios que conceden, actualmente su más firme línea de negocio, recomendándoles incluso que se abstengan de financiar más del 80 del precio de la vivienda. El Banco de España lleva meses alertando del alto riesgo de las hipotecas para el sector financiero, pese a la morosidad bancaria sigue en mínimos históricos. También se preocupa por la alta deuda de las familias, obviamente por las hipotecas, pero que casualidad, en otras estadísticas también se ve como ha subido mucho la riqueza familiar, evidentemente por los pisos comprados. Imposible aclararse. El vicepresidente Pedro Solbes ha anunciado que está preparando medidas para favorecer los cambios de hipoteca con menores costes, lo que atenta directamente contra este negocio de bancos y cajas, y además incentiva las compras y las solicitudes de créditos. El PP ya hizo movimientos en este sentido y ahora Solbes quiere seguir en la misma línea y alega lo mismo que el Banco de España, que hay demasiada concentración de riesgo en el hipotecario, sólo que el vicepresidente se refiere a los ciudadanos y el banco que preside Caruana se refiere al sector financiero. Además Solbes olvida la alta fiscalidad que rodea la compra de una casa, que le llena cada año las arcas del Presupuesto y me refiero al IVA. Pero no terminan aquí las contradicciones. Esta semana el Fondo Monetario Internacional (FMI) que dirige Rodrigo Rato, le larga al Gobierno la recomendación de que reduzca incentivos fiscales a la compra de viviendas porque, a su juicio, ya no son necesarios dado el aumento imparable de la demanda. En cierta forma, Rato hace suyo aquel primer mensaje de la ministra Trujillo de que habría que ir recortando desgravaciones por la compra de vivienda y aumentando las ayudas directas, que Solbes tardó exactamente dos minutos en decir que no era una idea madura. De locos. Rato y Trujillo piensan igual. Por si todo esto fuera poco, también esta semana una enmienda del PNV a los Presupuestos, que han aprobado todos los grupos excepto el PSOE, ha dejado tiritando los recursos de la ministra de Vivienda al obligarla a repartir 600 millones entre las Comunidades. Lo que la faltaba para un plan que no sale. No hace falta ser Einstein para pensar que hay muchos sectores económicos, y este uno de ellos, que cuanto menos opinen y menos intervengan los poderes públicos, casi mejor. O bueno, que intervengan pero de verdad, sobre el problema de fondo, que no es otro que el precio del suelo con el que se financian los Ayuntamientos y Comunidades, lo que nunca hacen en serio porque son parte de ellos. L