Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 Deportes BALONCESTO LUNES 4 10 2004 ABC Real Madrid y Estudiantes cerraron el derbi con una pelea callejera Los blancos rompieron la igualdad que presidió el partido con triples JULIO CARLOS DÍEZ MADRID. A falta de buen juego, entrega. Fue la oferta que Real Madrid y Estudiantes brindaron a los miles de aficionados- -nunca tantos habían pasado por taquilla en un partido organizado por los blancos- -que se gastaron unos euros para ver el primer derbi oficial de la temporada. Una lucha cuerpo a cuerpo que degeneró, ya acabado el partido, en un conato de batalla campal. Jasen y Sonko abrieron el melón de los trompazos, Garcés se sumó a la carrera y en su salto pateó la cara de Herreros, que encajó el golpe con indignación, y se llevó por delante a Reyes, apaciguador de urgencia. Antes de la batalla final, el partido se había movido en aguas de absoluta igualdad. Punto arriba- -casi siempre a favor del Estudiantes- punto abajo, nadie era capaz de imponer un ritmo constante. Se alternaban defensas individuales y en zona, momentos brillantes en el tiro o en el rebote con lagunas en todas y cada una de las facetas del juego. Acertaba un jugador- -Garcés y Fotsis fueron los más inspirados en el balance total del partido- pero sin el peso específico suficiente para resultar determinante. Por ello el marcador se movía con lentitud- -no abundaban los encestes- -y a ráfagas. El Estudiantes dominaba el rebote bajo los dos tableros, pero estropeaba ese buen trabajo con su notable imprecisión en los lanzamientos: 14 por ciento de acierto en triples y 54 en libres. Justamente lo contrario REAL MADRID ADECCO ESTUDIANTES 77 68 Real Madrid Bennett (13) Bullock (7) Herreros (7) Fotsis (18) Burke (4) -cinco inicial- Gelabale (4) Sonko (13) Stojic (3) Reyes (8) y Bueno. Adecco Estudiantes Azofra (5) Jasen (16) Jiménez (15) Iturbe (5) Garcés (17) -cinco inicial- Patterson (6) Rodríguez, Loncar (2) y Vidaurreta (2) Parciales 18- 21, 16- 13, 22- 18 y 21- 16. era lo que hacía el Madrid, que este año presenta una nómina de tiradores lejanos digna de admiración: Bennet, Sonko, Herreros, Bullock, Fotsis... Precisamente fueron sus aciertos en los triples lo que inclinó la balanza hacia su lado. Con los aciertos de Sonko- -tres- Bullock y Fotsis, los madridistas abrie- ron una pequeña brecha en el marcador nada más comenzar el último cuarto. No parecía decisiva, pero lo fue. El Estudiantes, hasta ese momento muy entero, se dio cuenta de que se le escapaba el partido. Con 64- 56 (m. 32) recurrieron a la épica, con Jasen como actor principal. Logró acercarse (66- 64) pero los fallos en los tiros libres le impidió recuperar lo perdido. Y en los últimos segundos, a la desesperada, vio como sus rivales se iban hasta el 77- 68 final. Un resultado más abultado de lo previsible por lo sucedido en los lances iniciales del juego. El primer derbi de la campaña, el del cambio de camiseta de Reyes y el del debut del júnior Sergio Rodríguez, sirvió, además, para confirmar que los colegiales no han perdido capacidad ofensiva con el traspaso de Felipe y que los blancos tienen esta temporada un equipo mucho mejor que el de las anteriores. A falta de buen juego y con sobra de golpes, dos notas significativas. Felipe pasó casi inadvertido La atracción del partido era Felipe Reyes, pero el pívot cordobés apenas se dejó notar. Salió a la cancha cuando faltaban 3 minutos y 44 segundos para el final del primer cuarto. Fue recibido con división de opiniones- -los madridistas le aplaudieron y los colegiales le abuchearon- -por los 12.700 aficionados que casi llenaban las gradas del Vistalegre. Cerro el partido con estas cifras: 22 minutos y 52 segundos en pista, 8 puntos (3 de 6 en tiros de dos y 2 de 4 en libres) 5 rebotes (dos defensivos) un tapón puesto y otro recibido, cuatro faltas y cinco recibidas. También se llevó un golpe en un mano, que sangró un poco. Felipe Reyes trata de superar el marcaje de Vidaurreta