Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 LUNES 28 6 2004 ABC Cultura y espectáculos Viaje al centro de Neruda: cinco continentes celebran el primer siglo del poeta chileno Exposiciones, poemarios, libros y música recuerdan al Nobel que puso su Residencia en la tierra condecorará el 12 de julio, día del centenario de su nacimiento, a cien personalidades de todo el mundo por su aportación a la cultura A. ASTORGA MADRID. Hace medio año, medio mundo le escribía los versos más hermosos a Pablo Neruda. El otro medio mundo ha aguardado hasta la canícula para cartearse con don Pablo. El 12 de julio, Neftalí Reyes cumpliría cien años y tal vez se hubiera confesado a medias con el siglo XXI (el de los Veinte poemas de amor y una canción desesperada ¿recuerdan? De Capri a Santiago, de Sao Paulo a Madrid, el mundo entero viaja ya al centro de Neruda. Del 3 al 12 de julio, Capri recordará al poeta con fotografías inéditas de la Fundación Neruda, música y un viaje en barco en el que se recitarán Los versos del capitán o Amantes en Capri En el Foro Cultural Mundial de Sao Paulo, los artistas dibujarán al autor de Epitalamio en la muestra Navegación y regreso Y en Santiago, el Gobierno prepara una centenaria condecoración, el 12 de julio, a cien personalidades de todo el mundo. Será la Medalla de Honor Presidencial Centenario Pablo Neruda, que se impondrá simultáneamente en las 65 misiones diplomáticas de Chile. Entre los galardonados, Sábato, Fuentes, Miller, Roa, Vargas Llosa. Neruda era un ser omnívoro, un animal literario como lo define su admirado admirador Gonzalo Rojas. Se alimentaba de sentimientos, de seres, de libros, de aconteceres y de batallas, de toda clase de sustancias orgánicas. Neruda se hubiera tragado toda la tierra y bebido los mares. ¿Te acuerdas, Federico? ¿Recuerdas, Rafael, la sangre por las calles le preguntaba a García Lorca y a Alberti cuando llevó España en el corazón en su morada madrileña. Neruda era un crepúsculo vesperal y se inventó Crespusculario palabra que la Academia aún no ha incorporado al Diccionario. ¿No esperará otros cien años? Neruda, con sus 2.260 poemas escritos, resistirá el viento y quedarán en cien años más unos doscientos poemas, igual que de los griegos inmortales nos quedan tres o cuatro líneas o poemas, sostiene Rojas, que añora el primer lenguaje nerudiano, el inconcluso y balbuceante: Me gusta cómo habla el niño, que balbucea y no dice En los próximos cien años, Neruda le seguirá robando novias a Marsillach y a todos los que se carteen con sus respectivas de esta guisa: Puedo escribir esta noche los versos más tristes... b El Gobierno chileno Pablo Neruda hubiera cumplido cien años el próximo 12 de julio Versos pintados en el Museo de América ROSA MARÍA ECHEVERRÍA MADRID. Neruda, ese personaje que se define a sí mismo como caminante de arenas, torpe de instituciones, chileno a perpetuidad, amigo de mis amigos, mudo de enemigos, entrometido entre pájaros... se ha convertido en la luminosa presencia de esta bella y original exposición Imagen de un centenario. Pintores chilenos y españoles ilustran Neruda que se puede visitar en el Museo de América hasta el 29 de agosto. Neruda era un gran coleccionista. Coleccionaba conchas con memorias de playas, caracolas poseedoras de finas melodías y mascarones de proa de los barcos, pero curiosamente nunca tuvo cuadros en sus paredes, ni esculturas en sus casas. Sin embargo, cada uno de sus poemas está lleno de imágenes, de color, de belleza, explica el pintor Carlos Vasquez, comisario de la muestra. Con esta exposición queremos rendirle un homenaje La muestra, patrocinada por la Embajada de Chile en España, reúne la obra de 37 pintores, 20 de ellos chilenos y 17 españoles, que con sus lienzos colaboran en la experiencia de ilustrar este gran poemario plástico. Algunos fueron amigos personales de Neruda, como es el caso de José Caballero, pero todos comparten su admiración por el poeta. Ese universo lírico- escribo para una tierra recién secada, recién fresca de flores, de polen, de argamasa... incorpora todos los estilos, desde la figuración narrativa al superrealismo o al arte pop. La muestra está dividida en cinco espacios. El primero, Chile. Poemas para no morir en el que explica Neruda que el poeta es profético, sabe que su voz será vigente y, por eso, nunca morirá Se inicia con un retrato de Neruda realizado por el chileno Enrique Zamudio. El segundo, América. Épica y compromiso en el que el poeta describe que no sólo es un país sino muchos los que palpitan en un mismo corazón: América la bella, la salvaje, la luchadora, la vegetal y desangrada en sus entrañas El tercero se centra en España. Alegría y tragedia El cuarto gira en torno a Asia. Soledad y melancolía y recoge aquellos difíciles momentos en que en Rangoon y en Colombo el poeta del amor y de la lluvia languidece... La muestra termina con Araucanía. Juegos en el bosque ese lugar que tiene olor a hierba húmeda, a madera, a frutas y a ponchos indígenas Entre los pintores chilenos que han participado se encuentran Gonzalo Cienfuegos, Raúl Eberhard, Roberto Matta, Aldo Bahamonde, Dolores Walker o Carlos Vasquez y, entre los españoles, Feito, Ibarrola, Genovés, Arroyo, Antonio Saura, Úrculo, Antonio López, Rafael Canogar o Carmen Laffón.