Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 6 2004 Nacional 19 EE. UU. presiona a Israel para que no compre dos corbetas a España El consorcio AFCON, participado por Izar, recibiría 785 millones de euros b Congresistas norteamericanos enarbolan los acuerdos bilaterales de ayuda en armamento a Tel Aviv para exigir que la inversión se oriente hacia Washington y no a Madrid JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. La venta de dos corbetas españolas, con opción a una tercera, a Israel corre serio peligro. La operación, que supondría la mayor venta de armamento realizada hasta la fecha por España al Gobierno hebreo, está en el punto de mira de un buen puñado de representantes y senadores norteamericanos que han puesto toda la carne en el asador de Washington para boicotearla. Como ya informara ABC el pasado 12 de febrero, las negociaciones para la venta de esas dos corbetas a Israel, a través del consorcio AFCON del que forma parte el astillero público Izar, afectado por una importante crisis que hace vital este contrato, estaban muy avanzadas. De hecho, los días 8 y 9 de febrero se desplazó hasta Tel Aviv el entonces secretario de Estado de Defensa, Fernando Díaz Moreno, quien explicó a sus interlocutores israelíes las ventajas de dichos buques, que incorporan el sistema antimisil de defensa Aegis el más desarrollado del mundo. Estaba prevista además la visita inmediata a Madrid del general israelí en la reserva, Amos Yaalón, director general del Ministerio de Defensa, para ahondar en unas conversaciones que ambas partes creían llegarían en breve a buen puerto. diario, en dichas reuniones los senadores norteamericanos no han obviado la iniciativa del Gobierno español de retirar a sus tropas de Irak, decisión que provocó especial desazón y un aluvión de críticas en Tel Aviv y Jerusalén. Fuentes oficiales del Gobierno israelí han rechazado por medio del dia- rio Haaretz las presiones de Estados Unidos y han negado que un hipotético acuerdo definitivo con España viole la ley de asistencia militar que regula las ayudas de Washington a Tel Aviv. Esas mismas fuentes han precisado además que el negocio con España y el astillero público Izar no es sino un componente de un todo mucho más ambicioso del que también saldría beneficiada, de manera muy importante, la compañía norteamericana Lockheed Martin. Cabe recordar asimismo que Israel y España cerraron en su día un acuerdo en materia de seguridad por el cual Madrid importó un sistema de supervisión de combate israelí para aviones de tipo Lightning por valor de 65 millones de euros. Además, la industria aeronáutica israelí ha modernizado los sistemas electrónicos de los aviones de combate de la Fuerza Aérea española por sumas que se acercan a los 40 millones de euros. Presiones nada disimuladas Ya no parece que esté tan claro. El consorcio AFCON, en el que también participa entre otras compañías la norteamericana, Lockheed Martin, ve peligrar el éxito del negocio por las presiones nada disimuladas y muy insistentes de distintos congresistas norteamericanos. Éstos han puesto el grito en el cielo de los acuerdos bilaterales entre Estados Unidos e Israel al conocer que parte de esas corbetas, así como de otros proyectos que entrarían en la misma operación de venta de armas, sería fabricada en España. Por lo tanto, el dinero de las ayudas estadounidenses a Tel Aviv no revertiría en casa sino que marcharía al extranjero. Las presiones han llegado incluso a los pasillos de la Casa Blanca y, por supuesto, a los menos elegantes de la oficina del primer ministro israelí. Varios senadores de distintos Estados norteamericanos con importantes intereses en esta industria se han desplazado hasta Israel para reunirse con responsables hebreos e insistir en que su inversión debe dirigirse hacia EE. UU. y no hacia España. Según fuentes consultadas por este