Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Cultura DOMINGO 20 6 2004 ABC BIBLIOTECA DEL VIAJERO LIBROS PARA VIAJAR, VIAJES PARA LEER En la Patagonia Integrado dentro de un apasionante relato de viajes, En la Patagonia del británico Bruce Chatwin, es en realidad un viaje al interior del ser humano, una larga y elusiva meditación sobre el exilio, las fronteras y la soledad del hombre Este lunes con ABC por 2,50 euros Un relato cubista POR ÁLVARO DE LA RICA ara Bruce Chatwin, la Patagonia no era el último lugar de la tierra. Vivió sumido en la magia de ese nombre desde su más tierna infancia. En la casa familiar, en el fondo de una vitrina victoriana, había contemplado mil veces un trozo de piel oscura que, según le contaban, pertenecía a un enorme animal patagónico. Aquel resto prehistórico lo había enviado Charles Amherst Milward, un marino antepasado de Chatwin que naufragó en el Estrecho de Magallanes. El niño nunca olvidó aquellos recuerdos, un paraíso perdido a cuya búsqueda dedicó mucho años después las páginas de este magnífico libro. A pesar de que En la Patagonia tiene la forma inconfundible de un libro de viajes, y de que el autor pasara una larga temporada en aquellas tierras lejanas, recogiendo cuidadosamente todo tipo de referencias y materiales para su obra, Chatwin nunca aceptó haber escrito un simple relato de viaje. Para él se trataba de un viaje al interior del ser humano, de una larga y elusiva meditación sobre el exilio, las fronteras y la soledad del hombre. En la Patagonia es la opera prima de Chatwin, pero estaba precedida por La alternativa nómada un texto inacabado, un ensayo ilegible a medio camino entre la etnografía y la metafísica, en el que el escritor inglés había estudiado a fondo el origen del nomadis- P mo. En concreto, le interesaba describir cómo se había desarrollado históricamente ese fenómeno y cuáles eran las causas y las consecuencias psicológicas de la inveterada tendencia humana a desplazarse de un lugar a otro. Los editores rechazaron con furia aquel escrito malogrado pero, conscientes del inmenso talento de su autor, le propusieron que escribiera algo distinto, más personal y directo. Sin tener en cuenta esa inquietud, y el trasfondo teórico a que dio lugar en la formación de Chatwin, no se entiende un libro tan bello, pero tan complejo, como En la Patagonia La cacería de un animal mítico en una tierra extraña o la reconstrucción fragmentaria, a partir de sus escritos, de las aventuras del Capitán Milward en la Tierra del Fuego, forman sólo el hilo conductor de la búsqueda épica del espacio extremo alcanzado por el hombre. Un relato extraño, cubista según el propio Chatwin, en el que un viajero que no llegamos a conocer de cerca cuenta una sucesión aparentemente inconexa de hechos y anécdotas legendarias. Una estructura que no es lineal ni cronológica. Un mosaico cuya forma sólo se hace visible mucho después en nuestra memoria. Una sintaxis plana, con frases cortas y palabras sencillas que se alternan con un montón de términos técnicos, de nombres de animales, de aves y de plantas, de referencias literarias y científicas. Abundan- tes descripciones geográficas, precisas, contenidas. Y, sobre todo, una inmensa galería de cristal por la que desfilan al atardecer mil y un personajes revestidos de historias mágicas que nos cautivan durante un instante y que nos dejan siempre con ganas de saber más. Todos los relatos están escogidos con la finalidad de ilustrar algún aspecto del vagabundeo o del exilio: lo que sucede cuando te quedas bloqueado dejó escrito Chatwin a propósito de su libro. El viajero lo ve todo, nos ahorra las transiciones, no nos cuenta cómo se desplaza ni cómo llega a los sitios, todo parece fácil y se limita a colocarse frente a un destino que nos es trazado con mano maestra: un galés en el valle de Chubut, un concierto de gaita por un pastor escocés con falda que jamás ha estado en Escocia, una diva suiza casada con un camionero sueco, un poeta ermitaño que traduce las Geórgicas de Virgilio, un monje antropólogo que reivindica el unicornio patagónico, antiguos camaradas de la Banda de Butch Cassidy, alemanes, lituanos, personajes increíbles que componen el cuadro de una humanidad varada. La cordillera Darwin, Punta Arenas, Bahía Blanca, Comodoro Rivadavia, Ushaia y tantos otros lugares son el marco de un paisaje de ensueño. Al fondo el desierto patagónico y sus cerros con sus lagos turquesas en los que vuelan los albatros negros. La abuela del autor recibió como regalo de bodas de un primo marino un fragmento de piel de brontosauro. Un día él partió tras sus huellas en un viaje que era una indagación sobre su propia genealogía. En él se encontró con la fauna humana propia de los confines de la tierra. Fecha de entrega: Lunes 21 de junio De memorias y paisajes Bruce Chatwin nació en Sheffield en 1940 y falleció en Niza en 1989. Tras una educación excelente pero poco metódiB. Chatwin ca, entró a traba 1940- 1989 jar en la casa de subastas Sotheby s. A los 22 años fue ascendido repentinamente al descubrir que un picasso era una falsificación. Un día amaneció ciego, y su médico le recomendó un viaje a Sudán para que se repusiera de una crisis nerviosa y vocacional. Al regresar a Gran Bretaña, impartió clases de arqueología en Edimburgo y tomó la decisión de dedicarse a la escritura y el periodismo de manera profesional. Vividor, pendenciero, amigo de sus amigos, promiscuo y bisexual, fue el gran renovador de la literatura de viajes. M. L. G. La colección Un libro 1 euro recopila, a partir del próximo domingo, la mejor literatura de humor ABC MADRID. Dentro del inmenso mar de la literatura hay espacio para todos los barcos. Entre los inagotables anaqueles que acogen en su seno el resultado del pensamiento humano tienen cabida los estudios más sesudos sobre los temas más variopintos. Pero, no sólo de las grandes cuestiones universales vive el hombre. En numerosas ocasiones se necesitan vehículos de evasión que nos permitan despojarnos de las cotidianas preocupaciones. El verano es el momento más oportuno para sumergirse en las refrescantes aguas de la imaginación. Para contibuir a este propósito, ABC presenta la colección de literatura humorística Un libro 1 euro A partir del próximo domingo, todos los lunes, miércoles y viernes los lectores podrán conseguir una nueva entrega, hasta un total de 34, al fabuloso precio de un euro con sólo adjuntar el cupón que aparecerá en el diario. ¿Quién no ha sentido alguna vez que el mundo se confabula para evitar su felicidad? La ley de Murphy de Arthur Bloch, obra que los lectores encontrarán en los quioscos el próximo domingo, tiene la solución: Si algo puede salir mal saldrá mal Pero no hay que ponerse tan negativos. La literatura coloca un arcoiris de alegría allá donde sólo parecían otearse negros nubarrones. De ilusión también se vive contesta el mismo Arthur Bloch en otro de los títulos que integran la colección. Y, en cualquier caso, siempre se puede recurrir a El elogio del error de Pino Aprile, para consolarse ante posibles desventuras. La literatura de humor aporta remedios para todos los órdenes de la vida. Juan Bas provoca la hilaridad con su Tratado sobre la resaca especialmente recomendado tras una noche desenfrenada. Ana Chávarri, por su parte, ofrece un recetario de trucos para montárselo bien en A tu bola Y, para aquellos fanáticos del balón, Samper y Gordillo aportan Las leyes del fútbol No podemos olvidar a los clásicos, como Pedro Muñoz Seca y La venganza de Don Mendo o los Ecos de suciedad de Fernando Vizcaíno Casas. Todos ellos y muchos más se darán cita, a partir del próximo domingo, en la colección más refrescante del verano: Un libro 1 euro Uno de los libros de la colección