Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 4 2004 Nacional 17 Francisco Camps completa la toma de control en la Generalitat Valenciana El presidente acomete la fiscalización de Terra Mítica y de Canal 9 de la Comunidad Valenciana concluye la toma de poder, después del paréntesis de prudencia propiciado por la campaña y el relevo en la Comunidad M. GASPARET VALENCIA. El presidente de la Comunidad Valenciana ha encarado el nuevo tiempo político con mensajes de cambio evidentes, dirigidos a los cuadros de mando de la Generalitat y a su partido, a fin de afrontar su responsabilidad como nuevo barón territorial del PP. Canal 9 y Terra Mítica han sido algunos de los territorios fiscalizados en esta asunción completa del control de la Generalitat, después del paréntesis de prudencia propiciado por la campaña electoral y por el relevo operado en la Comunidad. Reuniones y mensajes explícitos de adhesión por parte de los líderes empresariales, reformulación solapada de las relaciones de poder en la televisión autonómica y nuevas designaciones para controlar de cerca las cuentas de grandes proyectos impulsados por sus predecesores son algunos de los signos de un proceso de cambio que podría abocar, incluso, en una reordenación del Consell antes del Congreso extraordinario del PP. b El presidente Zapatero quiere reducir el número de Secretarías de Estado b La mayoría de los Ministerios del nuevo Gobierno contarán sólo con uno o dos viceministros y los que tienen transferidas muchas competencias, con ninguno ABC MADRID. El futuro Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero quiere acometer una profunda reforma interna de las Secretarías de Estado bajo criterios de reducción especial limitándolas con carácter general a un máximo de una o dos en cada Ministerio, según señalaron a Europa Press fuentes socialistas. El próximo Ejecutivo estará conformado por un 16 ministerios con dos Vicepresidencias, una cartera más que el Gabinete de José María Aznar, y ese desfase se pretende corregir con una importante reducción de altos cargos. El PSOE planea que, salvo excepciones, los Ministerios de mayor tamaño cuenten hasta con dos Secretarios de Estado, mientras que aquellos que gestionan menos competencias o son de tamaño mediano se quedarían con un único viceministro y en los considerados pequeños se prescindiría de esta figura administrativa. La Administración actual tiene 23 Secretarías de Estado, una de ellas la ocupada por el delegado del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración, dependiente del Ministerio de Interior, que ahora pasará al área de Trabajo. El poder económico señaló a Camps como líder del guión autonómico M. PONCE La Comunidad Valenciana es hoy la única gran referencia del modelo Aznar de gestión política político de Murcia- Baleares- Comunidad Valenciana como motores de una hipotética reconquista fue Mariano Rajoy, quien recién instituido como líder de la oposición advirtió de que no permitiría la acumulación de cargos en su partido. El órdago adquiría un valor de orden interno en tanto que, en la derrota, no existe más poder que el certificado por las urnas a través de las instituciones bajo control. En esta línea, y desde una conciencia de reconocimiento a Eduardo Zaplana y dirigida a mantener y potenciar la cohesión interna, la conjunción del poder institucional y político en la Comunidad Valenciana parece haber pasado a un segundo plano- -no por ello eludible- en el orden de las prioridades políticas de Camps. En cualquier caso, la asunción de la derrota se ha visto jalonada por numerosos actos- homenaje, en municipios significados por su adscripción dentro del PP, en los que el presidente de la Generalitat ha recibido numerosas muestras de apoyo, amén de otros mensajes tácitos. Nuevo mapa político El 14- M ha precipitado un reequilibrio de poderes en el PP ajustado a las dimensiones y aristas del varapalo electoral y a un mapa político nacional redefinido. En este nuevo tiempo la Comunidad Valenciana se ratifica como la referencia principal del modelo Aznar de gestión política, referencia que Camps hace suya. El presidente, aseguran, quiere conseguir a través de su gestión que la Comunidad sea para toda España el recuerdo de cómo gobernaba el PP a nivel nacional. Es también el bastión más importante en manos del PP por su valor en escaños (17 de sus 32 diputados pertenecen al grupo parlamentario popular) su peso económico en el conjunto del Estado (el 10 del PIB) y su importancia estratégica: es junto a Andalucía (61 diputados) Cataluña (47) y Madrid (35) uno de los anclajes imprescindibles para consolidar la conquista del poder y, por tanto, plaza a conquistar por Zapatero. En este contexto cabe interpretar los últimos movimientos políticos del presidente Camps por tomar las riendas de una institución cuya acción se ha visto largamente limitada por las exigencias del calendario electoral y por las fricciones provocadas por la dilación del relevo de Zaplana y por una situación de bicefalia oportunamente vareada por la oposición. Tal vez el primero en percibir que la reversión del batacazo electoral pasaba por potenciar el eje institucional y tos protagonistas sociales, que se extenderá todo el mes. Con estos encuentros, Camps encara de forma pública su nueva responsabilidad como jefe de un Gobierno en la oposición El lunes pasado logró que el socialista Joan Ignasi Pla se aviniera a respaldar la ejecución del AVE, la ampliación del Puerto de Valencia y de los aeropuertos y la reivindicación de la autopista Sagunto- Somport, así como el resto de inversiones necesarias para celebrar la Copa América en 2007. Este acuerdo supone reforzar el concepto de centralidad de la Comunidad Valenciana en el Arco Mediterráneo y conlleva la renuncia implícita de los socialistas valencianos a defender el proyecto de eurorregión de Maragall. Una menos por cartera De hecho, hay Ministerios como el de Asuntos Exteriores que ya trabaja en una reducción de tres a dos Secretarías de Estado: por un lado Cooperación, y por otro, la fusión de Política Exterior, Iberoamérica y Unión Europea. También se baraja la posibilidad de reducir a una las dos Secretarías de Estado con las que cuenta el Ministerio de Administraciones Públicas. Hay otro bloque de carteras que han venido funcionando con una Secretaría de Estado, como Defensa, Justicia, Fomento, Medio Ambiente o Trabajo y Asuntos Sociales. Los Ministerios de menor tamaño y con la mayoría de sus competencias transferidas a las comunidades autónomas, como Sanidad; Agricultura, Vivienda y posiblemente Cultura, no tendrían Secretarías de Estado y el nivel máximo administrativo sería una Secretaría General. Este diseño general puede tener excepciones. Así, todavía se está perfilando la estructura del ambicioso macroministerio de Trabajo y Bienestar Social, que debe coordinar media docena de grandes áreas, varias de las cuales tenían rango de Secretaría de Estado. Poderes fácticos El miércoles pasado recibió el apoyo explícito del poder económico autonómico a través de los presidentes del Puerto de Valencia, Rafael del Moral; de Feria Valencia, Alberto Catalá; de la patronal autonómica, Rafael Ferrando, y de las Cámaras de Comercio, Arturo Virosque, quienes le emplazaron a asumir el liderazgo Por otro lado, el Gobierno ha encargado a un hombre de su confianza, Alfonso Escámez, el control de las cuentas de Terra Mítica, un golpe de mando evidente en la asunción de todo el poder articulado por sus predecesores. Esta puesta en marcha se completa con la revisión de la renovación de los contratos de la TV autonómica con productoras privadas, en lo que supone un primer paso en el reordenamiento de las relaciones entre los actuales inquilinos de la Generalitat y la cúpula de RTVV. Todo responde a un modo de embridar y espolear a una Administración acaso aterida por la dinámica de la campaña, por las condiciones del relevo en la Generalitat y por unas expectativas frustradas de victoria electoral. Frentes de actuación Camps ha operado en diversos frentes. Primero reseñando su alianza con el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, en lo que supone la constitución del principal lobby institucional de que se puede valer el PP a la hora de reivindicar la legalidad del PHN y la necesidad de ejecutar el trasvase del Ebro. Y los últimos días mediante una agenda de entrevistas con distin-