Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional DOMINGO 28 3 2004 ABC TARIQ RAMADÁN Intelectual precursor del reformismo islámico Es inaceptable que se diga que estos crímenes se cometen en nombre del islam BRUSELAS. Tariq Ramadán, suizo por nacimiento, desciende del fundador de los Hermanos Musulmanes, Hasán el Batna, y ahora se ha propuesto adaptar la religión islámica cambiando la lectura que se hace del Corán, para que los musulmanes vivan en Occidente como ciudadanos normales. Su mensaje después de los atentados del 11- M es pedir que todos los musulmanes griten alto y fuerte que es inaceptable que se diga que estos crímenes se cometen en nombre del islam ¿Cómo calificaría a los autores del atentado de Madrid? -Siempre habrá partidarios de hacer una lectura islamista radical, pero hay que decir que esa es una visión inaceptable del islam y que es una lectura del Corán que no puede ser legitimada en ningún caso. Eso ya lo dijeron las principales instituciones del islam después del 11- S y hay que repetirlo hoy. Hay que señalar como culpables a grupúsculos de gente que tienen una agenda política que usa referencias musulmanas. Nosotros somos los primeros en pedir que haya una verdadera investigación, sobre el dinero, sobre la financiación de estos grupos, que los responsables de los servicios de seguridad lleguen hasta el fondo con total transparencia. ¿Cree que la respuesta de los ciudadanos españoles puede ser aprovechada por los terroristas? -Para mí, la pregunta es más profuda que eso. Yo habría preferido, si fuera español, que el Gobierno hubiese escuchado a sus ciudadanos cuando dijeron que no había que ir a Irak. Pero, por otro lado, hay que desconfiar de las decisiones que se toman bajo los efectos de la emoción. En la situación en la que nos encontramos ahora, lo que hay que discernir es si los soldados españoles son útiles o no para el periodo de transición hacia la reconstrucción de Irak. Dicho eso, creo que igual que debemos hacer nuestra autocrítica como musulmanes y decir que estos crímenes son inaceptables, al mismo tiempo, también las democracias occidentales deben hacer la suya. -Parece una paradoja que los terroristas provengan en este caso de Maruecos, que se ha considerado un país árabe relativamente liberal -No se puede decir que porque el país haya sido más abierto, eso haya propiciado la emergencia de los grupos terroristas, porque además esos comandos no se esconden en Marruecos, hemos visto que lo hacen en Europa o en Estados Unidos. Vale más una democracia aunque haya que aceptar los controles, que una dictadura percibida como el único medio de controlar a la población. Los norteamericanos le llaman el nuevo Lutero del islam y para Francia es un incómodo agitador. Las instituciones europeas le convocan con frecuencia para escuchar sus opiniones TEXTO Y FOTO: ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL -Tal como van las cosas ¿podremos convivir cristianos y musulmanes en Occidente? -Lo que les digo a los musulmanes de Occidente es que deben integrarse, pero no en el sentido de aprovecharse de las ventajas sin comprometerse, sino que deben formar parte activa de la sociedad, afrontando los desafíos que implica su pertenencia al islam, lo que sin duda les llevará a nuevas preguntas. Eso es salir del gueto intelectual, encontrar fórmulas de integración. -Entonces harán falta también reformas en el islam. -Seguro. Deben permanecer los principios del Corán, pero se ha de reformar la lectura que hacemos. -Aplique este principio el caso del pañuelo de las mujeres. -Creo que la situación de Francia es muy distinta a las demás sociedades europeas, que han demostrado ser mucho más sensatas aceptando que las niñas lleven el pañuelo y vayan al colegio y se eduquen. Yo creo que hay que ser muy firmes en un principio: que no haya coacción, ni para que una mujer lo lleve, ni para que se lo quite. Cada mujer debe tener el derecho de decidir si lo lleva o no. En Francia va a haber tensiones porque hay un problema de sordera hacia lo que significa su componente musulmán. Habrá que esperar que la sociedad francesa haga un esfuerzo de comprensión, y también que haya una evolución por parte de los musulmanes franceses. -Pero esa evolución camina en direcciones diferentes: los cristianos en Europa hace siglos que van hacia la secularización y los musulmanes vuelven hacia lo religioso. Los musulmanes debemos reformar la lectura del Corán para integrarnos en Occidente -Que hay una vuelta a la práctica religiosa entre los musulmanes, eso es indiscutible. La cuestión es saber si eso es malo en sí mismo y si esas tendencias pueden participar en la sociedad Occidental. Yo creo que la secularización no nos lleva a la ausencia de religión, sino a la convivencia de las diferentes creencias. Hoy en día hay menos indicios- -al menos aparentes- -de pertenencia al cristianismo, pero la gente sigue haciendose preguntas espirituales sobre el sentido a la vida. -No cree que sería más positivo para la convivencia que los musulmanes avanzasen también hacia la secularización. -Yo me considero laico. -Usted es un conocido religioso. -Pruébeme que soy más religioso que usted. Todos mis libros demuestran que yo he aceptado el proceso que ha llevado a Europa a la secularización y la institucionalización de la laicidad. -Y lo que propone usted para los musulmanes de Europa ¿Podría servir para los de Oriente? -Uno de mis libros se titula Los musulmanes de Occidente y el futuro del islam porque yo creo que han de tener una influencia muy grande. Desde Marruecos a Indonesia, pasando por Jordania, se ve esa influencia. ¿Y en Pakistán o Arabia Saudí? -Bueno, en Arabia Saudí no, porque allí se me considera como peligroso, pero en Pakistán hay escuelas de pensamiento en las que he sido escuchado. ¿Qué piensa de la propuesta de EE. UU. de alentar a los musulmanes hacia la liberalización? -Comparto que se promocionen las reformas, pero hay que saber cuáles son sus intenciones. En Irak se nos dijo que querían implantar la democracia, pero resulta que ésta es tutelada. Por primera vez Occidente tiene una responsabilidad histórica en la democratización del mundo musulmán, pero creo que van a seguir controlando lo que suceda, porque un verdadero proceso de democratización no casa con los intereses norteamericanos por una sencilla razón: a la población no le gustan los americanos. -Usted es un personaje que gusta a los norteamericanos, le tratan como el nuevo Lutero del islam. -Es cierto que EE. UU. me escucha, hace tres meses me invitaron a hablar en el Departamento de Estado, pero también saben que soy crítico con ellos. -Y que piensa del caso turco. -Creo que Turquía debe entrar en la UE sin que para ello deba vender su alma para parecer más europea. Pero más allá de esta circunstancia, creo que lo que está pasando allí es una auténtica revolución.