Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 13 3 2004 ABC ABC SÁBADO 13 3 2004 10 Nacional La cifra de muertos en el atentado asciende a 199, de los que 127 ya están identificados Aznar recuerda que no se puede conceder el beneficio de la duda a la banda terrorista ETA IGNACIO GIL ERNESTO AGUDO Don Felipe y las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, junto a Esperanza Aguirre, el primer ministro portugués, Durao; Acebes, Zapatero, el primer ministro francés, Raffarin; Aznar, Rajoy, de Palacio, el presidente de la CE, Prodi; Ruiz- Gallardón, Llamazares, el alcalde de Toulouse, Douste Blazy, y el ministro alemán Fischer Casi un millón y medio de valencianos se sumaron a la protesta sión Europea, Romano Prodi, los primeros ministros de Francia, Jean Pierre Raffarin; Italia, Silvio Berlusconi; y Portugal, José Manuel Durao Barroso; el vicesecretario general de la OTAN, Alessandro Minuto Rizzo, así como los ministros de Exteriores de Marruecos, Mohamed Benaissa; Alemania, Joschka Fischer; Suecia, Laila Freivalds, y Bélgica, Louis Michel. También estuvieron presentes el alto representante de la UE para la política Exterior, Javier Solana; el presidente del Parlamento Europeo, Pat Cox, y varios comisarios de la UE. Además de representantes de todas las formaciones políticas y las autoridades de Madrid- -Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón- se podía ver sujetando la pancarta a los ex jefes del Ejecutivo Leopoldo Calvo- Sotelo y Felipe González, el ex presidente de la Generalitat de Cataluña Jordi Pujol, y personalidades de la vida social y cultural del país. La cabecera de la manifestación se disolvió en silencio y sin lectura de ningún comunicado en la glorieta de Atocha poco después de las ocho y media, aunque mucho después de esa hora todavía había gente concentrada en el lugar que se había señalado como inicio del acto- -la plaza de Colón- coreando gritos como así, así, así lucha Madrid La estatua de la diosa Cibeles, en la plaza con ese nombre, acabó con un crespón negro en su brazo izquierdo. Al terminar la marcha, el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, y el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, resaltaron su apoyo al Gobierno español en su lucha contra el terrorismo. Es el momento más terrible para España, todos tenemos que estar con España dijo Romano Prodi. Estoy con España, y toda Italia está con España resaltó, a su vez, Berlusconi. EDUARDO MANZANA Dos millones de madrileños dicen no al terror en la mayor manifestación de la democracia La Familia Real, con la presencia del Príncipe y las Infantas, encabezó por primera vez una marcha b Bajo una intensa lluvia, hombres Otros nueve millones de ciudadanos salieron a la calle en todos los rincones de España ABC MADRID. Las muestras de repulsa contra el terrorismo y de solidaridad con los habitantes de Madrid recorrieron toda España como un reguero de unidad, fuera en las grandes ciudades como en los pequeños pueblos. Según datos de la Dirección Genreal de la Policía, en Andalucía secundaron la protesta más de dos millones, con concentraciones que sólo en Sevilla sumaron 700.000 personas y en Málaga unas 400.000. En la Comunidad Valenciana lo hicieron en torno a 1,4 millones, y en Galicia cerca de un millón, igual que en Castilla y León. y mujeres de todas las edades y condiciones secundaron la manifestación convocada por el presidente del Gobierno J. L. LORENTE MADRID. En ese tren íbamos todos No está lloviendo, Madrid está llorando Con esos gritos, los madrileños quisieron resumir el dolor y la indignación que ayer reinó en la manifestación más multitudinaria de la historia de la democracia. Una marcha a la que quisieron sumarse el Príncipe de Asturias y las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, en representación de Sus Majestades los Reyes. Se superaron todas las previsiones. Bajo una intensa lluvia, entre 2 y 2,3 millones de personas- -según los cálculos de la Policía, que en el conjunto de España llegó a los 11 millones en total- -se echaron a la calle para expresar su repulsa por el atentado terrorista del jueves y apoyar a las víctimas. Familias con niños pequeños, jóvenes con pancartas, ancianos con crespones negros... un riada incesante de personas desfiló por las principales calles de la capital. Otras grandes manifestaciones de la historia de Madrid- -contra la intentona golpista del 23- F, en repulsa por el asesinato de Miguel Ángel Blanco o contra la guerra de Irak- -se quedaron pequeñas al lado de la marcha de ayer. Desde una hora antes del inicio oficial de la protesta- -las siete de la tarde- el centro de la ciudad era un hormiguero de gente, hombres y mujeres de todas las edades y condiciones que, protegidos bajo paraguas y muchos con velas encendidas, secundaron la manifestación convocada el jueves por el presidente del Gobierno, José María Aznar, apoyada por todos los partidos políticos y que discurrió de manera pacífica por el mismo recorrido que otras veces ha utilizado el pueblo de Madrid para decir no a la barbarie terrorista: desde la plaza de Colón hasta la glorieta de Atocha. Las carreteras de acceso a la ciudad estuvieron colapsadas en un radio de varios kilómetros. El transporte público, gratuito y reforzado, funcionó a pleno rendimiento desde las cuatro de la tarde. Todo el eje central de la manifestación- -el paseo de la Castellana, el paseo de Recoletos y el paseo el Prado- -y las calles aledañas estaban abarrota- das de gente. Un río humano, desde la glorieta de Atocha hasta los Nuevos Ministerios, no permitía avanzar. Desde la Plaza de Castilla, los madrileños bajaban en grupos numerosos por la Castellana ocupando los dos laterales de la calle. No fue una manifestación silenciosa. Los ciudadanos corearon gritos como asesinos, no sois nada sin pistolas o España unida jamás será vencida así como no estamos todos, faltan 200 ¿quién ha sido, quién ha sido? además de leerse pancartas con lemas como paz no al terrorismo o todos con las víctimas Las ventanas y balcones de las viviendas, oficinas y sedes bancarias situadas a lo largo del re- corrido estuvieron jalonados con banderas españolas con crespones negros. Tras una pancarta en la que se podía leer Con las víctimas, con la Constitución, por la derrota del terrorismo el Príncipe de Asturias y las Infantas Doña Elena y Doña Cristina se sumaron a la cabecera de la manifestación, junto al presidente del Gobierno, José María Aznar; el ministro de Interior, Ángel Acebes; los principales candidatos a la Moncloa en las elecciones de mañana- -Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero y Gaspar Llamazares- dirigentes de todos los partidos políticos y mandatarios europeos y de otros países. Nunca antes la Familia Real había participado en una manifestación en la vida democrática de España. Se calcula que en Castilla- La Mancha las manifestaciones congregaron a medio millón de personas y otras tantas en el archipiélago canario y en Aragón. En el Principado de Asturias salieron 350.000 personas, en Murcia 300.000, en Baleares 180.000, en Extremadura 150.000 y en Cantabria 85.000. Uno de cada cinco navarros se sumó en Pamplona a la mayor manifestación contra el terrorismo que se ha producido en esta Comunidad. En Melilla tomaron las calles unas 30.000 personas, prácticamente la mitad de la población de esta Ciudad autónoma, y en Ceuta lo hicieron 35.000. La marcha la encabezó una amplia representación de líderes internacionales, como los primeros ministros de Francia, Portugal e Italia y el presidente de la Comisión Europea Los líderes internacionales También asistieron el presidente del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga, representantes de asociaciones de víctimas del terrorismo, sindicatos, la patronal y el presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Madrid, el cardenal Antonio María Rouco, así como varios obispos. Asimismo, encabezó la marcha una amplia representación de líderes internacionales: el presidente de la Comi-