Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Nacional MATANZA TERRORISTA EN MADRID VIERNES 12 3 2004 ABC ABC VIERNES 12 3 2004 Nacional 44 MATANZA TERRORISTA EN MADRID Rajoy y Zapatero suspenden los actos electorales y dan por terminada la campaña Los líderes del PP y el PSOE coinciden en que es momento de dejar a un lado las diferencias b Los dos principales candidatos a la Presidencia del Gobierno visitaron a los heridos del atentado ingresados en diversos centros hospitalarios de Madrid J. L. LORENTE G. LÓPEZ ALBA MADRID. La matanza de ETA en Madrid ha motivado de forma sangrienta el fin de la campaña electoral para los comicios generales del próximo domingo. Todos los partidos políticos anunciaron ayer la suspensión de los actos electorales y dieron por terminada la campaña. Se acabó la campaña electoral Con esta rotundidad se expresó el candidato del PP a Moncloa, Mariano Rajoy, a los pocos minutos de producirse la matanza. El líder del PP tuvo conocimiento de la brutal noticia cuando estaba a punto desplazarse a la base aérea de Torrejón para volar a San Sebastián, donde iba a participar en un mitin de su partido. Su primera decisión fue cancelar todos los actos electorales que restaban de la campaña- -Sevilla, Orense, Vigo y Madrid- retirar la publicidad del PP y renunciar a los espacios gratuitos a los que tiene derecho su formación en los medios de comunicación públicos. Las primeras horas tras el atentado las pasó en contacto telefónico permanente con el presidente del Gobierno, José María Aznar, el ministro del Interior, Ángel Acebes, y diversos miembros de la dirección del PP. También conversó con su adversario socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, con quien acordó la suspensión de todos los actos de la campaña y la conveniencia de una respuesta conjunta al terrorismo secundando los actos de repulsa convocados por el Gobierno. Posteriormente, compareció ante los periodistas para leer una declaración en la sede central del PP. En un tono muy serio y fiel a su compromiso de unidad con el resto de fuerzas políticas, subrayó que son momentos para dejar a un lado todas las diferencias y unir las voluntades de todos los españoles, unidos con las víctimas y unidos con sus familias Tras leer la declaración, Rajoy se sumó a la concentración silenciosa de los trabajadores de la sede nacional del partido, que guardaron tres minutos de silencio en la calle Génova. Por la tarde, el candidato del PP a la Moncloa visitó a los heridos hospitalizados en el centro Gregorio Marañón. LO QUE PUEDE OCURRIR DESPUÉS DEL DUELO MIQUEL PORTA PERALES Consigna del PP para no aludir a Carod- Rovira La consigna de la calle Génova al conjunto de las sedes y dirigentes del partido en toda España fue clara: ni una sola mención al líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira. El responsable de la campaña popular, Gabriel Elorriaga, no quiso que el dramático asesinato colectivo de ayer pudiera ser motivo de polémica como lo fue la detención de dos etarras el día 29 de pasado mes con más de quinientos kilos de explosivo. Entonces, el ministro del Interior, Ángel Acebes, afirmó que Carod podía estar satisfecho porque el destino del atentado inminente que tenían pensado perpetrar los terroristas era Madrid y no Cataluña. Estas afirmaciones tuvieron una respuesta airada del resto de las fuerzas políticas, que acusaron al Gobierno de utilizar electoralmente la política antiterrorista. La dirección nacional del PP también dio instrucciones a sus organizaciones regionales sobre la inoportunidad de apoyar declaraciones conjuntas con los socialistas. Sin embargo, mientras en algunos sitios prosperaron, como en el Ayuntamiento de Madrid, en otros lugares hubo problemas. Esta consigna provocó que, por ejemplo, el PP de Extremadura se negase a consensuar un texto de repulsa del Parlamento autonómico, alegando que el PP no va a realizar en estos momentos ninguna declaración que pueda entenderse como una instrumentalización o utilización política de la barbarie terrorista nte la barbarie terrorista desatada sobre Madrid, el comportamiento de los ciudadanos ha sido ejemplar. Y también lo ha sido el de la mayoría de los políticos. Unos y otros han dicho- -hecho- -lo que corresponde: solidaridad con las víctimas, unidad de los demócratas, serenidad, confianza en la Justicia y los cuerpos y fuerzas de seguridad, derrota del terrorismo. ¿Qué ocurrirá después del duelo? Determinados partidos se negarán- ¡qué vergüenza! -a actuar en consecuencia. Es decir, seguirán sin firmar el Pacto Antiterrorista, sin apoyar la Ley de Partidos, sin exigir que el Presidente del Parlamento Vasco disuelva la ilegalizada Batasuna. Y seguirán- ¡qué cinismo! -hablando- -algunos desde el protectorado catalán- -de conflicto, diálogo y diferencia entre fines y medios. Todavía más. A buen seguro que surgirá quien reclame que el Gobierno restablezca las relaciones institucionales con el lendakari. Sea. Pero, ¿por qué no se reclama que el Gobierno vasco respete las instituciones del Estado de Derecho sin oportunismo, cinismo o doble lenguaje? Si usted reclama eso, y reclama también que PNV, ERC, CiU o BNG firmen el Pacto Antiterrorista, habrá quien sostendrá que ello no es posible porque dicho acuerdo promueve una política de exclusión de los partidos que se esfuerzan por la superación del actual marco A legal por vías democráticas. Falso. El Pacto Antiterrorista sólo exige lealtad constitucional y que nadie saque provecho de la violencia. Y, por lo visto, esto es difícil de aceptar. Yo diría que esto es imposible de aceptar por quienes en su día firmaron el Pacto de Estella, por quienes apoyaron- -por activa y por pasiva- -dicho pacto, y por quienes continúan pensando que existe un pueblo- -sea vasco, catalán o gallego- -con poder constituyente. Y todo eso pesa mucho para un nacionalismo- -unos nacionalismos- -que vive de sueños etnicistas y, a veces, irredentistas. Por eso, después del duelo oficial, habrá quien intente interpretar la masacre de Madrid como un hecho más; el más sangriento, sí, pero un hecho más de una acción violenta que hay que detener gracias al diálogo milagroso. Pues, no. Después del duelo por las víctimas de la masacre de Madrid, nada debe ser como antes. Después del duelo no debe resucitar la indignidad de un nacionalismo vasco que, tras la movilización generada por el asesinato de Miguel Ángel Blanco, cometió la vileza de romper la unidad de los demócratas. La marea humana desencadenada contra el salvajismo etarra no puede ser abortada, otra vez, por la miseria de quienes siempre han querido sacar tajada del conflicto Hace falta más decencia y menos lamentos. Rajoy, en la sede del PP, y Zapatero con Trinidad Jiménez, en la del PSOE EFE Declaración de Rajoy España está de luto. Los criminales terroristas han sembrado Madrid y toda España de sufrimiento y de muerte. No es momento de hablar de nada que no sea del dolor que todos sentimos, de la rabia que nos produce esta salvajada y del apoyo a las familias de las víctimas. Son momentos para dejar a un lado todas las diferencias y unir las voluntades de todos los españoles, unidos con las víctimas y unidos con sus familias. Por eso, el Partido Popular ha decidido suspender su campaña electoral. Ahora bien, quiero decirles que son horas de horror y de rabia, pero también de serenidad, de firmeza y de determinación. Están desafiando a todos los españoles; y los españoles no vamos a ceder. No van a doblegarnos. No van a conseguir nada. No van a quedar sin castigo. Puedo asegurarles que España acabará con esta lacra asesina del terrorismo Rajoy insta al resto de fuerzas políticas a unir las voluntades de todos los españoles y reclama serenidad, firmeza y determinación para acabar con la lacra asesina del terrorismo José Luis Rodríguez Zapatero iba camino de Prado del Rey, donde estaba prevista su participación en Los Desayunos de TVE cuando conoció lo que había ocurrido. En las instalaciones del Ente Público recibió una llamada del presidente del Gobierno, a quien expresó su pleno apoyo a las medidas que adopte el Ejecutivo. El líder del PSOE también recibió información del ministro del Interior, Ángel Ace- bes, mientras que Alfredo Pérez Rubalcaba se mantuvo en contacto con Ignacio Astarloa, secretario de Estado para la Seguridad, y Javier Zarzalejos, secretario general de la Presidencia. Zapatero, al igual que Rajoy, decidió de inmediato la suspensión de todos los actos electorales que tenía previsto para ayer- -encuentro con voluntarios en la localidad madrileña de Alcorcón y mitin en Barcelona- -y hoy- -encuentro con trabajadores de Renfe en Villaverde (Madrid) comida en León y mitin de cierre de campaña en el Palacio Vistalegre de Madrid- Con un rictus abatido como nunca se le había visto antes, pero ánimo sereno, compareció a las 13, 30 horas para leer una declaración en la que apeló a la serenidad y unidad frente a la barbarie terrorista, expresó su pleno apoyo a las medidas que adopte el Gobierno, y subrayó que éste es, más que nunca, el momento de la unidad democrática porque nuestra fortaleza y unidad es la derrota del terror Posteriormente, en declaraciones a TVE, reiteró su criterio de que con los terroristas no cabe ningún diálogo, sólo acabar con ellos y subrayó que es un momento para la unidad nacional y para demostrar, con una respuesta democrática y serena que nada ni nadie nos puede arrebatar la convivencia democrática Para ello, animó a todos los ciudadanos a participar masivamente en las manifestaciones. Ante las dudas sobre la autoría, el PSOE reafirmó que estará con el Gobierno y con el sentimiento de las víctimas sean quienes sean los autores Nada más conocerse lo ocurrido se fueron dando cita en la sede del PSOE sus principales dirigentes. El sentimiento de conmoción era común a todos ellos y nadie tenía ganas de hablar de las posibles repercusiones electorales. El coordinador de la campaña, José Blanco, que hasta ayer aseguraba que la campaña nos iba muy bien ayer se confesaba incapaz de pronosticar cómo reaccionará el electorado, aunque todo el mundo confía en que responda al terrorismo con una participación masiva en las urnas. Zapatero, en compañía de Rafael Simancas, visitó a los heridos en los hospitales Gregorio Marañón, 12 de Octubre y Clínico San Carlos. Texto íntegro de la declaración de Rodríguez Zapatero Una banda de criminales ha asesinado en la mañana de hoy a decenas de personas, en Madrid, y ha herido a varios cientos más. Estamos ante el atentado más horrendo que haya cometido nunca ETA. Ante una barbarie incalificable, cometida por un grupo de asesinos que quiere imponer su voluntad a una sociedad libre, a base de bombas. Es un acto que repugna a cualquier conciencia. En este momento quiero dirigirme, en primer lugar y muy especialmente, a las familias de las personas que han sido asesinadas esta mañana. Sé que el dolor y el sufrimiento que ahora sienten es terrible y sé también lo difícil que será para ellos sobreponerse a tanto sufrimiento y tanta pérdida. Quiero transmitirles todo mi afecto, toda mi solidaridad. Deseo que sepan que comparto su terrible dolor, que me uno a su sufrimiento y que son millones los españoles que hoy y siempre estaremos a su lado. Son estos sentimientos que quiero extender también a los Zapatero, que pide serenidad y expresa su pleno apoyo al Gobierno, dice que no cabe ningún diálogo con los terroristas y que es un momento para la unidad nacional heridos y a sus familias. Me dirijo también al conjunto de los ciudadanos españoles para pedirles serenidad y unidad. Lo que quieren los asesinos es hacernos perder la calma, buscan el enfrentamiento entre nosotros. Hagamos lo contrario. Los españoles siempre hemos sabido reaccionar ante los ataques contra nuestra democracia. Respondamos a este desafío de sangre y muerte, reafirmando nuestros valores y principios constitucionales: la libertad, la convivencia y el Estado de Derecho. Les quiero transmitir mi firmeza y determinación para acabar con el terrorismo. Vamos a acabar con los terroristas. Los asesinos deben perder toda esperanza, deben saber que jamás conseguirán sus fines y que nunca lograrán escapar a la Justicia. Me dirijo al Gobierno y a las fuerzas políticas, para decirles que éste es, más que nunca, el momento de la unidad democrática frente al terrorismo. Los terroristas tienen que saber que sus crímenes son tan atroces como inútiles. Tienen que saber que cualquier Gobierno les dará la misma respuesta y les perseguirá, hasta que respondan de sus atroces delitos. En la mañana de hoy he habla- do con el Presidente del Gobierno, para ofrecerle apoyo y colaboración en las medidas que tome el Ejecutivo. También he hablado con el Secretario General del Partido Popular, para coordinar la respuesta política y cívica ante el atentado. Esta respuesta deberá incluir, a mi juicio, la suspensión de los actos de campaña electoral y la convocatoria conjunta de una respuesta cívica, en manifestaciones populares de rechazo al terrorismo y de reafirmación democrática. Quiero también agradecer al pueblo de Madrid su comportamiento solidario y ejemplar, en esta dolorosa jornada. Y reafirmar mi confianza y apoyo a la tarea de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Nuestra fortaleza es la derrota del terror. Nuestra unidad es la derrota del terror. Vivimos en una nación libre, en una sociedad democrática. Hoy es un día de dolor para España, pero hemos superado momentos difíciles, desde la Transición democrática. Desde mi responsabilidad, quiero expresar mi más firme compromiso con España y con la unidad de sus ciudadanos. Pondremos fin a tanto terror y a tanta ignominia Llamazares dice que la banda terrorista no logrará dividirnos ABC SEVILLA. El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, subrayó que nuestra responsabilidad después de los atentados es la unidad y la fortaleza de las fuerzas democráticas para acabar con el terror y garantizó que ETA no conseguiría su objetivo, no conseguirá dividirnos Durante una rueda de prensa ofrecida en la sede de IU- Sevilla, Llamazares destacó que los atentados son por si alguien lo dudaba, la muestra de la verdadera naturaleza de ETA, una organización nazi que tortura y asesina al pueblo y animó a las fuerzas de seguridad para acabar con la banda democráticamente. Llamazares, quien conoció la noticia a las ocho de la mañana en Córdoba y suspendió la campaña de IU, aseguró que su formación se sumará de manera sólida a todas las fuerzas democráticas en las convocatorias para mostrar su voluntad de unidad contra el terror.