Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 1 2004 57 Toros JOSÉ ANTONIO CAMPUZANO Torero y apoderado Fue terrible ver a Castella inconsciente y a mí con el muslo abierto El sevillano se recupera de la grave cornada de 30 centímetros que le propinó en Cartagena de Indias el mismo toro que hirió a su poderdante, Sebastián Castella, tras saltar al ruedo para auxiliarlo. Hace tres décadas, en idéntico escenario, sufrió el primer percance fuerte de su carrera TEXTO: ROSARIO PÉREZ Leonardo Benítez corta la primera oreja de 2004 en La México GUILLERMO LEAL MÉXICO D. F. El torero venezolano, hecho en México, Leonardo Benítez es el primer triunfador de 2004 en la Monumental mexicana después de cortar la única oreja de la tarde el pasado domingo. Con Benítez actuaron Manolo Mejía, quien se vio obligado a regalar un toro, buscando un triunfo que finalmente le llegó a medias, pues estuvo bien, pero el juez no quiso concederle el apéndice. Con su primero había estado frío, y con su segundo, el toro malo del encierro, muy dispuesto. Así que decidió regalar un astado al que le realizó una faena de buen gusto. Dio una vuelta al ruedo. Leonardo Benítez anduvo variado en sus dos enemigos y logró conseguir la oreja de su primero tras una faena valerosa y llena de emotividad, en la que se lució en todos los tercios. Con el quinto no pudo hacer nada, pues el toro comenzó a arrollar y fue otro de los toros complicados de Javier Garfias. La plaza registró una pobre entrada. ¿Cómo se encuentran usted y su poderdante? -La evolución es favorable, aunque tenemos las molestias lógicas, porque las dos cogidas fueron fuertes. Castella tiene una cornada en la parte inferior de la pierna derecha de quince centímetros de extensión y cinco de profundidad. La mía, en el muslo izquierdo, es de treinta, cerca de la femoral. -Hace treinta años, vestido de luces, resultó cogido en la plaza colombiana de Cartagena de Indias. -Así es. Son coincidencias, cosas que pasan. Pero la verdad es que cuando el sábado estaba en el suelo con el muslo partido y sangrando me pegué un pellizco y me dije: Parece mentira que después de treinta años tenga un percance en la plaza donde recibí la primera cornada fuerte de mi carrera Y aquí estoy, como apoderado, en la misma clínica de Bocagrande y en el lecho del dolor, con la cornada número diez de mi vida. ¿Cuál fue la reacción de su familia cuando se enteró de que, en funciones de mentor, había sufrido una cornada? -Mi mujer no daba crédito. Se podía esperar cualquier cosa, pero eso no le entraba en la cabeza, sobre todo retirado de los ruedos desde hace tres temporadas. Pero la vida es muy rara y más aún en el mundo del toro. A mi suegro una vez le saltó la espada del matador al que apoderaba mientras lo veía torear en el campo. El estoque le atravesó el brazo y se hincó en su pecho. No lo mató de milagro. Y ahora, esto. ¿Cómo ocurrió el percance? -Castella se disponía a matar al toro de Rocha Hermanos, muy malo, cuando un señor le gritó desde el tendido que torease más. Entonces, el animal lo prendió. Cayó de cabeza y quedó inconsciente. Mi instinto de torero me impulsó a saltar al ruedo, además Sebastián es como mi hijo. El toro estaba liado con él y cuando yo iba llegando, le pegó un derrote y lo lanzó por los aires. Después se vino hacia mí. Intenté esquivarlo, pero resbalé. -Vivieron momentos muy angustiosos. -Durísimos, terribles. Sebastián estaba en el suelo como muerto. Yo, sin poderme mover y con un boquete enorme. Luego, ese camino a la enfermería sin conocer el alcance real. No sabíamos dónde podíamos terminar. ¿Cuánto tiempo deberán permanecer inactivos? -Sebastián dice que actuará el viernes en Manizales. Es muy pronto, pero Otras plazas Por otra parte, en la segunda corrida de la Feria de Cartagena de Indias (Colombia) se lidiaron toros de Las Ventas del Espíritu Santo. César Rincón, palmas y oreja tras aviso. Manuel Caballero, tres orejas. Manuel Libardo, que tomaba la alternativa, oreja y ovación. En Manizales (Colombia) toros de Jorge Gutiérrez. Andy Cartagena, oreja y oreja. Juan Rafael Restrepo, palmas. Fernando López, aplausos y silencio. Campuzano, a merced del toro mientras trataba de auxiliar a Castella ya se sabe cómo somos los toreros. Y si él tira para adelante, yo estaré en el callejón aunque sea con muletas o en un carrito. Además, da gusto verlo. En América está cosechando una campaña sensacional y en España, donde volveremos a finales de febrero, esperamos cuajar una buena temporada. EFE ¿Ha pensado en el regreso ahora que toreros como Manzanares se preparan para volver? -A mí no me da por eso, aunque cada uno puede hacer lo que quiera. Soy un hombre que en ese aspecto lo tengo muy claro. Hace tres años decidí no torear más de luces. Y así será. PALACIO DE VISTALEGRE Buitrago hace lo mejor y Carmen Sánchez sorprende por su valor R. P. MADRID. El Palacio de Vistalegre acogió ayer con un nuevo éxito la tercera clase práctica del II certamen Madrid busca su torero Los seis participantes aprovecharon su Oportunidad para mostrar su concepto del toreo a las más de siete mil personas que acudieron a la plaza de Carabanchel. Alejandro Buitrago hizo lo mejor frente al noble primero, de Montserrat Rodríguez de Iruelo, que lidió una novillada propicia para el triunfo. Ya con el capote se adivinaron sus buenas maneras en unas cadenciosas verónicas. Después, con la muleta, el colombiano lo ratificó: enjaretó notables series, en las que destacaron unos templados redondos sobre la diestra y unos naturales sueltos, de frente y a pies juntos, en el último tramo de su labor. Cazó una certera estocada y paseó una merecida oreja. Otra se llevó Félix Estévez, que trató de hacer siempre las cosas bien con su noble eral. Peor parado salió Sergio Pulido, que evidenció su bisoñez y no se confió con un enemigo que desarrolló complicaciones. Desacertado en la suerte suprema, saludó tras oír un aviso. Víctor Gómez López demostró su disposición de principio a fin, como en las dos largas cambiadas del saludo o en el arranque de faena de hinojos. Obtuvo un premio. Carmen Sánchez sorprendió con su valor y su entrega en el quinto, con más genio que sus hermanos. Su fallo con los aceros le privó del trofeo. Tampoco anduvo fino con la espada Juan José Varela, ovacionado tras una voluntariosa actuación. Carmen Sánchez, en el quinto JAVIER PRIETO