Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 24 12 2003 Espectáculos 73 El Centro Dramático Nacional rinde homenaje a su creador, Adolfo Marsillach Noche de Reyes sin Shakespeare se estrena bajo la dirección de Mercedes Lezcano, su viuda b La obra, que Marsillach escribió con la intención de interpretarla él mismo, es una mirada amarga y tierna sobre el mundo del teatro y sobre la decadencia JULIO BRAVO MADRID. Adolfo Marsillach, creador y primer director del Centro Dramático Nacional (CDN) vuelve a la que fue su casa, pero esta vez como autor, con el estreno de Noche de Reyes sin Shakespeare Desgraciadamente, se trata de un homenaje póstumo- -como se recordará, murió el 21 de enero del pasado año- -aunque la idea de poner en pie este texto se gestó todavía en vida del autor, actor, director y gestor teatral. No será el único homenaje. Juan Carlos Pérez de la Fuente anunció que la Asociación de Directores de Escena tiene prevista la publicación de muchos de los textos sobre teatro que escribió Marsillach. Los autores españoles, protagonistas Adolfo Marsillach no es el único autor español contemporáneo que ocupa esta temporada el escenario del María Guerrero. En septiembre fue Antonio Buero Vallejo, con Historia de una escalera el inquilino. Dentro de unos días se estrenará en Zaragoza, para viajar a Madrid a finales de febrero, Morir cuerdo y vivir loco de Fernando Fernán- Gomez, que es también como autor nuevo en la plaza. También en unos pocos días se reunirá Antonio Mercero con Juan Carlos Pérez de la Fuente para empezar a hablar sobre el reparto de Los verdes campos del Edén la obra de Antonio Gala que llegará al María Guerrero a principios de mayo. Y la Sala de la Princesa acogerá en marzo la Carta de amor de Fernando Arrabal, que acaba de verse en Barcelona. que iría estrenando poco a poco todas sus obras Noche de Reyes sin Shakespeare es, según Mercedes Lezcano, una obra en la que se habla de la decadencia, del amor, de la murmuración y del teatro; sobre todo, del teatro. Posee ternura, inteligencia, humor y drama, Autor versus actor y director El recuerdo del autor fue ayer el leit motiv de la presentación de este montaje, que desborda emotividad por muchos motivos. En primer lugar, por la dirección, que le ha sido encargada a la viuda de Marsillach, Mercedes Lezcano. Adolfo estaba dolido- -dijo- -por el desprecio que sentía que se le tenía como autor. Estrenó únicamente tres obras, pero una de ellas, Yo me bajo en la próxima, ¿y usted? tuvo un éxito extraordinario. Yo le prometí Héctor Colomé y Carolina Lapausa, en Noche de Reyes nos hace reír y nos hace llorar No es autobiográfica- -apostilló Andrés Amorós, director general del Inaem- pero en ella se oye claramente la voz de Adolfo Marsillach escribió esta obra con la intención de protagonizarla él mismo. Es una pieza amarga, que narra la his- CHICHO La Fura dels Baus bota el barco Naumon El grupo teatral La Fura dels Baus botó ayer el Naumon el barco que ha adquirido y renovado para surcar el Mediterráneo a lo largo de 2004. Génova es el primer destino previsto en la singladura. Diana Garrigosa, esposa de Pasqual Maragall, actuó de madrina de excepción del bautizo de este barco- escenario en el que se representarán distintos espectáculos con el estilo habitual de La Fura. El espectáculo de botadura se inició con una acción monodigital del artista catalán afincado en Nueva York Pau Nubiola sobre el casco del Naumon EFE toria de Alberto, un primer actor de glorioso pasado al que ya nadie contrata, principalmente por sus problemas de memoria Tan desesperada es su situación económica que ha de aceptar, incluso, el hacer de Rey Mago en unos grandes almacenes. Su encuentro con una niña, Lucía, supondrá un punto y aparte en su vida. A Héctor Colomé, uno de los actores de mayor fuste que se pueden ver hoy en día en nuestros escenarios, le ha correspondido el honor (y el embolado) de encarnar a Alberto, el papel que Marsillach se escribió a sí mismo. Trabajó mucho con él, y personalmente se siente muy satisfecho de poder participar en esta producción. Si yo creyera en los Reyes Magos, les pediría esto precisamente Quiso el actor también dejar claro que esta obra no se pone en pie simplemente como homenaje. Es que es una obra muy buena aseveró. Junto a él intervienen otros cuatro actores. Carolina Lapausa, una jovencísima actriz recién salida de la Real Escuela Superior de Arte Dramático, es Lucía, la niña que entra en la vida de Alberto con su carga de inocencia en contraposición a su acíbar. Completan el reparto Paco Racionero (en quien ya había pensado Marsillach para este papel) Arturo Querejeta y Esther Montoro. La escenografía y el vestuario los firma Montse Amenós; Juan Gómez- Cornejo ha realizado la iluminación y Eduardo Vasco el espacio sonoro.