Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Los domingos DOMINGO 16 11 2003 ABC ABC DOMINGO 16 11 2003 Los domingos 54 EL LARGO ADIÓS DEL PRESIDENTE DEL PNV Xabier Arzalluz ha intentado, durante más de dos décadas, situarse ante la Historia como el sucesor de Juan Ajuriaguerra en el Partido Nacionalista Vasco Los 22 años de vuelo del joven halcón POR RAMÓN MUR Xa bier Arzalluz dejará en enero la presidencia del Euzkadi buru batzar (EBB) el órgano colegiado de 12 notables burukides (dirigentes) que gobierna el PNV. Hoy expira el plazo para la presentación de candidaturas y, por primera vez en 15 años, habrá dos aspirantes a gobernar el PNV. Pero ninguno de ellos será el que siempre fue candidato único e indiscutible: Xabier Arzalluz Antia, de 71 años, cumplidos el pasado 24 de agosto. Xabier, así sin apellido, con familiaridad fraternal, que es como se refieren a él los alderdikides (afiliados del PNV) deja el EBB porque él mismo ha dicho: El año que viene no estaré Pero, en realidad, ¿se va de la política? Parece imposible y resulta impensable que así sea. Adenauer fue canciller de Alemania con más de 80 años ha recordado Arzalluz en varias ocasiones. El heredero de Sabino Arana, el sucesor de Juan Ajuriaguerra, aquel viejo halcón del PNV seguirá haciendo la política de café de la que siempre se ha confesado tan entusiasta partidario. Pero no, no estará al frente del EBB en los años del desenlace del polémico plan Ibarretxe. Como tampoco estuvo en el puesto de mando el año 1984, el más negro de la historia centenaria del PNV, cuando cayó el lehendakari Garaikoetxea, se expulsó del partido a la afiliación navarra y se gestó la escisión de la que nació Eusko Alkartasuna (EA) Juan Ajuriaguerra Otxandiano, el viejo halcón del PNV viajó en 1960, desde Hendaya a París, a bordo de un Renault Dauphine. Acababa de morir José Antonio Aguirre, el carismático lehendakari de la guerra civil. Ajuriaguerra entró en la sede del Gobierno vasco en el exilio y se dirigió al despacho de Jesús María de Leizaola a quien designó como sucesor de Aguirre. No ocurrió algo semejante el 24 de agosto de 1978. Ese día, en el que Xabier Arzalluz celebraba su 46 cumpleaños, falleció en Ayegui, cerca de Estella, Juan Ajuriaguerra. En la última hora de su vida, al viejo halcón del PNV le falló la auctoritas de la que hizo gala 18 años antes en París y se fue de este mundo sin haber designado un heredero directo. A partir de ese momento, Carlos Garaikoetxea y Xabier Arzalluz se disputaron la sucesión. Comenzaba el renacimiento democrático español del si- glo XX. La nueva Constitución se aprobó en referéndum a los tres meses y medio del último suspiro de Ajuriaguerra. El País Vasco inició una carrera autonómica imparable. Tras la aprobación del Estatuto de Gernika, el 25 de octubre de 1979, en 1980 se constituyó el primer Gobierno vasco con Garaikoetxea como lehendakari. Su cargo era incompatible con el de presidente del PNV. Arzalluz abandonó su escaño de diputado en el Congreso por Guipúzcoa y optó a la presidencia del EBB. Era ya candidato único e indiscutible. Terminaba el verano de 1981, el año del 23 F. Garaikoetxea comenzaba a sentirse aislado de su propio partido, en la soledad de Ajuria Enea. Tendrán que venir a buscarnos con los tanques como en el 36 Todas las agencias difundieron la sentencia de Arzalluz. Ya veis lo que me hace Xabier gemía Garaikoetxea en conversaciones con sus íntimos. La familia peneuvista vivía ignorante de la pelea de gallos que mantenían su lehendakari y su máximo burukide del partido. Arzalluz fue reelegido presidente del EBB en 1982. Dos años después dejó el timón porque los estatutos no permitían entonces permanecer más de dos mandatos consecutivos al frente del sacro colegio de EAJPNV. Arzalluz se retiró al caserío Elejalde de su mujer, en Galdácano, en el invierno de 1984, justo en el momento del triunfo electoral histórico del PNV, el de los 450.000 votos. Y Garaikoetxea volvió a ser lehendakari. Sólo por unos meses. En diciembre tuvo que dejar la presidencia del Gobierno, perdida la confianza de la mayoría de su partido. En enero de 1985 entró Ardanza en Ajuria Enea. Arzalluz escribía artículos dominicales para Deia al amor de la lumbre del hogar, en Elejalde. Román Sudupe, fiel a Arzalluz, perdió a manos de los garaikotxeistas la presidencia del PNV en Guipúzcoa y tuvo que abandonar también la del EBB que ocupaba desde que la dejó Xabier. Las riendas las tomó el histórico Jesús Insausti, Uzturre Hasta 1986, en que retornó el nuevo halcón. En septiembre se rompió en dos el partido, nació Eusko Alkartasuna y Ardanza convocó elecciones anticipadas. Arzalluz dijo marcharse a la oposición con aquel PNV de mitad pero que conservaba algo tan trascendental como la denominación de origen. Los socialistas, vencedores en los comicios, intentaron en vano formar Gobierno de coalición con EA y Euskadiko Ezkerra (EE) hasta que se citaron con el EBB en el Hotel Ercilla de Bilbao. Y Arzalluz dijo. ¿Queréis que gobernemos juntos? No hay problema Luego puso la condición. Señalando a Ardanza, presente en el encuentro entre los herederos de José Antonio Aguirre y los de Indalecio Prieto, exigió: Pero lehendakari será éste La regeneración de 1987 El PNV comenzó de inmediato su regeneración. Se llamó Nacionalismo para el año 2000 El partido celebró asamblea extraordinaria en el balneario de Cestona (Guipúzcoa) Algunos apoderados pensaban que había llegado la hora de relevar a Arzalluz. Otros decían: Es la marca del PNV Y Xabier pronunció el 7 de julio un memorable discurso. A pocos kilómetros de su Azkoitia natal y del Santuario de Loyola, parafraseó al fundador de la Compañía de Jesús y afirmó rotundo: En desolación, no conviene hacer mudanza En aquel mismo foro se aprobaron nuevos estatutos que establecían un mandato del EBB por cuatro años con la posibilidad de que sus cargos pudieran ser reelegidos cuantas veces consideraran oportunas los afiliados. Arzalluz no dejó la presidencia del EBB sino que se prolongó en ella por espacio de 15 años más y ha rechazado cualquier posible mudanza hasta hoy. Xabier Arzalluz ha sido presidente del EBB desde 1980 hasta 2004 con la breve y única interrupción de dos años, entre 1984 y 1986. Ahora es también momento de desolación para el PNV. Pero la mudanza en cambio, es inevitable. Nadie sabe bien si la desea Arza- En el Alderdi Eguna (Día del Partido) en 1999. Su relación con las bases ha sido perfecta. En la imagen, enérgico discurso dominical en la campa; titulares seguros lluz, pero es claro que la pide una gran mayoría del partido. Y al nuevo halcón, ya veterano como Ajuriaguerra, no le queda otro remedio que aceptarla. convenció a sus padres para que no llamaran Bartolomé al recién nacido sino por el nombre del discípulo predilecto de San Ignacio Loyola y patrono de las misiones católicas, Francisco de Javier. Arzalluz estudió el bachillerato en la Escuela Apostólica de los Jesuitas en el Castillo de Javier. Allí, a los 16 años, recibió un duro golpe como fue la pérdida de su padre. En 1992, el P. Nemesio Arzalluz S. J, ya fallecido, recordaba la influencia que Felipe Eizmendi, conductor de autobús de línea, había ejercido sobre el menor de sus hijos. Mi padre era un carlistón feroz, tremendamente antinacionalista además decía el P. Nemesio. Y hacía una explicación histórica del devenir del carlismo hacia el nacionalismo que quizá no habría logrado convencer a su progenitor: El nacionalismo es una evolución del carlismo. Una vez que desaparece la idea dinástica y permanece la defensa de los fueros y las tradiciones... pues desemboca en el nacionalismo Tras una pausa reflexiva, el jesuita continuó: Xabier sentía una gran admiración por su padre. Yo creo que ha heredado de él lo fundamental de su carácter. Era un hombre de una pieza, de marcada personalidad, que se hacía amigos en todas partes y entre las diferentes clases sociales. Esas cosas que tiene Xabier con la gente, le vienen de su padre. Tenía eso, un carácter estupendo. Y esas imágenes tan plásticas que pone Xabier al hablar, las comparaciones, los razonamientos tan inapelablemente lúcidos... son también herencia paterna. Yo veo a su padre en él cuando dice determinadas cosas tamientos entre carlistas y falangistas. El P. Nemesio protestaba por las informaciones sobre el pasado religioso de su hermano. Hace poco escuché por televisión que entró en el noviciado a los diez años. Eso es un disparate No le faltaba razón al jesuita. Su hermano menor se formó en Javier; en Loyola, donde hizo el verdadero noviciado; en Oña (Burgos) en Zaragoza, donde estudió derecho en la Universidad Civil; y en la Hochschule Sankt Georgen de la Compañía de Jesús, en Frankfurt. Allí fue ordenado sacerdote el 27 de agosto de 1963. Tras su secularización en 1967, Arzalluz comenzó pronto una carrera política imparable. Ajuriaguerra fue a buscarlo a Madrid, donde era profesor adjunto en la Complutense. El PNV obtuvo la legalización en 1977 y en mayo celebró su primera Asamblea General de Iruña (Pamplona) Arzalluz despuntaba ya y obtuvo acta de diputado por Guipúzcoa en las primeras elecciones democráticas del 15 J de 1977 y en las de 1979. Nunca más volvió a lo largo de su TELEPRESS El día de San Bartolomé El 24 de agosto de 1932 llovió de forma torrencial. El río Urola se desbordó por Azkoitia. El séptimo y último hijo de Felipe Arzalluz Eizmendi- -primo hermano del boxeador Paulino Uzcudun- -y de Manuela Antia Soraluze, vino al mundo en medio de una estruendosa tormenta. Sus seis hermanos mayores habían recibido en el bautismo, como era costumbre, el nombre del santo del día. El presidente del PNV debería, así, haber sido bautizado con el nombre de Bartolomé, en memoria de uno de los doce discípulos de Cristo. Pero el primogénito de la familia, Nemesio, a la sazón novicio jesuita, estaba de paso en Azkoitia porque al día siguiente debía partir hacia Bruselas como miembro de la Compañía de Jesús expulsada de España por el Gobierno de la República. Y fue él quien El concejal de Fomento El primer ayuntamiento franquista de Azkoitia se constituyó el 22 de noviembre de 1938. A los concejales Ascensio Lizarralde, Felipe Arzalluz y Esteban Zuintela se les encomendó la gestión del área de Fomento. El padre de Xabier Arzalluz fue edil municipal hasta el 10 de septiembre de 1943 en que abandonó el consistorio por disposición del Gobernador Civil de Guipúzcoa, como consecuencia de los enfren- El año que viene no estaré Pero, en realidad, ¿se va de la política? Parece imposible y resulta impensable que así sea vida a pasar por las urnas. En el PNV fue siempre candidato único, elegido por aclamación. Jamás ha ocupado un escaño en el Parlamento vasco ni cargo alguno en el Gobierno autónomo. Lo suyo ha sido ser el candidato del PNV a todas las elecciones sin presentarse en persona a ninguna convocatoria. El presidente del Euzkadi buru batzar se va. Es más que probable que siga activo en una política de trastienda. Pero desaparecerán de los periódicos sus declaraciones de fin de semana y sus incondicionales, igual que sus más declarados enemigos, lo van a echar de menos. Quizá no falte razón a quien despida a Arzalluz con un respiro de liberación. En todo caso, Arzalluz ha sido un político sobresaliente e irrepetible que ha desplegado toda su actividad durante el renacimiento democrático español del siglo XX. Una apreciación parece incuestionable en la hora de la despedida del que ha sido presidente del Euzkadi buru batzar del PNV durante 22 años: Xabier Arzalluz es todavía un político que a nadie deja indiferente.