Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Espectáculos MIÉRCOLES 16 7 2003 ABC CRÍTICA DE TEATRO ¿Usted tiene ojos de mujer fatal? Autor: Enrique Jardiel Poncela. Dramaturgia y dirección: Manuel Canseco. Escenografía y vestuario: Lorenzo Collado. Dirección musical: Miguel Tubía. Pianista: Montserrat Font. Intérpretes: Luis Varela, Paco Racionero, Estrella Blanco, África Gozalbes, Antonia Paso, Juan C. Talavera, Miguel Tubía, Cristina Palomo y Paloma Paso Jardiel. Lugar: Jardines del Galileo. Madrid. JARDIEL AL FRESCO J. I. G. G. La cantante Bonnie Raitt actúa hoy en el patio del Conde Duque ABC Mientras haya amor, dolor y deseo, el blues existirá afirma Bonnie Raitt La cantante y guitarrista de Los Ángeles muestra lo mejor de su repertorio mañana Barcelona. Éste es el plan de conciertos que, a lomos de su guitarra, protagonizará esa bomba pelirroja del blues llamada Bonnie Raitt PABLO MARTÍNEZ PITA MADRID. Pasa estos días por España un vendabal de blues y r b. Una auténtica leyenda que ha cantado y tocado la guitarra, como siempre, de forma portentosa, con prácticamente todos los figurones del género. Tantos, que a ella le resulta complicado hablar de alguno de ellos en particular: He disfrutado y aprendido con cada uno de los artistas con los que he colaborado. Tengo muchos favoritos, desde John Raitt- -su padre- -a John Lee Hooker, Cesaria Evora, Muddy Waters y uno de mis héroes, Ray Charles. Y me gustaría seguir colaborando con otros grandes músicos. Ellos representan una constante fuente de inspiración para mí Hace pocas semanas se publicó su último disco, The best of... una selección de su trabajo en la discográfica Capital Records que ha vuelto a colocarla en la carretera después de unos años de merecido asueto: Necesitaba tomar un descanso y disfrutar de esa otra parte de mi vida que también es muy importante para mí, como la familia y los amigos. También he podido hacer cosas para las que no tenía tiempo, como viajar por placer y no sólo por trabajo, o hacer yoga Entre sus principales méritos se encuentra el haber popularizado un estilo que cuenta con un público fiel, pero minoritario. A ello ha contribuido su especial acierto y sensibilidad para añadir otros sonidos con los que cuece y enrib Hoy Madrid, quece su propio camino: El secreto está, por encima de todo, en ser yo misma y disfrutar con lo que hago. La buena música no hace distinción de géneros y el público recibe el talento y las buenas vibraciones independientemente de los instrumentos o la clase de música que queramos tocar. En cualquier caso, mis influencias no se limitan al country el blues o el folk. También hay otros estilos, como el africano, reggae, celta y jazz Para redondear, una frase de esas que definen lo indefinible: Mientras haya amor, dolor y el deseo hacia otra persona, el blues existirá Aunque su primer disco data de 1971, los afortunados que disfruten de su di- recto contemplarán a una artista que vive su profesión con entusiasmo primerizo: Todavía me tiemblan las piernas antes de subirme a un escenario. Siempre tengo la impresión de que es la primera vez. Si esto no ocurriera, mi contribución a la música no tendría ningún sentido También se ha destacado toda su vida por su compromiso con las causas que ella ha considerado justas: Me enseñaron a devolver de alguna forma lo que recibo de los demás. Por eso siento que es tremendamente importante que mi música pueda ser utilizada como herramienta para realizar proyectos sociales, políticos y medioambientales nrique Jardiel Poncela, según el mismo contó, tenía tan poca fe en la comedia que había entregado al actor Benito Cibrián, forzado por la insistencia de éste y sorprendido por su fe inquebrantable en un texto que no conocía, que huyó de Valencia para no estar presente en el estreno, celebrado el 20 de septiembre de 1932. El éxito fue de los que hacen época y Cibrián llegó a realizar más de mil representaciones de Usted tiene ojos de mujer fatal en teatros de toda España. Manuel Canseco se ha basado en esa comedia de Jardiel para hilvanar un agradable espectáculo lleno de referencias a los locos años 20, ha ajustado frases y situaciones y agregado algunas canciones conocidas con letras ad hoc hasta redondear un montaje que se ve tan ricamente en las noches de los Jardines del Galileo. E Ágiles lebreles del absurdo La gracia del autor para los juegos de palabras y para liberar los ágiles lebreles del absurdo que laten bajo las situaciones cotidianas permanece incólume, y la historia del don Juan irresistible y de su ejemplar mayordomo, que cada mañana despide amable y sentencioso a las damas que han pasado la noche con su señor, sigue divirtiendo. Es un teatro amable y elegante, como fuera de tiempo, irónico con la dura vida de los ricos y un punto sarcástico por lo que respecta a los avatares amorosos, pero con la acritud justa, sin acerbos elementos que desequilibren el ajustado cóctel. El reparto dirigido por Canseco, con preciosos figurines de Lorenzo Collado, sirve estupendamente los perfiles caricaturescos de la pieza, con un magistral Paco Racionero como el Ishidori indispensable y un Luis Varela irresistiblemente jardielesco en el papel del conquistador que prueba su propia medicina tras ser alcanzado por el implacable rayo del enamoramiento. Una grata velada con Jardiel al fresco. CRÍTICA DE TEATRO Acaloradas Autoras: Cristina Wargon y Esther Feldman. Dirección: Virginia Lombardo. Escenografía: Valeria Ambrosio. Vestuario: Valeria García. Música: Martín Bianchedi. Intérpretes: Marikena Riera, Alicia Aller, Chunchuna Villafañe y Graciela Stefani. Lugar: Teatro Muñoz Seca. Madrid. JUAN I9 GNACIO GARCÍA GARZÓN COMEDIANTAS REDOMADAS M enopausia, matrimonio, cuernos y otros rumores... es el subtítulo de esta comedia sobre mujeres al borde un ataque de nervios (gracias, Almodóvar) que ilustra muy gráficamente sobre el contenido de una trama con boda al fondo, la de la hija de una de ellas con el hijo de otra. Cuatro mujeres: una, la madre de la novia, abandonada por su marido tras veinticinco años de matrimonio; otra, la madre del novio, que aguanta lo que sea para evitar la separación; otra más, amiga de ambas y algo más joven, que ve cómo se le pasa el arroz de la maternidad, y finalmente, la futura esposa, en el ojo del huracán de un conflicto entre menopáusicas. Y todo esto sacado de quicio en clave de disparatado juguete cómico, que llega precedido por las fanfarrias del éxito en Argentina. Una comedia en la línea de los últimamente frecuentes montajes en que una o varias mujeres hablan de sexo, de frustraciones, de hombres y demás con procaz desparpajo y notable sarcasmo. En éste, por encima de la ligera trama, brilla la desmesura histriónica de las redomadas comediantas que coinciden en un escenario elegantemente equilibrado con el vestuario en tonos rojos, negros y blancos.