Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8 6 2003 97 Deportes El Barcelona vuelve a ganar al Estudiantes y se coloca 2- 0 en la semifinal de la Liga de baloncesto Los Nieto- -Fonsi, tercero, y Pablo, cuarto- únicos españoles en primera línea en el Gran Premio de Italia España también sabe perder Grecia sorprendió en Zaragoza y el equipo nacional- -que no caía desde la Eurocopa 2000- -sufrió la primera derrota de la era Sáez ESPAÑA GRECIA 0 1 ASÍ VA EL GRUPO 6 EQUIPOS 1. España 2. Ucrania 3. Grecia 4. Armenia 5. Irlanda del Norte PT 10 9 9 4 1 J 5 5 5 5 4 G 3 2 3 1 0 E 1 3 0 1 1 P GF GC 1 10 3 0 10 7 254 3 6 11 306 España (4- 2- 3- 1) Casillas; Míchel Salgado, Puyol, Helguera, Raúl Bravo; Marchena (Sergio, m. 76) Valerón; Etxeberría (Joaquín, m. 59) Raúl, Vicente (De Pedro, m. 59) y Morientes. Grecia (5- 4- 1) Nikopolidis; Seitaridis, Dabizas, Dellas, Kapsis, Venetiris; Charisteas (Lakis, m. 34) Zagorakis, Tsartas (Karagounis, m. 36) Giannakopoulos; y Vryzas. Árbitro Alain Sars (Francia) Amarilla a Etxeberría, Dabizas, Marchena, Helguera. Dos- -roja- -a Venetiris (m. 80) Goles 0- 1, m. 43: Giannakopoulos. ENRIQUE ORTEGO ZARAGOZA. Alguna vez tenía que pasar y sucedió casi tres años después. Sin contabilizar la eliminación en los penaltis del Mundial de Corea- -no perdió el partido- la selección no salía derrotada en un duelo oficial desde el 25 de junio de 2000. Fue en la Eurocopa y el rival, Francia (2- 1) El día que Raúl no acertó con el maldito penalti... Ayer no acertaron ni Raúl ni ninguno de sus compañeros y se consumó la primera derrota de la era Sáez. En ocasiones los partidos se empinan con una facilidad pasmosa. Ayer bastó con que Grecia fuera dando vueltas a su manivela defensiva para que a España se le fueran apagando las luces ofensivas, hasta quedarse a oscuras a un minuto del final del primer tiempo, cuando Giannakopoulos aprovechó las facilidades que los defensas le dieron para que rematara y terminó soltando un latigazo seco, cruzado, a media altura, al que Casillas no hubiera llegado ni con manoplas gigantes. cíficos y así montó dos barreras de cuatro hombres con Kapsis de comodín, pues tan pronto era un tercer central como un medio escoba, pero siempre atento a los movimientos de Raúl. Tuvo ocasiones la selección antes de verse con ese gol en contra, pero Etxeberria y Morientes no terminaron de acertar en el momento oportuno. Según se empinaba el encuentro le faltó al equipo juego por fuera. Vicente no es el de principio de temporada, no desborda, se enreda y ha perdido mucha de su velocidad en carrera y Etxeberria, más entonado, se iba del regate, pero no acertaba ni en el centro ni en el disparo. Los laterales tampoco aportaron nada porque nunca probaron a doblar y buscar el dos contra uno. Cambios sin fruto No era la primera vez que España se veía por detrás en el marcador en esta fase de clasificación. Ya en Kiev le pasó lo mismo y entonces remontó para dejarse empatar finalmente (2- 2) Por eso dio la sensación de que tras el descanso salió convencida de que también iba a remontar ese gol. Grecia, como era imaginable, se colgó del larguero y ató marcajes al hombre sobre Morientes y Raúl. Mientras, la selección se empeñó en subir la cuesta como fuese. Como era evidente que las bandas no terminaban de funcionar, con media hora por delante sustituyó de golpe a Etxeberria y Vicente. No surtió el efecto esperado la salida de De Pedro y Joaquín, porque la angustia de la impotencia se fue haciendo dueña del equipo según pasaban los minutos y cada vez se veía más infranqueable la muralla blanca. Hasta Helguera se sumó al ataque como un delantero más cuando los griegos se quedaron sin su lateral izquierdo Venetidis, pero los últimos intentos acabaron siempre en las manos de un segurísimo Nikopolidis. La Eurocopa no peligra, pero necesitará de un esfuerzo mayor. Míchel Salgado intenta sortear la presión de Karagounis con su dinamismo y superactividad. La posición del canario siempre está expuesta al debate. Ayer entró bastante en juego. Como medio centro ofensivo su principal obligación era crear, circular, canalizar el juego... Lo intentó, pero en esas maniobras organizadoras su visión de juego pierde contundecia en una de sus especialidades, el último pase. FABIÁN SIMÓN Comienzo esperanzador Y mira que España salió bien. Etxberria y Vicente abrían bien el campo, Raúl y Morientes se escalonaban en el juego del doble ariete y Valerón le cogía pronto el pulso al balón y al partido Y así fueron pasando los minutos, con España volcada y Grecia panza arriba. Otto Rehhagel no tuvo inconveniente en hacer dos cambios antes del descanso para mover aún más fácilmente la manivela defensiva. Como Tsartas estaba de espectador y Charisteas no terminaba de cerrar su banda derecha- -la izquierda de Raúl de Bravo- sacó a dos centrocampistas espe-