Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid VIERNES 25 4 2003 ABC Detenidos los asesinos del colombiano hallado en la N- III ABC MADRID. La Guardia Civil ha detenido a un grupo dedicado al tráfico de drogas y entre cuyos integrantes parecen encuentrarse los autores del asesinato, por un ajuste de cuentas, de Jose Arley Montejo, el colombiano que fue encontrado el pasado mes de febrero en una cuneta de la N- III (carretera de Valencia) en un punto cercano al municipio de Perales de Tajuña. Según informaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, en la la operación, denominada Cristalazo e iniciada a finales del pasado mes de febrero a raíz del hallazgo del cadáver en el kilómetro 35,9 de la N- III, han sido arrestadas nueve personas, presuntamente implicadas en diversos delitos contra la salud pública, además de en este homicidio. Los agentes centraron sus pesquisas en el círculo más cercano de familiares y amigos del fallecido ante la sospecha de que éste pudiera estar implicado en algún asunto de narcotráfico, dado que en el registro que se practicó en el domicilio de la víctima fueron hallados 760 gramos de cocaína. Cinco jóvenes intoxicados por humo en el incendio de un internado de Loeches El siniestro se originó al manipular una alumna un mechero en su habitación b Las ventanas de las dos habita- ciones más afectadas estaban protegidas con rejas, lo que dificultó las labores de rescate de las víctimas, según los bomberos I. B. MADRID. Un incendio originado en la madrugada del jueves en el colegio Monfort de la localidad madrileña de Loeches causó cinco heridos por intoxicación de humo, uno de los cuales, una alumna de 14 años, fue ingresada en estado grave en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. El siniestro se declaró en torno a la una menos veinte en una de las habitaciones de la primera planta del edificio que alberga las residencia de alumnas. Al parecer, la causa del incendio fue la manipulación de un mechero por parte de una de las internas, que se dedicaba en ese momento a grabar con su llama una inscripción en alguna zona de madera de su litera, y que provocó que ardiera el colchón. La estancia, con capacidad para cuatro alumnas, quedó llena de humo en cuestión de segun- dos, que se extendió especialmente a la de enfrente, donde se encontraba la joven que ha resultado herida de gravedad, y a otras once habitaciones, así como a parte del pasillo, donde fue finalmente dominado por las cuatro dotaciones de Bomberos de la Comunidad de Madrid desplazadas al lugar. Fuentes del centro explicaron que la primera llamada al 112 la efectuó una de las profesoras, cuya habitación se sitúa próxima a las más afectadas, y que, más tarde, varias alumnas usaron sus teléfonos móviles para igualmente alertar a los servicios de emergencias. Los bomberos controlaron el fuego en un intervalo de media hora. No obstante, el rescate de una de las víctimas, la alumna que resultó con un grado grave de intoxicación, resultó especialmente complicado dada la existencia de rejas en las ventanas tanto de esta habitación como de aquella en la que se originó el incendio, del todo devastada por las llamas. En una primera inspección, y tras haber serrado las rejas tanto la Guardia Civil como los bomberos, uno de los efectivos se introdujo en la alcoba, repleta de humo, de la muchacha, pero no la avistó. Poco después fue hallada en el suelo e inconsciente. La evolución de la niña es favorable y no se teme por su vida. El centro no pudo presentar ningún plan reglamentario de protección para facilitar la evacuación en caso de siniestro, circunstancia que explican sus responsables por el hecho de que las estancias interiores de el edificio tienen la salida franca al patio, y porque los alumnos reciben instrucciones cada comienzo de curso sobre cómo actuar en situaciones de emergencia. En un patio de Lagasca Del mismo modo, fueron rescatadas las tres chicas que se hallaban en la habitación en la que se declaró el incendio, así como un muchacho de 19 años que, junto al director del centro, se desplazó desde el edificio de alumnos, situado a unos cientos de metros, con la intención de participar con extintores en las labores de control del fuego. También en la madrugada del jueves, los bomberos de Madrid tuvieron que emplearse durante dos horas en la extinción de un incendio originado en un patio de un edificio de la calle Lagasca, en el distrito de Salamanca.