Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 VIERNES 7 3 2003 ABC El conflicto de Irak Radio de acción de los misiles iraquíes Irak tiene escondidos entre una docena y dieciocho misiles enterrados en alguna parte de su desierto noroeste Mar Negro Georgia Armenia Azerbaiyán Mar Caspio Al Husein 650 km 10 9 8 7 6 5 4 3 2 1 Turquía Turkmenistán El misil Al Husein Longitud: 11,2 m Diámetro: 0,90 m Peso: 3.900 kg Carga útil: 450 kg Alcance: 650 km Velocidad: Mach 2 Chipre Líbano Siria Irak Fallujah Misiles enterrados Bagdad Al Rafah Irán Jordania El misil Al Samud Longitud: 7,5 m Diámetro: 0,76 m Peso: 2.300 kg Carga útil: 300 kg Alcance: 150 km Velocidad: Mach 4 Armamento que se está destruyendo Israel Kuwait Egipto Al Samud 150 km Arabia Saudí Qatar Infografía ABC Sadam esconde en el desierto misiles con capacidad de llegar hasta Israel y Turquía Irak ha estado modernizando desde el año 1998 algunas de sus instalaciones químicas y biológicas b Algunas de las pruebas han sido confirmadas por diferentes fuentes e incluso en determinados casos obtenidas por los servicios de información españoles ÁNGEL GARCÍA MORENO MADRID. Los países más interesados en el urgente desarme de Irak trabajan con una serie de informaciones que niegan las versiones del régimen de Sadam Husein sobre la eliminación de armas de destrucción masiva. Según fuentes del Gobierno, a las que ha tenido acceso ABC, los países occidentales echan de menos entre una docena y dieciocho misiles de largo alcance de los que se sabe que el régimen iraquí contaba hace unos años. aunque no lo alcancen, pueden provocar grandes daños en las zonas de la localidad donde caígan. Con estos misiles Irak puede llegar a alcanzar Israel, Turquía, e incluso a alguna zona del mediterráneo medio como Chipre. Las fuentes consultadas por ABC aseguran que se sabe que estos misiles están enterrados en alguna parte del desierto noroeste de Irak. De ello y hasta ahora el régimen de Sadam Husein no ha dado prueba de que esos misiles no existan. Tampoco y de acuerdo con las mismas fuentes, el régimen iraquí no ha podido demostrar todavía la destrucción de los agentes químicos que detectó la misión de verificación de desarme de la ONU que había estado trabajando en el país hasta que fue expulsada en 1998. En este sentido las fuentes consultadas por ABC indican que desde ese año se ha producido actividad en las instalaciones químicas y biológicas que fueron localizadas por la citada misión. Todo ello está demostrado, aseguran. En al menos tres de ellas se tiene constancia de la existencia de obras de arreglo y modernización. Es decir no se ha dejado de trabajar desde entonces. Una éstas es la planta de Fallujah, una instalación dedicada a la producción de agentes químicos y que alcanza notables dimensiones. También se han producido las citadas obras de mejora en la planta de Al Rafah cuya misión es la realización de pruebas de motores con capacidades superiores a las permitidas por las Naciones Unidas y destinada al ensamblaje de misiles. Igualmente se ha contituado trabajando en la planta de Amiryah, donde se estima que se concentra el potencial de armas biológicas del régimen iraquí. En cualquier caso y según ha sabido ABC algunas de estas pruebas han sido comprobadas por más de una fuente u obtenidas incluso por los propios servicios de información españoles. Palacios Estas, que son algunas de las pruebas de las que disponen los países interesados en el desarme iraquí, son conocidas por varias Administraciones. De hecho, la falta de los citados misiles Husein es conocida por Alemania y la Alianza Atlántica. El trabajo de los inspectores de la ONU, por tanto, es muy complejo ya que a la falta de pruebas de que este material no existe se añade la dificultad de su comprobación en el territorio iraquí. Como prueba de la dificultad de este trabajo está el hecho de que muchos de los numerosos llamados palacios presidenciales de Sadam Husein no son sino complejos con una enorme extensión de terreno. Como ejemplo se podría citar que la extensión de uno de estos palacios ocupa tanto como unas Reforzada la seguridad en el Estrecho A. G. M. MADRID. La Fuerza Naval Permantente de la OTAN en el Atlántico (STANAFORLANT) se ha incorporado al refuerzo de la misión Active Endeavour (Esfuerzo Activo) en apoyo de la operación Libertad Duradera en aguas del Estrecho y del Alcance Estos misiles, denominados Husein tienen un alcance de 650 kilómetros y capacidad para transportar, entre otros, armamento químico y biológico. Los Husein son una versión mejorada por Irak de los Scud soviéticos, que tanta fama adquirieron en la Guerra del Golfo de 1991. Aunque los expertos no los consideran muy precisos a la hora de dar a un objetivo, los Husein tienen una gran capacidad de destrucción, por lo que si son lanzados contra un determinado blanco en una ciudad Mediterráneo contra el terrorismo internacional, activada a raíz del 11- S. Esta fuerza naval zarpó de Lisboa el día 3 y está al mando del contralmirante español Manuel Otero Penelas en la fragata Victoria Ultimamente esta misión, que consiste en el control del tráfico por el mediterráneo, la realizaba solo la Fuerza Naval Permanente del Mediterráneo (STANAFORMED) de la que forma parte también la fragata española Cataluña La decisión de extender a Gibraltar estas patrullas fue aprobada formalmente por la OTAN el día 3.