Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 JUEVES 13 2 2003 ABC Cultura y espectáculos Galeristas, artistas y público exhiben en ARCO un manifiesto espíritu antibélico Picasso, Klee, Matisse, Giacometti son genios comprometidos con la paz proclaman b La directora de ARCO, Rosina Gómez- Baeza, espera que la guerra, si es que se produce, no estalle durante la feria, que reúne la obra de más de tres mil artistas EMILIA RUIZ ANTONIO ASTORGA MADRID. En ARCO hay un arte de helarte de frío, hay un arte contra los desastres de la guerra y hay un arte por la paz. Guerra y paz. Dos palabras que ayer se conjugaban entre pasillos y visillos, en trastiendas y galerías y entre los artistas. Ayer, se recordaba una conocida sentencia de Mahatma Gandhi: No hay caminos para la paz, la paz es el camino Otros senderos, artísticos y no artísticos, se perfilan ante la incierta realidad que vive el mundo. Se anuncia el reparto de 200.000 pegatinas con el No a la guerra Debería también incluir un rotundísimo No al terrorismo El arte, en sus múltiples y comprometidas manifestaciones, se da cita, pues, en ARCO. La feria madrileña acoge desde hoy a más de tres mil artistas procedentes de muy distintos países. Recorriendo las galerías encontramos diferentes respuestas a una pregunta: ¿Cómo dibujar el arte en la búsqueda de la paz? hay que condenar: el terrorismo, la guerra, la barbarie. Pablo Picasso simboliza la lucha por la paz Entre las galerías camina un tipo ataviado con un uniforme militar. Resulta ser un artista; su nombre, Juan Luis Moraza. Ante las distintas movilizaciones en contra de la guerra, él ha optado por manifestarse con un traje que tenía en el armario y que guardaba desde la Bienal Internacional del Deporte de hace dos años. Sobre las relaciones entre el arte y la guerra reflexiona: El arte ha sido un espejo de la sociedad; ha embellecido todas las batallas (incluso etimológicamente, lo que llamamos bello y la guerra proceden del latín bellum Se trata, según explica, de una relación de legitimidad recíproca por la que resulta difícil hablar del arte de la paz, porque ésta encierra en sí misma una contradicción. Recuerda en este sentido una máxima de Nietzsche, Una buena guerra justifica cualquier cosa para después apuntar que lo valioso en el arte es lo relacionado con las personas: El arte tiene que ver con una intensidad de experiencia que señala los agujeros de la realidad donde las versiones oficiales concluyen Eso es lo que hay Un visitante observa los lienzos de Eduardo Chillida que fueron tapados con un No a la guerra en la galería Línea de Lanzarote que ver, según Moraza, los agujeros de la realidad, porque en la reivindicación no se sabe contra qué se protesta, la imagen es ambigua articulada y pretende ilustrarnos sobre el arte del futuro. Amparo Zaragoza, responsable de la galería, nos descubre la lectura anti- violencia que propone la obra; este Cristo, según explica, habla en favor de la paz, como también lo hacen otras obras en las que a simple vista sólo aparecen unas bellas mujeres: La primera lectura puede ser ambigua, pero en realidad se apunta a la facilidad con la que la sociedad asimila la violencia cuando se la presenta con belleza En la entrada al pabellón 7, el artista, que fue director ar- Las Meninas, robotizadas Sea cual sea su forma, el arte es un canal de expresión. Las obras así lo constatan. En otro pasillo, la galería valenciana Punto muestra una muy particular, Cristo de los cuatro brazos de Ximo Lizana, que sorprende al visitante con un lenguaje robótico. Provisto de una máscara antigás, la pieza está Stop War Esperemos que la guerra, si es que se produce, no tenga lugar coincidiendo con la feria Quien habla es Rosina Gómez- Baeza, que no cree que el clima prebélico origine el descenso en las ventas de obras ni en España, donde se mantiene la estabilidad, ni tampoco en Europa Uno de las piezas más fotografiadas era la del artista Vasan Sitthiket s, que presenta varios retratos, entre ellos a Sadam Husein y George Bush sobre cuyo rostro ha escrito en grandes dimensiones: Stop Bush. Stop War! Tzila Krugier, de la galería Jan Krugier con sedes en Ginebra (Suiza) y Nueva York, considera que toda la cultura y todo el arte deben estar contra la guerra y contra el terrorrismo. Mire estos artistas. Ahí están Pablo Picasso, Henri Matisse, Alberto Giacometti, Paul Klee, Joan Miró, creadores todos ellos comprometidos por la paz. La cultura, el arte nos salva y nos protege de la violencia. Nos educa para hacer frente a todo tipo de violencia que ABC exhibe sus IV premios de Pintura y Fotografía La contundencia y la contemporaneidad de la última fotografía y pintura española se dan cita en el stand que ABC tiene en ARCO. Con un espectacular y original diseño, que atrae la mirada del visitante de la feria, se exhibe la IV edición de los premios ABC de Pintura y Fotografía. El argonauta vuelve a las islas negras del gallego nacido en Caracas Darío Álvarez Basso, obtuvo el premio de Pintura por su contundencia, plasticidad, profundidad, limpieza de color y particular gramática. Junto a él, cinco menciones honoríficas que, por orden alfabético, correspondieron a Serie Ullar del que es autor Ximo Amigo; Ironía para una sociedad desarrollada de Mabel Arce Morán; Sugar proum de Eduardo Barco; Con los ojos de Santiago Cano Turrión y La galería de un coleccionista de Manuel Saro. En fotografía se reconoció la obra Suite Murakami una serie de tres imágenes de Miguel Ángel Tornero. Menciones honoríficas recibieron María Bleda y José María Rosa, por Casa de Anfitrite. Bulla regia Paco Valverde Zoológico- extremo. Palacio de Riofrío- Segovia 2002 Sergio Belinchón Suburbia Diego Opazo Contenedor I y Pilar Soberón Cita a los viajes de hormigón de Wolf Vostell Un aspecto del stand de ABC en ARCO