Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 28 12 2002 Cultura 61 Los Trastámara protagonizaron el origen de España afirma Julio Valdeón El autor aborda el enfrentamiento fratricida entre dos reyes españoles I el Cruel y Enrique de Trastámara Julio Valdeón evoca el conflicto fratricida que estos dos reyes iniciaron en el siglo XIV por ocupar el trono de Castilla EMILIA RUIZ MARTÍNEZ MADRID. El catedrático de Historia Medieval y miembro de la Real Academia de la Historia Julio Valdeón emprende en Pedro I el Cruel y Enrique de Trastámara. ¿La primera guerra civil española? (Aguilar) una retrospectiva que sitúa al lector en el siglo XIV, en un periodo convulso política y económicamente. En 1366 se inicia un violento conflicto fratricida por ocupar el trono de Castilla, protagonizado por dos hermanastros, Pedro I el Cruel y Enrique de Trastámara, hijos de Alfonso XI (el primero, legítimo; el segundo, fruto de los amores del rey con Leonor de Guzmán) Enrique resultó victorioso. ¿Con qué actitud aborda el historiador del siglo XXI un episodio acaecido en el XIV? -Todo lo que ha ocurrido en la vida b En Pedro humana es parte de la historia. Aunque sean acontecimientos muy lejanos, siempre es útil recordarlos y meditar sobre ellos, porque todo contribuye a conocer mejor el mundo en que vivimos. Nos situamos en la perspectiva. ¿No deberíamos hoy recuperar esa perspectiva? -Creo que sí. El futuro es una herencia del pasado; resulta imprescindible situarnos en esa perspectiva histórica, que nos obliga a retrotraernos al primer hombre, para conocer el presente. La historia es el territorio del ser humano, la que nos diferencia de los demás seres vivos. El origen de la nación española ¿Qué supuso el enfrentamiento fratricida que relata para el desarrollo de la Corona de Castilla? -La victoria de Enrique de Trastámara fue importante porque se estableció una dinastía decisiva con el fortalecimiento del poder político de los reyes y la construcción de lo que ahora llamamos Estado moderno. Su establecimiento en la Corona de Aragón fue el arranque de la futura unión de las dos Coronas, con los Reyes Católicos. Los Trastámara protagonizaron el origen de la nación española al situar a Castilla en un papel hegemónico. ¿Cuáles han sido sus fuentes documentales? -La documentación es muy variada, pero la fuente directa más explícita son las crónicas, sobre todo las que escribió López de Ayala de cada uno de los reyes. Se conserva la documentación de la propia corte y la local, la de los concejos y la eclesiástica. Toda ella permite no obtener la conclusión simplista de que estamos ante un rey terrible o ante un rey justiciero. Es cierto que don Pedro fue un rey duro con sus colaboradores e incluso con su esposa, desconfiado, quizá un psicópata, como dicen los que han estudiado sus restos. ¿Hay cierta analogía entre aquel conflicto y la guerra civil española? -Eso surgió en un trabajo que vio en aquella guerra una pugna entre el bando conservador y el progresista, dos versiones de entender lo español. Esta distinción es discutible, pero hay aspectos que sugieren semejanzas: las dos duraron tres años; la del siglo XIV fue ganada por Enrique, defensor de la Iglesia católica, que luchó contra un Julio Valdeón GONZALO CRUZ rey tirano, pro judío y pro musulmán. En la guerra civil venció otro cruzado, Franco. Son dos siglos distintos, la humanidad no es la misma. ¿Qué enseñanza se obtiene para la sociedad moderna? -No sé si de una sociedad tan simple como la medieval podrían extraerse soluciones para problemas tan complejos como los actuales. Eso sí, el ser humano es el mismo, desde Atapuerca al siglo XXI.