Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 22 9 2002 Nacional 19 ENCUESTA DE IPSOS- ECO CONSULTING PARA ABC LA COMUNIDAD DE MADRID Sólo un pacto entre IU y el PSOE podría arrebatar la Comunidad a los populares Esperanza Aguirre, a dos escaños de alcanzar la mayoría absoluta ABC MADRID. Esperanza Aguirre, la candidata del PP para la Comunidad de Madrid, tiene ante sí el difícil reto de mantener la mayoría absoluta de la que su partido viene disfrutando desde el año 1995. A tenor de los datos que arroja la encuesta de Ipsos- Eco Consulting para ABC, un pacto entre el PSOE e IU podría dar la vuelta a la situación. En caso de celebrarse ahora las elecciones autonómicas, la actual presidenta del Senado se quedaría a dos escaños de dicha mayoría, al conseguir cincuenta diputados regionales, frente a los cincuenta y dos que sumarían PSOE e Izquierda Unida, lo que, sin ninguna duda, implicaría un vuelco en una Cámara que, a falta de cotejar los incrementos del censo electoral, estaría formada por 102 diputados. La designación de Alberto Ruiz- Gallardón como candidato a la Alcaldía de la capital de España parece haber desguarnecido un tanto al PP. Del 51,1 por ciento de los votos que Gallardón obtuvo en los comicios autonómicos de 1999, Aguirre perdería ahora- -sin haber sido designada oficialmente- -casi tres puntos, según este sondeo sobre intención de voto, lo que se traduciría en cinco escaños menos, pasando de 55 a 50. Serían exactamente los mismos que conseguiría arrebatarle el PSOE (que pasaría de 39 asientos en el Parlamento regional a 44) mientras que IU se quedaría con su actual representación de ocho diputados y el mismo porcentaje de voto. En este contexto, resulta clave que la actual presidenta del Senado mantenga el voto sociológicamente de izquierdas que no tenía inconveniente en respaldar a Ruiz- Gallardón. El ahora aspirante a la alcaldía conseguía buenos resultados electorales en el llamado cinturón rojo madrileño, integrado, principalmente, por los grandes municipios del sur como Móstoles, Fuenlabrada, Getafe, Leganés o Alcorcón. Incluso en esta última localidad consiguió imponerse a los socialistas en las anteriores autonómicas. Esperanza Aguirre ña y no tanto por la Comunidad. De hecho, Simancas está destinado a hacer un papel más bien secundario durante la precampaña y la campaña, pues la intención de la dirección socialista es que se visualice una especie de tándem Trinidad Jiménez- Rodríguez Zapatero. La decisión del líder del PSOE Rafael Simancas de situar a Jiménez en la candidatura a la alcaldía, hizo que el presidente del Gobierno moviera ficha y respondiera con el órdago de Gallardón. Esto ha permitido que Simancas, secretario general de los socialistas madrileños, no tenga que enfrentarse a un adversario tan valorado en el terreno au- tonómico como el actual inquilino del número 7 de la Puerta del Sol. Tal vez, a tenor de estos resultados, el PSOE decida potenciar más a su cabeza de lista a la Comunidad de Madrid, quien, si bien parece no tener posibilidades de ganar las elecciones, podría hacerse con la presidencia autonómica con el apoyo de Izquierda Unida. Los socialistas y la coalición que lidera Gaspar Llamazares se han lanzado distintos guiños y expresado su voluntad de colaborar y de reeditar los pactos en aquellos sitios donde el PP pierda la mayoría absoluta, tal y como hicieron tras los comicios autonómicos y locales de 1999, que permitieron, por ejemplo, que Francesc Antich fuera investido presidente de la Comunidad balear y Rosa Aguilar alcaldesa de Córdoba. En el PP son conscientes de que cualquier pérdida de mayoría absoluta les supondrá también perder poder territorial, después de que, en 1995 la falta de entendimiento entre el PSOE e Izquierda Unida les permitiera gobernar en Comunidades como Asturias o Ayuntamientos como Málaga, hecho del que los partidos de izquierda sacaron una lección. En todo caso, incluso entre los votantes del PSOE, es mayoritaria la opinión de que el PP ganará las elecciones autonómicas en Madrid. Un 41 por ciento de los encuestados opina eso, frente al 32,1 por ciento que creen que será su partido el que ganará. La candidata del PP parte con ventaja en conocimiento y popularidad ABC MADRID. De los candidatos con que cuentan las tres fuerzas políticas representadas en la Cámara Regional de Madrid, Esperanza Aguirre aventaja con mucho a sus adversarios en cuando a grado de conocimiento e índice de popularidad. La dirigente del PP es conocida por el 88,4 por ciento del electorado madrileño, mientras que al socialista Simancas lo conoce un 41 por ciento y a Fausto Fernández, de IU, tan sólo un exiguo 12,1 por ciento. También disfruta la actual presidenta del Senado de un índice de popularidad estimable, 35,8, frente al 17,4 de Simancas y el 5,3 de Fernández. Sin embargo, el complejo cuadro electoral en la Comunidad de Madrid puede llevar a Simancas y Fernández a una mayoría con la que se reeditaría el atípico pacto balear que sostiene a Antich al frente de esa Comunidad. Esperanza Aguirre será presentada como candidata a mediados del próximo mes. Agenda contra reloj Esperanza Aguirre, a la que su partido ha diseñado una agenda intensísima para que acuda a todos y cada uno de los rincones de la Comunidad, tendrá que emplearse a fondo para superar el cincuenta por ciento de los apoyos y mantener la herencia de su compañero de partido. A su favor tiene, no obstante, el haber sido la senadora más votada de España, lo que es un augurio de su auténtica capacidad electoral frente a un casi desconocido candidato socialista, Rafael Simancas. Paradójicamente, Simancas podría ser el más beneficiado de la apuesta que el líder de su partido, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho por Madrid, aunque ésta pasa por aupar a Trinidad Jiménez a la alcaldía de la capital de Espa- Ficha técnica Ámbito: Nacional. Universo de la muestra: Población electoral española. Tamaño de la muestra: Para total nacional: 2.010 entrevistas. Metodología: Entrevistas telefónicas. Fechas de realización: Del 6 al 13 de septiembre de 2002.