Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 Deportes MUNDIAL DE FÚTBOL COREA- JAPÓN 2002 LUNES 24 6 2002 ABC ABC LUNES 24 6 2002 Deportes MUNDIAL DE FÚTBOL COREA- JAPÓN 2002 68 ESPAÑA VUELVE A CASA LO MEJOR LO PEOR Puyol y Casillas, los mejores; Tristán, Mendieta y Juanfran... Camacho utilizó a todos los jugadores de campo y sólo el meta jugó todo ENRIQUE ORTEGO, enviado especial La gran actuación de Joaquín ante Corea le respalda para el futuro. Sus regates destrozan la defensa mejor armada disminuir su rendimiento físico bajó enteros. Clave en todo el juego a balón parado. Dio tres pases de gol, uno a Valerón en el segundo tanto contra Eslovenia y dos frente a Paraguay, los dos primeros. Siempre dio la cara y estuvo muy participativo. Mendieta. MAL. Tres partidos como sustituto. 196 minutos. Lo único positivo que hizo fue marcar el penalti contra Irlanda. Por lo demás acusó la inactividad de toda la temporada. Físicamente mal, cohibido, sin creer en sí mismo cometió muchas faltas. No correspondió a la confianza que le otorgó el técnico en momentos cruciales de los encuentros. Raúl. NOTABLE. Cuatro partidos. Tres completos y sustituido contra Irlanda por lesión. 340 minutos. 3 goles. El líder del equipo. No sólo por su poder realizador, sino por la influencia que ejerce en el juego ofensivo. Muy activo y en gran forma. Gran sentido de la responsabilidad y del esfuerzo colectivo. Tristán. MAL. Dos partidos. Titu- Físicamente mal, cohibido y sin confianza, Mendieta no correspondió nunca a la confianza de Camacho lar en los dos primeros y sustituido en ambos. No volvió a jugar. 111 minutos. Se lesionó en el primer encuentro y no volvió a estar bien. Estuvo poco activo y desdibujado en los minutos que jugó. Morientes. NOTABLE. Cinco partidos. En los tres últimos, titular. 336 minutos. 3 goles. Además participó en el segundo contra Eslovenia y le hicieron el penalti del tercero. Se lesionó contra Irlanda y fue sustituido. Muy trabajador en todos los conceptos, su aportación en defensa en el juego aéreo ha sido extraordinaria. En ataque lo dicen sus goles. Lástima del remate al poste contra Corea. Podía haber sido su momento de éxtasis. Luque. BIEN. Dos partidos, en ambos entró en la segunda parte. 55 minutos. Sólo por su aportación en el encuentro contra Irlanda puede marcharse orgulloso de este Campeonato. Interpretó lo que tenía que hacer al tener un jugador menos su equipo y lo cumplió perfectamente. SEÚL. El análisis de la actuación de los españoles se salda con un aprobado general, con cotas de máxima nota para Puyol y Casillas- -éste el único que disputó los cinco partidos completos- -y suspenso para Mendieta, Juanfran y Romero, que no tuvieron el mínimo rendimiento esperado. Camacho ofreció cal y arena. Casillas. MUY BIEN. Cinco partidos completos. 510 minutos. Su momento culminante lo vivió contra Irlanda, con los tres penaltis parados y aquella gran intervención ante Robby Keane. En el resto de partidos dio muestras de su seguridad y concentración, con alguna salida en falso como único lunar. Puyol. MUY BIEN. Cuatro partidos completos. 420 minutos. Fue superándose según avanzaba la competición, según la envergadura del rival y los aprietos del equipo. Físicamente soberbio, tuvo además talante para jugar el balón con precisión y sin riesgo. Ofensivamente se lució el día de Paraguay. Fue de menos a más. No acusó el tanto en propia puerta que marcó contra Paraguay. Dio el pase del gol contra Irlanda. Curro Torres. REGULAR. Un partido. 90 minutos. Jugó ante Suráfrica. Cumplió sin excesos en un partido cómodo. Le faltó adoptar más riesgos ofensivos. Hierro. BIEN. Cuatro partidos completos. 420 minutos. Dos goles de penalti. Sólo faltó ante Suráfrica. Comenzó físicamente muy justo, para ir mejorando su rendimiento en los partidos más complicados. Ante Irlanda, sin la acción del penalti, su actuación hubiera sido perfecta. Se retira de la selección con 89 encuentros y 29 tantos. Nadal. BIEN. Cuatro partidos completos. 390 minutos. Sólo no jugó contra Irlanda, y su ausencia se dejó notar sobre todo después de la salidad de Quinn al campo. Con su experiencia, buena colocación y dominio del juego aéreo, ha cumplido el expediente más que aceptablemente. Helguera. NOTABLE. Cinco partidos, dos como sustituto y tres de titular. 364 minutos. Su versatilidad le ha permitido adaptarse perfectamente a la posición de central (Suráfrica e Irlanda) y de medio centro (Corea) No fue titular los dos primeros partidos, pero cuando salió dio empaque al equipo, sobre todo contra Paraguay, cuando fue el gran revulsivo. Es una garantía para el futuro, especialmente con la retirada de Hierro. Juanfran. MAL. Dos partidos completos y contra Eslovenia fue sustituido (81 291 minutos. El Mundial le ha venido grande y sólo ha destacado por su buen tono físico. Le ha faltado proyección ofensiva y atrás se ha complicado la vida más de lo normal. Lo peor, sus indecisiones y falta de confianza en sí mismo. Falló uno de los penaltis contra Irlanda. Romero. MAL. Dos partidos completos y sustituyó a Juanfran contra Eslovenia (9 219 minutos. También ha sido víctima de la trascendencia de la competición. Nunca se ha soltado y ha jugado con el freno de mano echado, complicándose la vida. Luis Enrique. REGULAR. Cinco partidos, tres de titular y dos como sustituto. 288 minutos. De más a menos. Físicamente acabó muy tocado y eso influyó negativamente en su rendimiento. Jugó preferentemente en la banda derecha, aunque contra Corea actuó de segundo punta. Le faltó remate. Fabricó la jugada del primer tanto de Raúl a Eslovenia. Joaquín. BIEN. Dos partidos completos. 210 minutos. Su gran actuación ante Corea le respalda absolutamente para el futuro. Tuvo desparpajo y confianza en sus cualidades. Sus regates destrozan la defensa mejor armada. Mejoró la prestación del partido ante Suráfrica con creces. Baraja. BIEN. Cuatro partidos completos. 420 minutos. Camacho le dio la posibilidad de llevar el juego del equipo desde la posición de medio centro y tuvo problemas para adaptarse a ella. No ofreció la fluidez necesaria. Brilló más cuando se liberó y jugó mejor como interior. Valerón. REGULAR. Cuatro partidos. Dos completos y en dos sustituido. 373 minutos. Jugó tres encuentros como segundo medio centro y el último, como medio punta. Detalles de su calidad innata, pero sin continuidad. No mantuvo el nivel de su gran temporada. Parece como si la gran competición le pudiera. Puyol y Casillas, los mejores de España Albelda. REGULAR. Dos partidos. Titular y sustituido contra Suráfrica y sustituto frente a Irlanda, pero no pudo disputar la prórroga por lesión. 101 minutos oficiales, 51 reales. Llegó al Mundial lesionado y nunca se recuperó totalmente. Una decepción, pues entraba en los planes previos del seleccionador. Xavi. REGULAR. Tres partidos como sustituto. 124 minutos. No es mucho tiempo para entrar en juego, pero cuando lo hizo no desentonó y cumplió las órdenes del entrenador. Sergio. REGULAR. Un partido. Entró por Albelda contra Suráfrica. 38 minutos. Ese día no estuvo mal. De Pedro. BIEN. Cuatro partidos. Los dos primeros completos, en los dos últimos fue sustituido. 314 minutos. Comenzó a un gran nivel, pero al Reuters ASÍ ESTUVO JOSÉ ANTONIO CAMACHO REGULAR. No terminó de cuajar nunca el equipo, al que le faltó equilibrio siempre en el centro del campo. Se obsesionó con Baraja de medio centro y el jugador del Valencia no es un especialista para canalizar el juego. Estuvo acertado en los cambios en los dos primeros partidos y supo regular los minutos de todos en el tercer encuentro, contra Suráfrica y con la clasificación asegurada, pero sin embargo se equivocó en el partido contra Irlanda, sobre todo en los cambios. Debía haber metido a Nadal para frenar a Quinn. Su reiteración con Mendieta no tiene explicación. Contra Corea, posiblemente, debería haber arriesgado con un hombre más ofensivo y fuerte físicamente como Luque. Siempre mantuvo su sistema clásico, el 4- 4- 2.