Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 2 5 2002 Nacional 11 ETA intenta una matanza con un coche bomba en las cercanías del Bernabéu Los terroristas explosionaron otro vehículo, el que utilizaron para huir, en la calle de Embajadores Tan sólo tres días ha tardado ETA en dar respuesta a la operación desarrollada contra su entramado financiero. Los miembros del reorganizado comando Madrid hacían estallar un coche bomba cargado con veinte kilos de explosivo frente al estadio Santiago Bernabéu. La rápida actuación de la Policía evitó una matanza. Sólo 18 personas resultaron heridas leves. D. MARTÍNEZ J. PAGOLA MADRID. La banda terrorista ETA pretendía, con el atentado de ayer, obtener la máxima repercusión internacional aprovechando que se disputaba el partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el Barcelona para el que estaban acreditados periodistas de todo el mundo. También buscaba la suspensión del encuentro aunque, pese al chantaje, se disputó y, según todos los indicios, una matanza de policias, pues el coche estalló cinco minutos antes de lo anunciado. A las cuatro y media de la tarde un comunicante anónimo que dijo hablar en nombre de ETA avisó en llamada telefónica al diario proetarra Gara de la colocación de un coche bomba, marca Renault 19, con matrícula M- 1655- MB doblada, que estallaría a las cinco junto a la Torre Europa, situada en el Paseo de la Castellana, justo en frente del estadio Santiago Bernabéu. El periódico desvió el mensaje a la Asociación de Ayuda en Carretera de Guipúzcoa que puso el hecho en conocimiento de la Policía en Madrid. Minutos antes la banda lo había anunciado al servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid. Inmediatamente se acordonó la zona, no sólo con el amplio desplie- Un Policía examina el vehículo usado por los terroristas en la fuga, que tampoco causó víctimas mortales gue de los agentes encargados de la seguridad en torno al partido de fútbol, sino también con los efectivos que integran el dispositivo de alerta establecido tras la reaparición del comando Madrid el 22 de abril, con el atentado contra la sede central de Repsol, muy cerca de donde ayer se registró la acción terrorista. podría ir dirigido a los efectivos policiales que procedieran al desalojo de la zona. La deflagración provocó el incendio del vehículo y la densa humareda pudo observarse desde distintos puntos de la capital. El vehículo fue estacionado en batería, junto a una sucursal de Caja Madrid situada en la planta baja de Torre Europa, al parecer, por dos individuos, según relataron algunos testigos. Como consecuencia de la explosión resultaron afectadas, de forma leve, dieciocho personas, entre ellas dos policías nacionales que desalojaban la zona. Se trata de cortes por desprendimiento de cristales, lesiones en los tímpanos y crisis nerviosas. Todos los afectados fueron atendidos en un hospital de campa- Jaime García Actuación eficaz Gracias a la rápida actuación de las Fuerzas de Seguridad se evitó la tragedia porque el coche bomba, compuesto por unos veinte kilos de dinamita introducidos en el maletero y programado con un temporizador, estalló cinco minutos antes del plazo dado por la banda criminal. Se sospecha, en este sentido, que el atentado ña desplegado en el lugar por miembros del Samur. El hecho de que la deflagración se registrara en un espacio muy abierto evitó que se produjeron mayores daños materiales. Aun así, la onda expansiva provocó destrozos en una docena de vehículos estacionados en las inmediaciones y la rotura de cristales, no sólo de la Torre Europa- -este edificio alberga numerosas oficinas- sino en edificios situados al otro lado del Paseo de la Castellana. Asimismo, sufrió importantes daños la entrada de Caja Madrid. El coche bomba, por su parte, quedó convertido en un amasijo de hierros retorcidos. (Pasa a la página siguiente)