Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 NUMERO ESPECIAL. SÁBADO 6- 10- 2001 ABC Cuatrocientos años de historia, tradiciones y costumbres El origen de la localidad se sitúa en la leyenda de un pequeño pozo en el que hebió Don Femando de Alarcón POZUELO. R. O. Igunos de los sueños y esperanzas de los primeros moradores de la villa de Pozuelo de Alarcón han llegado a con- vertirse en reedidad. Los vecinos que denominaban a su pueblo Pozuelo de Aravaca cuando pertenecía al Concejo de la Vüla de Madrid, nunca podrían pensar que la tierra que les vio nacer evolucionaría hasta niveles insospechados. Es la historia de im pueblo que está reflejada en los rostros de sus descendientes y en. los testimonios arquitectónicos que aún perduran, entre los que destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción así como las fuentes donde iban las mujeres a lavar la ropa. LA LEYENDA Mantener la identidacl Autora del libro Pozuelo de Alarcón, su historia. Desde lá Prehistoria hasta el siglo XVU Esperanza Morón fue nombrada por el alcalde cronista oficial del mimicipio. Sus inquietudes le han hecho investigar la historia de su pueblo desde tiempos remotos y presidir la Asociación Cultural La Poza, cuyo objetivo es la recuperación de las tradiciones perdidas con el paso de los años. Empezamos a trabajar con lá recuperación y conservación de tradiciones de la historia y cultura del municipio. Hemos desarrollado varios proyectos encaminados a estos fines y, después de once años, podemos decir que la asociación va por buen camino Esperanza Morón recuerda las historias deí siglo XVni, cuando había muchas cofradías y Pozuelo era muy religioso. Algunas de estas cofradías se han conservado, como la de San Sebastián. También había bandas de música y muchas fiestas populares como las de Las Viejas formada por todas las mujeres casadas, devotas de la Virgen del Amor Hermoso Ve en el futuro de Pozuelo un destino esperanzador porque da considero una ciudad aunque eso no exime de que las ciüturas y las tradiciones se mantengan Pozuelo no puede perder su identidad a pesar de que la población crezca y la gente cambie subraya. De origen árabe, el pueblo se inicia en im punto denominado prado, de Torrejón, y se abastece de im pozo que se llama Pozuela, que más tarde daría nombre al pueblo. Cuenta la leyenda que el rey Francisco I de Francia estuvo prisionero en la Torre de los Lújanos. Un día se le permitió salir de cacería guardado por Don Femando de Alar- cón. En aquella época no había allí más que grandes bosques y vegetación abundante en la que vivían a sus anchas conejos, perdices, liebres, zorros, etcétera. Después de dar unas batidas, Don Femando sintió sed y buscó algún arroyo o fuente. Sólo divisó un corral y ma ermita semiderruida, centro de un caserío donde había un pozo del que sacaba agua una aldeana que la tradición pone el noriibre de María. Tras beber ambos caballeros, pudieron comprobar que se trataba de un agua de calidad excelente. La joven rechazó la moneda que le ofrecía en recompensa. La leyenda cuenta que don femando manifestó deseos de comprar el pozo, pagando las tierras con generosidad al abuelo de la moza. AUí, juiíto al pequeño pozo, se creó una finca de recreo que se conoció como Pozuelo de Alarcón. Poco tiempo después, Don Femando hizo construir una mansión. A su amparo pronto surgieron otras, hasta que en 1533 tomó el título de ViUa. Así, la historia de la localidad está íntimamente ligada con el agua y con el bosque. HASTA EL SIGLO XVII El mimicipio de Pozuelo de Alarcón pertenecía al Concejo de la Vüla de Madrid y al sexmo de Aravaca, por lo que fue denominado Pozuelo de Aravaca hasta el siglo XVn, cuan- Fotos; Archivo municipal A Las fiestas rememoran antiguos ritos del fuego V; A. T íU Ps r Vi l bt v- í j í r rr Ángel de Antonio A Esta inscripción se encuentra en una recóndita fuente que data de la época de Carlos I