Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 SOCIEDAD DOMINGO 27- 5- 2001 ABC La masonería asume el reto de contribuir alfinde las dictaduras mediante el fomento de la tolerancia El PSOE insta al Gobierno a tomar medidas para rehabilitar las Logias y rendir homenaje a los masones Una vez que los valores de l i b e r t a d e igualdad que propugnábamos están v i g e n t e s debemos lograr o t r o s o b j e t i v o s para el bien de la sociedad, c o m o la tolerancia o el rechazo a las d i c t a d u r a s A s i l o explica Tomás Sarobe, gran m a e s t r o de la Gran Logia de España, organizadora de la V Conferencia IVIundial de Grandes Logias, que ayer concluyó en M a d r i d El día de la inauguración, el PSOE instó al Gobierno a rehabilitar las Logias. Sarobe: Seguiremos buscando el bien de la sociedad Tomás Sarobe, gran maestro de la Gran Logia de España, asegura que el reto de la masonería en el siglo XXI es cumplir con imos nuevos objetivos para conseguir el bien en la sociedad. Este es imo de planteamientos debatidos en esta Conferencia mvmdial, que concluyó anoche en Madrid. Ahora tenemos una fimción muchísimo más importante que antes, ya que muchos de los valores que propugnábamos están ya vigentes. Después de apostar por la igualdad y la libertad y de nuestra contribución en la consecución de derechos sociales y de libertades, debemos conseguir otros objetivos para el bien de la sociedad, como la tolerancia o el rechazo a las dictaduras Para el gran maestro, el día que se generalice el código moral masónico- basado en la defensa de la tolerancia, el respeto a uno mismo y a los demás- la francmasonería habrá terminado su tarea, que desde el siglo x n i estos hermanos han venido desarrollando a pesar de la leyenda negra que les rodea. ¿Por qué dm- ante años Uamar a alguien masón era poco menos que un insulto? Sarobe está convencido de que la culpa la tienen los cuarenta años de tiranía franquista, que hicieron caer sobre la Masonería esa leyenda. Por eso pedimos ahora que se nos devuelva el reconocimiento que nos robaron Pero, además del honor, afirma que las cuatro décadas de dictadura franquista también causaron enormes daños patrimoniales en la Masonería española. La Gran Logia de España presentó ima reclamación al Estado para impedir la venta del templo masóesa imagen oscura que, en general, aún se tiene de la Masonería. Esta situación está superada en otros países. Nadie se asombra por el hecho de que se celebre este tipo de acontecimientos. Pero en España todavía falta ese reconocimiento. Sólo el Parlamento de Catíduña ha reconocido, de forma institucional, a la Masonería asegura Tomás Sarobe. LA PRIMERA LOGIA EN ESPAÑA MADRID. Isabel Gallego urante tres días, más de quinientos representantes de la Masonería de todo el mundo, han debatido sobre el futuro de esta institución, perseguida durante años, y han concluido con la ñrme convicción de continuar con la labor que un día iniciaron los albañües y canteros que levantart) n las grandes catedrales medievales: hacer el bien a la sociedad. Pero la consecución de muchos de sus objetivos obligan a una adaptación a los nuevos tiempos, aunque siempre sobre los símbolos que representan a la Masonería: el compás y la escuadra, elementos sóbrelos que gira todo su universo, así como el damero, suelo de trabajo del masón, que no es, ni más, ni menos que la mejora de la humanidad. SER MASÓN ES ALGO NORMAL D Todos estos elementos no son secretos, ni nosotros somos herméticos, simplemente ocurre que forman parte de la representación de los rituales que nosotros hacemos para nosotros mismos, no para los demás. Pero ser masón es ima cosa normal asegura el soberano gran conciliador del supremo consejo de España, Alberto Martínez Lacaci, quien niega que el secretismo que rodea a la Masonería sea buscado. Es una cuestión de discreción, no de secretismo. Nosotros no podemos decir de alguien si es masón. Será esa persona, en el uso de su libertad, quien decida hacerlo público o no. Lo que sí es cierto es que los masones están presentes en todos los sectores de la sociedad Y nada mejor que echar un vistazo a la Historia para comprobarlo. De los 23 firmantes de la Declaración de los Derechos del Hombre, 17 eran masones. En España, al crearse las primeras Cortes Constituyentes de 1931, de im total de 458 parlamentarios, 183 eran masones. Esta cifra ayuda a formarse una idea de la influencia de. la Masonería en un tiempo en el que la libertad empezó a manifestarse en España. También ciiando se creó el Parlamento Europeo, setenta masones formaban parte de él. En la actualidad existen en nuestro país unos tres mil masones dispuestos a trabajar para, erradicar Tomás Sarobe, gran maestro de la Gran Logia de España nico de Santa Cniz de Tenerife, asaltado por los falangistas en la Guerra Civü. El templo pasó a Defensa para ser vendido al Ayimtacuarto de siglo después de recuperarse las libertades democráticas, el PSOE cree que se hace necesario un acto de desagravio sobre las personas que sufrieron esta represión Por ello, el mismo día en que se inauguró esta V Conferencia Mundial- el pasado jueves- presentó en el Congreso una proposición no de Ley en la que insta al Gobierno a adoptar las medidas necesarias para rehabüi- miento de La Laguna. Como este edificio hay otros. En total, vm patrimonio que se cuanfifica en irnos diez mil millones de pesetas. tar y rendir homenaje a todas aquellas personas que, en defensa de las libeiiades políticas y de pensamiento fueron perseguidas y represaliadas, así como expresar su consideración y reconocimiento a aquellos masones y obediencias masónicas que, a lo largo de la historia reciente de nuestroj) aís han sido agraviadas PROPOSICIÓN TARDÍA España fue el primer país, ifuera del territorio británico, donde se creó ima Logia, el 15 de febrero de 1728. Ese mismo año, el duque de Warton, miembro de la Gran Logia de Inglaterra, constituyó en Madrid lo logia llamada Tres Flores de Lys Después de la Guerra Civil, un enorme número de ciudadanos fueron represaliados e incluso tuvieron que dar su vida por haber sido acusados de pertenecer a la Masonería. Un Representantes de la Masonería mundial han concluido continuar en el siglo XXi con la labor que un día iniciaron albañiles y canteros: trabajar por el bien social Sarobe considera tardía la proposición socialista. No en vanó, es una reivindicación de la Gran Logia de España, desde que la legalizaron en 1982 El gran maestro, fiel a la máxima masónica de no hablar de política en las logias, aclara: Nos parece una iniciativa positiva, pero nosotros no pertenecemos, ni nos inclinamos por ningún partido político Cualquier otra interpretación forma también parte de la leyenda negra.