Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 8- 4- 2001 OPINIÓN 13 BREVERIAS Francisco Álvarez- Cascos Las dudas de Alstom La resolución del concurso para la fabricación de los trenes del AVE Madrid- Barcelona ha dejado en fuera de juego a Alstom. Hasta el punto de que la compañía gala empieza a replantearse su futuro en España, donde ha invertido ya 50.000 millones de pesetas y cuenta con 5.00 Ó empleados. La reacción francesa contrasta con el mensaje lanzado desde el Ministerio de Fomento. Su titular, Francisco Álvarez- Cascos, tras dejar claro que los motivos de la exclusión de Alstom son meramente técnicos, ha recordado que el AVE a Barcelona es sólo una parte del proyecto de una red española de alta velocidad, en el que será necesaria la participación de todos los fabricantes de trenes. -k 3. UE A iiS. ME fÍl 5 Tll l Guillermo Sierra Futuro de la OMC La Organización Médica Colegial (OMC) va a experimentar, en los próximos cuatro años, una profunda transformación. Guillermo Sierra Arredondo, que llevaba doce años al frente de la vicesecretaría general de esta institución, fue elegido ayer nuevo presidente de los casi 180.000 facultativos españoles. El voto estuvo muy repartido, pero Sierra consiguió su propósito. Ahora tiene que dar xm fuerte golpe de timón y modernizar la OMC, para que sea im referente de lo que ocurre en la vida sanitaria. Sus primeras declaraciones han sido para dejar muy claro que quiere un diálogo permanente y fluido con la Administración. Los beneficiarios serán los pacientes. ECONOZCO- -muy a pesar mío- -que el año pasado caí en la vulgaridad de ver algún espacio de Gran Hermano Curiosidad aparte, estaba el fenómeno social, la fuente de las tertulias y la morbosa intuición del asco. No me sentí defraudado. El asco, en efecto, se manifestó sin cautela. Recuerdo a una chica de Pamplona con buena caja, a un médico bastante pelmazo- -creo que el destino ha juntado sus vidas- y a una modelo que hablaba constantemente de sus problemas aerofágicos. Lo cierto, es que con dos sesiones, consideré zanjada mi deuda con la actualidad y perdí todo el interés. De esta segunda edición, no he visto nada, y escribo de lo que leo. Me han dicho que Mercedes Müá ha vuelto a sacrificarse por la humanidad presentándolo y que los miembros de la maloliente comuna superan en innecesariedad a los del pasado año, lo cual encierra im mérito indiscutible. Según parece, un tal Carlos ha sido expulsado por violento. Corríjanme si me equivoco. Se ha liado con una canaria llamada Fayna y una mañana cualquiera le pidió que calentara su Colacao, a lo que Fayna se negó. Entonces Carlos se puso de ira subida y arreó a su eventual pareja- -creo que de bastante hecho- -un par de soplamocos. Como consecuencia de tan miserable acción, siete asociaciones de mujeres se han querellado contra el concursante pegón por agresión física y amenazas, y el caso ha llegado a los escaños del Congreso de los Diputados. Mejor propaganda, imposible. La que- R ALFONSO USSIA Gran marrano El éxito de este programa se basa en el conocimiento de la sociedad. La gran marrana es la gente relia se extiende contra la productora de la cosa y la cadena privada que la emite. Las últimas noticias confirman el lío. El chulo ha sido expulsado de la casa con nocturnidad, sorpresa y alevosía. La presión social ha sido tan intensa, que ni Tele- 5, ni la productora ni Mercedes Müá han podido con ella. El maromo a la calle, aquí paz y después, gloria. Jugada perfecta y publicidad millonaria gratuita. La audiencia por las nubes, principal objetivo, y más de siete mUlones de españoles pendientes de la magistral guarrada. En las cadenas de televisión, la programación se basa más en el capricho o las inclinaciones personales que en la profesionalidad. La homosexualidad o la presumible mUitancia en la izquierda se valoran mucho en algima empresa de televisión nada revolucionaria. Otras cadenas miran más los índices de las audiencias y actúan de acuerdo con ellas, pero ninguna tiene a unos genios como Tele- 5, que programan con frialdad pasmosa y aciertan ple- namente. El cansancio que recibió á esta segiuida versión de Gran Marrano ha sido sustituido por el clamor unánime y morboso de la sociedad. Partidos políticos, asociaciones y organizaciones han puesto el grito en el cielo por la violencia desatada en la comuna del bodrio. Y la apuesta ha resultado ganadora y rentabilísima para los que idearon la porquería, los que la producen y los que la emiten. Con independencia de la chabacanería y estupidez del producto, sombrero al aire. Ahora, al pegón violento, al imbécil macarra, le espera un mal camino hasta que el olvido perdone sus desmanes. Para mí, que un porcentaje de los beneficios del bodrio deberían destinarse a su cuenta corriente, como comisionista del negocio. De esa millonaria comisión, la mitad tendría que cedérsela a Fayna, que ha sido el peón sufriente del escándalo. El incremento de la publicidad, consecuencia inmediata del crecimiento de la audiencia, se debe al suceso y a sus propagadores, como las siete organizaciones femeninas, que también han colaborado con su querella al objetivo final del estupendo resultado empresarial. Decaerá la audiencia hasta que los sagaces responsables de Gran Marrano se inventen un nuevo trucó. Me di n que en esta nueva edición se televisan los polvetes, y que los padres de los concursantes los comentan con entusiasmo. El éxito de este programa se basa en el conocimiento de la sociedad. La gran marrana es la gente.