Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Teatro A La c e n a d e los idotas (pág. 32) A Guía (pág. 33) A Chivato (pág. 36) El mercader de Venecla de William Shakespeare, en La Abadía m ace algunos años Hansgünter Heyme, el director del Festival Europeo de Teatro de Recklinghausen en el Rhur, hizo una visita al Teatro de la Abadía que fue el inicio de una fructífera relación entre ambas instituciones. No en vano, la compañía de La Abadía fue invitada a participar en el Festival del Rhur con el Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte de Valle- lnclán, y ahora, en coproducción con el Recklinghausen Rhurfestspiele Europaíschen Festival, presenta, dirigida por Heyme, El mercader de Venecia una de las obras más subyugantes y poliédricas de William Shakespeare. La interpretación de este texto, escrito en 1597, ha solí- Poderoso caballero do correr paralela a la visión, favorable o todo lo contrario, que se ha adoptado según las épocas sobre los judíos, pues judío es Shylock, su protagonista, un usurero veneciano que, tal y como acuerda con el mercader cristiano Antonio. exige ante el tribunal su derecho a cortarle una libra de carne cercana al corazón cuando éste no puede devolverle el dinero prestado. Monstruo. Visto asi el argumento, sin más- que así se vio, naturalmente, en la Alemania nazi- bien podría parecer que Shylock es u n monstruo de armas tomar si no fuera porque el genio de Shakespeare se eleva por encima de todo prejuicio racial o religioso y también deja probada constancia del desprecio que siente Antonio por Shylock y de las humillaciones que le inflige, lo cual no le impide recurrir a él para que su amigo Bassano pueda cortejar con ricos presentes a su enamorada Porcia en el lejano Belmonte porque, más allá de orgullos, credos y honores, se alza la deidad atea, como diría Quevedo, del dinero. Sin renunciar, en la impresionante concepción de la escenografía, a referencias antisemitas y xenófobas desgraciadamente tan vigentes en los tiempos del autor como en los a c t u a l e s Hansgünther Heyme ha preferido ser fíei a la ambigüedad de los personajes de El mercader de Venecia y no caer en maniqueísmo alguno, aunque no por ello ha variado su concepción del teatro como un foro político que nos permite tomar una posición en la vida A. GUZMÁN EL MERCADER DE VENECIA Autor: William Shakespeare Ditector: HansgunthEí Heyme. Vereión: v Molina FÜIJ! intérpretes: Jesús Bairanco. GatiríBl Garbisu. Teatro de La Abadía. Fernández de IQS Ríos, 42 V 91 4 flE 16 27. Consultar gula. GUÍA DE M A D R I D 2 de f e b r e r o PÁG. 31