Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 ESPECTÁCULOS SÁBADO 16- 12- 2000 ABC SOMBRAS DE NUEVA YORK TOROS Rickie Lee Jones finge que no le duele lo que canta tiempo las C uando llegaloselcascotes. dealredevastaciones uno mira dedor tasando Hacía un frío mineral en Nueva York. El árbol de Navidad que brillaba en medio del jardín privado de Gramercy Park tenía la aureola de los fantasmas. En ima esquina, arrebujado bajo una manta, de cuadros azules, un pobre intentaba conciliar un sueño que no se pareciera a la muerte. Y a las puertas del Irving Plaza una cola estoica aguardó a que dieran las ocho (hora del concierto) y se abrieran las puertas. Una hora y diez minutos más tarde, sin disculpas, sin alardes, salió Rickie Lee Jones y se tiró al agua fría para cantar. Ella no hizo más teatro que el necesario, y no tuvo miedo de dejarse ser niña, de cantar como cantaría ima niña adulta que ha probado todos los alcoholes y desafectos de la vida, sentándose sobre los arcónos, dejándose mecer, moviendo las manos como haría una niña que juega a ser una marioneta, con la voz a punto de romperse, pero sin romperse nunca, con las manos como pájaros sobre el piano o las guitarras. Y cuando en el último bis de la noche de hora y veinte minutos de música y silencio, solos de piano que podía haber firmado Keith Jarret en Alemania, aunque los sembró el incomparable y mucho menos renombrado Tom McMorran, una noche de lluvia en pleno invierno, cuando al final cantó que necesitaba compañía, que buscaba compañía, que no sabía vivir sin compañía, Rickie Lee Jones logró que cristalizara lo que raramente ocurre, lo que uno busca sin cesar en las sombras de los teatros. Había empezado con ima estremecedora interpretación llena de blues, mientras el escenario era un del negocio del espectáculo, degradados en el corre- corre del cine que devora nuestro tiempo y no nos hace más sabios ni más libres) Mairvin Gaye, Trafile, canciones propias y ajenas siempre a punto de hacerse trizas con su voz quebradiza que sabe perfectamente lo que quiere y busca el hueso, y así se lo hacía saber a su trío de jazz: el teclista McMorran, el contrabajo Paul Newinski y el percusionista cuyo nombre no recuerdo. Cuando al final del concierto cantó acompañada sólo por el cristal de hierro del piano que buscaba compañía parecía que era verdad lo c ue cantaba, que no fingía más de la cuenta, más de lo necesario, como todos los cantantes y actores, que saben ñngir para que sintamos que es verdad lo que fingen sentir. Ella había ensayado minuciosamente las canciones, sabe en que consiste un escenario, de que forma el público está formado por caníbales devoradores de emociones de otros que acuden a los conciertos a devorar su ración de carne fresca para sentirse vivos y dar cauce a sus anhelos de amor, felicidad en este mundo lleno de frío y de maldades. EUa había grabado sus canciones con un sobrecogedor entendimiento del silencio que la música aprovecha, pero cuando las volvió a interpretar el miércoles por la noche en Nueva York era como si hubiera entornado la puerta para que viéramos en qué consiste un ahna. Y entonces supe para qué sirven los conciertos, qué es lo que podemos esperar de la música. Gracias a Rickie Lee Jones que ñngió que era mentira el dolor que de verdad cantaba. Alfonso ARMADA Curro Vázquez encara el 2001 con nuevo apoderado MADRID. González Linares Rickie Lee Jones charco de sombras azules y rojas, siempre luces tenues para borrar los surcos y las heridas de la devastación del tiempo. Había empezado jugando con el mastU de su guitarra eléctrica, soltando las cuerdas en un contrapunto agónico, frase y süencio, rasguño y süencio, mientras su voz improvisaba. Había seguido con versiones de Steely Dan Showbiz kids niños El diestro Curro Vázquez renueva ilusiones al lado del empresario Ignacio Zorita gracias al acuerdo de apoderamíento al que han llegado de cara a la próxima temporada y por tiempo indefinido. Vázquez se mostraba especialmente contento. Ignacio es una persona seria que va mucho con mi forma de ser. En un principio nos reunimos varias veces para hablar de mi contratación en Vista Alegre en la temporada del 2001, también para otra de las plazas que gestiona, y surgió la posibilidad de trabajar juntos dijo. El torero de Linares, apoderado en las últimas temporadas por su hermano Antonio Vázquez, confiesa que está en im momento extraordinario, físicamente fuerte y con un sabor de boca estupendo por las tres o cuatro faenas de la pasada temporada, que tanto se comentaron. Estoy con ilusión, que es lo que hay que tener, y muchas ganas de torear indicó. Los planes de temporada de Curro Vázquez para el 2001, uno de los pocos toreros veteranos que quedan en el escalafón, pasan por torear en las principales ferias. Estaré en Vista Alegre en una de las corridas que hay previstas para el mes de marzo e iré a todos los sitios que me llamen. Claro que estaré encantado de torear en Madrid; tengo muchas ganas de volver a Las Ventas cocluyó. VISTALEGRE CRITICA DE FLAMENCO La final de novilladas de la oportunidad mañana, levanta expectación Voluntad, un saxo y un niño Título: Cañaveral Compañía: La Factoría del Flamenco. Teatro Infanta Isabel. Madrid. 14 de diciembre de 2 0 0 0 a Compañía La Factoría del Flamenco lleva funcionando desde los principios del verano, cuando hizo su presentación en otro teatro madrileño, y desde el principio nos interesó su propósito de conseguir cuajar ese modo de representación musical denominado flamenco- fusión. Y así lo hicimos constar en estas páginas, porque cada día está demostrándose con mayor claridad, que el empeño no es nada fácil ni muchísimo menos. En esta nueva presencia madrileña de La Factoría del Flamenco, de su joven elenco, bajo el mismo título, queda claro que lo abocetado entonces no ha progresado hacia algo más concreto y original, sino que se ha quedado en un simple intento, en el que e saxoíón- -muy L bien sonado por Paco Márquez- -es lo que, jtmto a la percusión excesiva, llega al punto de convertirse en el auténtico protagonista de Cañaveral en muchos pasajes, incluso en detrimento de todo lo demás. Se impone, pues, señalar, quedentro de la monotonía festera del contenido, salvo una tanda de martinetes y tres fandangos, se denota una buena voluntad de lucimiento por todos los intérpretes, siguiendo el planteamiento estático del espectáculo, en el que de vez en vez la tradición se hace presente en las voces prometedoras de Alberto Soto, Miguel y Enrique García, sobre todo cuando realmente cantan con las excelentes guitarras de Efraín de Miguel y Jesús Losada. En cuanto a las bailaoras Rocío La Piímentilla y Alicia Samara, es necesario apuntar que hoy por hoy solamente son un dechado de voluntad y entusiasmo, pero hay que animarlas. Menos mal que al final, el ambiente y el nivel artístico se levantó un tanto, con la salida del niño Jonathan Bizarraga, que con sus gitanos ocho años, puso de maniñesto al cantar por bulerías, que el compás flamenco se lleva en la sangre y se revela con solamente entonarse. Después en el fin de fiesta, bailó hasta el saxofonista, como debe ser. En fin, tiempo al tiempo, esperemos que eso de la fusión cristalice alifún día. De lo contrario, más valdría dejarlo por ahora. M a n u e l RÍOS R U I Z La final de las novilladas de promoción celebradas durante este otoño en la carabanchelera plaza de Vistalegre ha despertado una considerable expectación. Será mañana a las doce del mediodía y actuarán los madrileños Reyes Ramón y Miguel Ángel Caña y el salmantino Francisco Javier. El ganado pertenece a Los Guaíeles. CATALUÑA Entra en vigor el decreto que autoriza la asistencia de menores a los t o r o s Los menores de 14 años podrán asistir a las corridas de toros y a los combates de boxeo en Cataluña por el real decreto que entra hoy en vigor. Deberán ir siempre acompañados de un adulto.