Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 COPA DAVIS: HISTÓRICO TRIUNFO DE ESPAÑA DEPORTES LUNES 11- 12- 2000 ABC Juan Carlos Perrero hace realidad el sueño eterno del tenis español Derrotó por 6- 2, 7- 6, 4- 6 y 6- 4 a Lleyton Hewitt y consiguió el punto que suponía el título BARCELONA. Domingo Pérez e la jugaban dos de las pelotas nuevas del circuito mundial. Al final, la Copa Davis pasaba a ser cosa de dos muchachos veinteañeros. Cara a cara, dos de los hombres llamados a dominar el próximo decenio del tenis mundial, Lleyton Hewitt y Juan Carlos Perrero. Se comprobó enseguida que los nervios atenazaban a los protagonistas. Hewitt sacaba y con dos errores no forzados y una doble falta se encontró con tres bolas de break en contra. Perrero rompía de salida, pero con su saque enlazó tres fallos tontos y le devolvió el favor al australiano: 1- 1 con sendas roturas. La presión resultaba excesiva. El oceánico sabía que no podía fallar, que la suerte de su equipo estaba en su raqueta. Y Perrero no quería dejar escapar un momento de gloria que tal vez no se le volviera a presentar en su carrera. En esa guerra de tensiones debía salir triunfador el primero que dominase los nervios. Y ahí, más que en las cuestiones meramente tenísticas, triunfó el español. Perrero se ha ganado fama de frío y S cerebral. Ayer se confirmó. En un partido de alto riesgo emocional se comportó como im veterano y se abrió de par en par la puerta de la leyenda. Los intercambios largos empezaban a caer con más frecuencia del lado del valenciano, que rompió en el quinto (3- 2) y el séptimo (5- 2) para apuntarse la manga por 6- 2. En el segundo set Hewitt buscó soluciones. Machacó el revés de Perrero en la errónea suposición de que era su punto débü. Bien es cierto que la derecha del Mosquito se nutre de la mejor trüita, pero a dos manos, en el revés, hace también mucho daño. Además, el de las Antípodas empezó a elevar sus bolas intentando hacerlas más pesadas. Y forzó el tie break al que se llegó después de un break del español en el tercer juego (2- 1) y otro de Hewitt en el octavo (4- 4) El desempate resultó agónico. Una batalla de palos. Se adelantó Hewitt (0- 2) Se recuperó Juan Carlos (4- 3) El aussie no se rindió (4- 5) y de nuevo los nervios traicionaron al malhumorado australiano (entre sus gracias destacó un intento de Ue- Fotos: Reuters í errero celebra uno de los puntos de su partido ante Hewitt nar de tierra a Duarte, al utilizar la raqueta a modo de pala) que estrelló dos bolas relativamente fáciles en la red y acabó cediendo por 7- 5. En el cuarto juego del tercer set Perrero perdonó. Disfrutaba de tres bolas de ruptura y no las supo aprovechar. Lleyton seguía vivo, agazapado, presto para lanzar su zarpazo al menor descuido, y éste llegó en el séptimo juego. Se puso con dos pelotas para romper y se llevó el break (3- 4) Más que suficiente para asegurarse la manga por 4- 6. El partido, en el cuarto set entró en su fase más violenta. Se acabaron las contemplaciones. En cada golpe cada lino lo daba todo. El tanteo mostraba un 4 r 3. Un buen momento para buscar el final, la ruptura. Se le cambió la mirada a Perrero. Deseaba ese juego más que nada en el mundo. Ansiado y conseguido. Se instaló en un cómodo 15- 40 que le dejaba paso franco hacia el triunfo: 5- 3. Pero ese esfuerzo le pasó factura. Calculó además mEil la fuerza mental de Hewiit. No se rindió el oceánico. Se dispuso a recuperar el break y lo logró. Qué hermosa batalla. Pero ayer el más fuerte era Juan Carlos. Si en algún momento algún átomo de duda cruzíó por su cerebro, el público se encargó de disiparlo. Le temblaba más la raqueta a Hewitt y se encontró con 15- 40 en el décimo juego. Dos bolas de partido en contra. Las salvó. Superó una tercera. Pero en la cuarta, un aguijonazo del Mosquito un revés paralelo, sentenció. Acababa la Davis y empezaba la fiesta. El sueño eterno del tenis español se acababa de hacer realidad. Así fue el partido SSnZHj 4 4 70 40 66 42 6 de 9 HiSílll Aces 27 8 4 de 6 Dobles faltas Porcent. l Serv. Porcent. 2 Serv. Puntos f Serv. Puntos: 2 Serv. Breal s Golpes ganadores, Revés ganadores Puntos en la red Voleas ganadoras Orives ganadores Errores no forzados 6 6 59 54 94 71 4 de 12 46 10 25 de 37 1 12 51 9 i5: 68 Resultado; 6- 2,7- 6 (7 5) 4- 6 y 6- 4 Tiempo: 3 horas y 36 minutos