Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 i ESPECTÁCULOS POP ROCK CRÍTICA DE ÓPERA LUNES 25- 9- 2000 ABC MÚSICA CLASICA Seguridad Social: Siempre intentamos evitar ser previsibles MADRID. Pablo Carrero Una de cal y otra de arena en la Aída de Bilbao Aida de Verdi. Intérpretes: G. Gorchakova, G. Sadé, D. Zajick, G. Prestía, V. Vitelli. Orquesta Sinfónica de Euskadi. Coro de la Ópera de Bilbao. Director de escena: R. Lagaña Director musical: A. Allemandi- Palacio Euskalduna. Bilbao. 23 de septiembre Achúcarro brilla en los Conciertos Brahms VIH Otoño Musical Soriano. Orquesta Sinfónica de Castilla y León. (Director: Max Bragado- Darman) Solista: Joaquín Achúcarro. C. C. Palacio de la Audiencia. Soria. 23 de septiembre Seguridad Social, una de las formaclones más veteranas del pop español, tiene nuevo disco en la: calle, y se trata ciertamente de un álbum muy especial. El grupo valenciano rinde homenaje con Va por ti al rockero español de los años sesenta Bruno Lomas, con quien ya habían colaborado hace más de üha década. El nuevo disco incluye una ajustada selección del repertorio de Lomas, desde sus primeros tiempos con los Milos hasta su ultima etapa, en un intento de ofrecer una visión amplia y lo más completa posible dé quien fue uno de nuestros artistas favoritos desde que éramos pequeñitos afirma José Manuel Casan, cantante y guitarrista del grupo. Seguridad Social y Bruno Lomas trabaron amistad en 1988, cuando el grupo le propuso participar en la grabación de ima canción, Todopor el aire que sería incluida en Vino, tabaco y caramelos el disco que les empezó a dar a conocer a un público mayoritario. Fue algo mágico. Recüeirdo perfectamente la grabación y, sobre todo, recuerdo cómo yo ve, trataba de seguirle y él mé barría por todos lados. Aquello ya fue una primera reivindicación de su ñgura y de su talento, porqué en aquella época estaba un poco en horas bajas. Estuvo muy bien, porque a ambos nos ayudó mucho, y, de hecho, a partir de entonces Bruño se planteó volver a grabar. Desgraciadamente, cuando estaba preparando su nuevo disco, en el que teníamos previsto colaborar, murió. Diez años después- se me ocurrió que ésta sería una buena forma de recordarle Además de recordar a Lomas, el nuevo disco de Segiu- idad Soci ha -constituido un ejercicio de ventilación para el grupo: Es una especie de paréntesis en nuestra carrera, un homenaje a nosotros mismos a. demás de a Bruno. Nos apetecía mucho hacer algo así, porque hemos trabajado sin la menor presión de ningún tipo, cosa que es muy difícil cuando estás preparando im- nuevo disco con canciones propias. También encaja en nuestra filosofía de intentar ser siempre imprevisibles. Hay grupos que sabes exactamente qué van a hacer en cada momento, y eso resulta aburrido tanto para el público i! í 7 Como para el grupo. Una vez más, llegas a la conclusión de que, por mucho que te hayas profesionaliza. do, que es algo que hemos hecho un poco por accidente, pero de lo que estamos muy orgullosos, la esencia del rock and roU es la diversión. A medida que te vas haciendo mayor, te da por tomarte a ti mismo y a tu música demasiado en serio, y cosas v comó esta vienen muy bien para dar te cuenta de lo que realmente te hace estar en esto 9- a inauguración de la 49 temporada de la Asociación Bübaína de Amigos de la Ópera (ABAO) sirvió también como motivo de celebración: la de las 500 representaciones ininterrumpidas a lo largo de estos 49 años. Eocas óperas más adecuadas para una celebración que Aida A pesar de la repentina cancelación de la mezzo Carolyn Sebron, la ABAO reaccionó con agilidad y consiguió un recambio que no hizo sino, mejorar el nivel general del reparto. Dolora Zajick se incorporó a los ensayos y, con la solvencia que la caracteriza, sacó adelante el durísimo papel de Amneris con pasión y la arroUadora fuerza con la que habitualmente trabaja. No hay duda de que estamos ante una referencia inexcusable en la interpretación dé este personaje. Zajick, con más de 200 Amneris ya cantadas, da su perfil tanto por el carácter duro y tajante que le imprime. Como por ima sensacional adaptación vocal. Puede que, en ocasiones, resulte un canto de trazo grueso, sin el adecuado matiz, pero la impresionante extensión de la voz, con un registro medió proverbial y graves inmejorables, logra ima comimicación inmediata con el público. Ade más, Zajick en Bilbao juega en casa, lo sabe, y el público se deja seducir de Ueno por esta complicidad. Interesante, especialmente en el timbre, color y firaseo, el Radamés de Gabriel Sadé. Consiguió mantenerse en primer plano, pese al constante CRITICA DE TEATRO L crescendo de Zajick, captando y trasmitiendo la. nobleza y el lirismo del personaje. Por el contrario, quien sí se desdibtyó fue Galina Gorchakova como Aída. No sólo por la comparación con la mezzo, sino porque se evidenciaron problemas técnicos que acabaron propiciando notas caladas, así como una emisión oscura y desequilibrada. No fue, desde luego, su noche. Sin embargo, el bajo Giacomo Prestía fue un Ramfis a la alttira? de un cantante de su nivel. El resto del elenco, así como el Coro de la Ópera de Bübao, mantuvieron xm buen nivel. Bien la Sinfónica de Euskadi, dirigida por Antonello AUemandi, que realizó una lectxu- a artesanal y precisa de la partitura. Lo más desafortunado estuvo en el concepto global de la producción, firmada por Roberto Lagaña y procedente del teatro Massimo BeUini de Caíanla. La escenografía podría pasar dentro de la línea kitsch. con la que se puede abordar Aida -aun así su falta de reciu- sos expresivos fue demasiado notoria- -pero de lo que adoleció el montaje fue de falta de ideas sugerentes en la dirección escénica, tópica hasta decir basta, sin aportar nada. Sólo destacó la presencia del bailarín Igor Yebra. Tiene la ABAO Un problema añadido. La polivalencia de usos del palacio Euskalduna obliga a una extremada prudencia al contratar producciones, sobre todo por la escasez de ensayos. Cosme MARINA Otra de mujeres en crisis La costilla de Adán Autora: Carmen Rico- Godoy. Versión teatral: P. Sanguino y R. -González. Intérp. IVI. Noila, C. de Inza, R. Lasierra, N. Herreros. Esc: P. Melero. Ilum. J. Anos. Dir. E. Caballero: Teatro Bellas Artes de Madrid. En esta obrita de apenas ima hora ninas. Todo ello aderezado con múside duración, cuatro actrices presen- ca de Queen y en un espacio escénico tan diversas historias de los proble- que simula un escaparate, dentro del mas que las mujeres tienen con los cual las actrices serian algo así como hombres. Coinienza con escenas de metáforas de la mujer- objeto. compromisos y bodas, y termina con Es muy posible que esta obra tenel grotesco ejemplo de una familia ga su gracia y su ironía, y que el compuesta por dos mujeres matrimo- esfuerzo de las actrices sea recomniadas cuya hija descubre en su ado- pensado y entusiasme al público en lescencia que es heterosexuad y que determinadas funciones. En la repreen su ciudad hay locales semiclan- sentación del sábado por la noche esdestinos donde los hombres ligan to no ocurrió más allá de los diez con las mujeres. Para llegar hasta primeros minutos, y el tiempo transaquí, antes se ha mostrado a los hom- currió pesadamente niientras nacía bres como seres sucios y Uenos de la impresión de estar presenciando pelos, interesados básicamente por tm producto deudor de Hombres o el fútbol, y se ha incluido un frag- Criaturas pero sin su causticidad, mento de transexuales hiperfemeni- su talento o su sorpresa. nos que sueñan con hacer todas esas cosas que se han considerado femePedro Manuel VÍLLORA Johannes Brahms, ñgura eminente del romanticismo musical germano, escribe dos Concertos para piano y orquesta, sus Op. 15 y 83, a distancia de unos veinte años entre ambos. Concibe el Primero según suele afirmarse, como ima sinfonía, lo que es erróneo a todas lu ees, pero sobre todo si nos atenemos al pianismo de su tercer tiempo; es romántico, por sus momentos de ternvüra, apasionamiento, melancolía, etcétera, pero en el Segundo el virtuosismo que puede echarse en falta én el anterior, resulta omnipresente en la que es ima de las obras más colosales, pese a ser denominado por el propio autor, pequeño concierto de piano, con im bonito pequeño scherzo Reunir en una sola sesión los dos, es algo temerario, siempre excepcional, porqué exige, un pianista muy valiente, con el que colabore una gran orquesta... Estas dos circunstancias acaban de ocurrir en el Otoño Musical Soriano, en su sesión de la tarde- noche del sábado, y las cerca de dos horas y cuarto de duración de la velada, pudieron hasta aliviar un clima que, por creado por un mismo compositor con personalidad acusada, corre el peligro de. la monotonía. Éste, desapareció por entero, primero, por la presencia solista de Joaquín Achúcarro, campeonísimo en. el titánico esfuerzo de desarrollar sus particeUas con seguridad, magnífica gama de bellas sónorida des y por su ejemplar atención a lograr la igualdad en los pimtós cadencíales, a los cuales los dos elementos- -piano y orquesta- llegan con fuerzas incontenibles. En cuanto a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, viajera, si comenzó con cierta pereza, duradera casi en el entero- primer tiempo del Primer Concertó se recuperó dé inmediato, volviendo a ser admirada como uno de los mejores conjuntos sinfónicos de la nación; ya en la segunda parte, alcanzarían la más redonda calidad en todos los órdenes, brillando muy alto la conocida actuación solista de lui excelente violonchelista. Su director, Max Bragado- Darman, la cuidó competentemente, y supo añadir arte y sabiduría a lo asombroso de la resistencia del prestigioso pianista. El público que Uenó la sala, reclamó con insistencia, aplausos y bravos, la concesión de una propina y Achúcarros hizo muy bien en no concederla, porque después de los dos Concertos pianísticos brahmsianos, ¿es posible añadir algo más? Antonio IGLESIAS