Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 1- 9- 2000 CULTURA El David de Miguel Ángel se limpiará en su 500 cumpleaños ROMA. Efe 37 Un científico obtiene los derechos de autor sobre un manuscrito de Qumrán Los Rollos del Mar Muerto sientan precedente de propiedad intelectual Elisha Qimron, gracias al Tribunal Supremo israelí, comparte desde el miércoles los derechos de autor de un texto escrito hace más de dos mil años. El investigador de la Universidad Ben Gurion de Beer Sheva había reconstruido y descifrado durante más de una década uno de los Rollos del Mar Muerto. Su trabajo le ha valido la propiedad intelectual del documento. JERUSALÉN. Juan Cierco corresponsal a sentencia firme del Tribunal Supremo de Israel, pone fin- a una larga batalla jurídica emprendida por Qimron en 1992, después de comprobar cómo tres editores norteamericanos publicaban, sin mencionar su nombre ni pedirle permiso, su trabajo, que le había costado once años de esfuerzos titánicos. Qimron y su colaborador de la Universidad de Harvard, John Strugnell, reconstruyeron y descifraron el Rollo del Mar Muerto conocido como MMM, iniciales en hebreo de Algimos Proyectos de la Torah cuyo autor, desconocido, ha sido llamado el formidable maestro de los Justos El texto, o lo que de él quedaba, fue descubierto en 1947 en ima cueva de Qumrán, jimto a cerca de 15.000 fragmentos de otros manuscritos. Elisha Qimron tuvo que trabajar con una base de 70 fragmentos. Lo hizo a destajo durante once años y logró recuperar el 40 por ciento del texto que faltaba, es decir un total de 121 líneas. El manuscrito en sí, que contiene los preceptos que regían la vida de los miembros de la secta Yahad y ima carta del líder de dicha secta al líder judío de Jerusalén, estaba escrito en un hebreo más antiguo y difícil de descifrar que el del Talmud, en griego y en araméo. LIBRE DIVULGACIÓN L LÍBANO r SIRIA f í T B AVIV CISJOF JANIA QUMBAN- J 6 HUSAI. EN y ISRAEL I JORÓÁlílÍA Uno de los 8 0 0 Rollos del Mar Muerto descubiertos en las cuevas de Qumrán en 1947 (sobre estas líneas) Los documentos estaban repartidos entre más de cien mil fragmentos y fueron escritos entre el segundo siglo a. C. y el año 7 0 d. C. Entre ellos se encuentra la copia más antigua del Viejo Testamento y su estudio ha servido para conocer el desarrollo del judaismo y el cristianismo. A la Izquierda, un mapa que muestra la situación de las cuevas de Qumrán en las que habitaron los esenios Una vez finalizado su trabajo, Qimron decidió compartirlo con algunos colegas extranjeros. El texto llegó así hasta Polonia, donde fue publicado sin su permiso. De ello se aprovecharon asimismo tres editores norteamericanos, Hérsel Shanks, Robert Eiseman y James Robinson, quienes publicaron el texto en im libro titulado Una edición facsímü de los Rollos del Mar Muerto El nombre de Elisha Qimron no aparecía por lado algimo. Nadie tampoco le pidió permiso para tal publicación. Fue entonces cuando Qimron decidió reclamar a la Justicia. En una primera instancia, la juez del Distrito de Jerusalén, Dalia Dorner, le dio la razón y consideró que los tres editores norteamericanos tenían que pagarle 25.000 dólares (unos cuatro millones y medio de pesetas) por los daños morales y la angustia causada; y otros 12.500 (algo más de dos millones trescientas mü pesetas) por los costes judiciales. Los norteamericanos no se dieron por vencidos y recvurieron al Tribunal Supremo israelí. Sus abogados alegaron que aquella sentencia impedía la libre divulgación científica. Sería como registrar la fórmula e mc de Einstein. No se puede permitir que un solo centro, que un solo país tenga el monopolio intelectual de unos documentos de interés para toda la Humanidad señaló el abogado Amos Hausner. El letrado, en su recurso ante el TS, insistió además en que no se pueden reclamar los derechos de autor por reconstruir un texto que Qimron no escribió y que tiene más de 2.000 años de antigüedad. Sin embargo, el juez del Supremo israelí, Jacob Turkel no opina lo mismo y acaba de confirmar, ocho años después, la sentencia del Tribunal del Distrito de Jerusalén. La reconstrucción de Qimron no fue un trabajo mecánico, sino que exigió en su día un gran talento, una experiencia y ima imaginación dignas de mención, y todo ello supone en sí ima creación argumenta en su sentencia, muy esperada en la comunidad científica internacional, el juez Turkel. De esta forma, por vez primera en la historia de la investigación arqueológica, sé otorga la propiedad intelectual sobre im manuscrito de hace más de dos mU años al investigador que se encargó de su recuperación. Qimron se ha mostrado satisfecho de la decisión judicial, que no tiene nada que ver con la libertad de divulgación científica e impedirá que en el futuro otros roben los trabajos de sus colegas o se aprovechen del plagio, cada vez más frecuente en los círculos académicos La sentencia ha levantado muchas suspicacias fuera de Israel ya que de esta forma este país se garantiza cierto monopolio sobre los más de 800 Rollos del Mar Muerto descubiertos en las cuevas de Qurm- án en 1947, territorio por aquel entonces jordano y que pasó a ser israelí tras la Guerra de los Seis Días de 1967. Los 800 docimientos hallados, repartidos en más de cien mü fragmentos, fueron escritos entre el segundo siglo a. C y el año 70 d. C, y gracias a eUos se ha podido conocer el desarrollo del judaismo y del cristianismo. El David dé Miguel Ángel, una de las esculturas más importantes del genial artista del Renacimiento, se limpiará con motivo de los quinientos años transcurridos desde su creación, informó ayer la directora de la Galería de la Academia de Florencia, Franca Falletti. La responsable del museo indicó que la obra suele limpiarse periódicamente, pero no de manera profunda y que los trabajos de limpieza comenzarán en los primeros meses del próximo año. Para entonces se conocerán los resultados definitivos de los estudios del profesor Marc Levoy, de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) que sometió la obra de Miguel Ángel a ima prueba de rayos láser el año pasado y la escaneó detalle a detalle durante seis meses. Los resultados del estudio nos permitirán conocer algunos datos muy útiles como saber dónde está colocado el centro de gravedad de la pieza, cuánto pesa y las proporciones exactas explicó Falleti. Otra de las ventajas que ofrece el trabajo del profesor Levoy es que a partir de ahora, se podrán crear copias exactas sin calcar el original MÁS DE CINCO METROS Con ocasión de la publicación de los primeros resultados el profesor Levoy reveló que la estatua mide 5,16 metros de altura y no 4,10 como generalmente se cita en los libros y teorizó sobre el posible estrabismo de los ojos de la escultura. Miguel Ángel Buonarroti, quien también pintó el Juicio Final de la CapLUa Sixtina, empezó los trabajos de la obra, uno de los más altos ejemplos del Renacimiento italiano, en 1501 y los terminó en 1504. Durante muchos años la estatua fue exhibida al público en laPlaza de la Señoría de Florencia, frente al Palacio Viejo, para mástarde ser trasladada a su actual ubicación en la Academia, que fue expresamente diseñada para eUo. El David de Miguel Ángel, que representa al segundo Rey de Israel que venció al gigante Goliat con una honda según cuenta la Biblia, ha sido ensalzado a lo largo de los últimos siglos como un modelo de fuerza y de belleza ideal, cercana a las piezas clásicas.