Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28- 8- 2000 71 gente de verano Estatuas de espuma El abogado del diablo MARSELLA uando Morris West escribió El abogado del diablo estaba lejos de suponer que HoUywood y la realidad le iban a robar el título que tan oportunamente había rescatado de algimos escritos medievales. Sitúa su novela en el paisaje desolado de Calabria, en el sur de Italia, donde había crecido la fama de Giacomo Nerone, una misteriosa figura de los últimos años de la Segimda Guerra Mimdial al que se veneraba como a un santo. Monseñor Blaisse Meredith que sufría ima enfermedad terminal es enviado por el Vaticano como inquisidor canónico, es decir como abogado del diablo, para investigar la presunta santidad del extraño personaje. La película, en cambio, que toda vía puede verse en algunos cines de reestreno se refiere a un vanidoso abogado de éxito, Kevin Lomax, intrepretado por Keanu Reaves, que tras haber ganado 64 casos difícües recibe una oferta irresistible de un prestigioso bufete de Nueva York que preside el carismático Jonh Müton, en la noción Al Pacino. Se le encarga un extraño caso en el que finalmente está en juego la vida de su propia esposa a mitad de camino entré el disfrute del paraíso terrenal y la condenación eterna. Luego, la realidad ha dado ese personaje de vodevil que es el abogado de las causas imposibles, el rompecorazones, el patético Emilio Rodríguez Ménéndez. Me quedo con Morris West. G Fotos: Santaeila Joaquín Cortés, que estrena la semana próxima una película sobre la vida de un gitano, firma autógrafos mientras pasea por Puerto Banús tras su arrollador triunfo con su espectáculo Soul Emilio Rodríguez Ménéndez (abajo) presenta un recurso de alzada. Su nueva novia desbanca a Sonia Moldes AMORES DE RECAMBIO Marietta tiene clientes que conocen muy bien a Rodríguez Ménéndez. Me dice que entre éUos hay presuntos traficantes, mañosos, proxenetas, asesinos a sueldo. Dice de él que. tiene un encanto especial para tratar a las mujeres Es el hombre que las enloquece, ¿sabes? Lo que ocurre és que a los hombres os da mucha rabia que los feos liguen con señoras estupendas Acaba de dejar a Sonla Moldes y ya tiene recambio. Lo anunció ayer a bombo y platülo en el Ritz. Anteanoche cenaba con eUa en El Rodeit de Puerto Banús por donde poco antes paseaba otro Playboy de mayor fuste: Joaquín Cortés. Estaban como testigos Bárbara Rey, Jenny Liada, Chonchi, la ex de Pajares y el inevitable Rappel. No pude averiguar si el vidente le había echado al abogado las cartas del Tarot. Quizá le hubiera salido El Diablo Pero tampoco sería extraño que, hubieran aparecido cualquiera de los otros veinte arcanos mayores: el mago; la sacerdotisa; la emperatriz; el emperador; el sumo sacerdote; los enamorados; el carro; la justicia; el ermitaño; la rueda de la fortuna; la fuerza; el ahorcado; la muerte; la templanza; la torre; la estrella; la luna; el sol; el día del juicio. Todos esos están en su mundo. Marietta, que también es bruja, carto- La realidad ha dado ese personaje de vodevil que es el abogado de las causas imposibles, el rompecorazones mante y sanadora dice que los augures de hoy tienen explicación para todo. Y que, teniendo en cuenta que la gente sólo escucha lo que quiere, todos los vaticinios se cumplen, no como los de Casandra. Le digo a Mai- ietta que los vaticinios de Casandra sí se cumplieron. El dios Apolo, que la amaba, le concedió el don de la profecía. P eró cuando eÜa se negó a corresponder a su amor, Apolo volvió inútil el don haciendo que nadie creyera en sus predicciones. Casandra advirtió a los troyanos de muchos peligros, incluso del caballo de madera con el que los griegos entraron en la ciudad, pero fue desestimada como una loca. Después de la caí- da de Troya, fue entregada al rey Agamenón como su esclava y amante. Y Casandra le advirtió de que sería asesinado si volvía a Grecia. Nadie la creyó. Pero, eri efecto, Agamenón murió, a manos de Clitemnestra presa de un ataque de celos. AUGURES Me cuenta Marietta que ima vez fue a reclamarle un cliente por ima predicción fallida. Era director de un periódico de Madrid. Le habría pronosticado que su diario cerraría en tres meses. No cerró y se cabreó mucho conmigo porque perdió la indemnización Y me habla del abogado y sus ex presuntas amantes: Male- na Gracia, Mila Ximénez, Sonia Moldes, recién abandonada. Cree que tuvo también una extraña relación con la dulce Neus, aquella acusada de haberse deshecho de su marido por procedimientos no habituales. Y me dice que la ex mujer del abogado, está acusada de inducir al asesinato de su esposo por 50 mülones, ün Cartier y un revolcón, se encuentra en tratamiento psiquiátrico. Ha defendido a Ricardo Guerra, el presunto asesino de Aitor Zabaleta, el seguidor de la Real Sociedad apuñalado en los alrededores del Vicente Calderón. Y dicen algimos de sus colegas que es dudoso que tenga el título de Licenciado en Derecho porque cuando alguien decidió buscarlo ardieron los archivos de la Facultad. Igual que, dicen, desaparecieron valiosos documentos de varios chalets de las Rozas, que fueron desvalijados cuando se supo que Rodríguez Ménéndez intentaba presentarse a las elecciones municipales como alcalde. A este abogado habría que practicarle un exorcismo para que expulse los demonios del cuerpo. Por lo menos que confiese qué malignos poderes tiene para sobrevivir én ese mimdo y despertar tantas envidiables pasiones, leñe. No me creo que seaim pobre diablo. Uno es pobre cuando sólo tiene dinero. Y los diablos no ligan tanto, oye. Luis Ignacio PARADA