Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28- 8- 2000 EDITADO POR PRENSA ESPAÑOLA SOCIEDAD ANÓNIMA FUNDADO EN 1903 TENA POR DON TORCUATO LuCA DE De Atapuerca al Gran Hermano L rey de Gran Hermano vuelve a Cádiz. Alfombra roja, la sala de plenos impecable, funciona. ríos obsesionados con el autógrafo y ima masa que pobló de gritos los alrededores del Ayuntamiento de Cádiz. Todo para recibir a Ismael Beiro, ganador del concurso Gran Hermano. La alcaldesa, Teófila Martínez, recibió con honores al gaditano, para muchos, más famoso de la historia. Y le ofreció hasta ser el pregonero del próximo carnaval. La locura Leo esta noticia y me pregunto: ¿Se habrán adelantado los carnavales y las chirigotas? Ortega y Gasset me dice: El nuevo héroe ya no es Fleming por haber descubierto la penicilina, ni Pasteur gracias a cuyo ingenio y tesón tomímios leche pasteurizada; el nuevo ídolo no es Velázquez por habernos legado las Meninas, ni Van Gogh por haber pintado Los Lirios; los aplausos ya no se dirigen a Ríunón y Cajal que con el microscopio de su mente descubre nuevos territorios desconocidos en el microcosmos del organismo humano; el nuevo protagonista del escenairio humano ya no es Shakespeare dándonos la lata con el ser o no ser o Calderón de la Barca con sandeces como ¿Y teniendo yo más ahna, tengo menos libertad? las masas de volumus. panefn et Magnüm Fratrem queremos p a n y Gran Hermano no pondrían alfombra roja para recibir a Haydn al que los gaditanos encargaron la célebre obra Las Siete Palabras- ¡qué pestiño, qué lata, qué tostón! -n i le vitorearían a Miguel de Cervantes, un autor fracasado a quien ni le dieron el Nobel, ni el Cervantes, ñ i el Príncipe de Asturias, ni sale fn Tómbola, ni interesa a Karmele... él nuevo héroe- prosigue don José Orgtega y Gasset- es Ismael Beiro, la apoteosis del hombre- masa, del hombre vulgar; el nuevo tótem de la tribu es Ismael Beiro, el Homo. Vulgaris. No pensé, sin embargo, cuando anuncié y denuncié- este tema de nuestro tiempo en mi libro La Rebelión de las Masas en los años treinta que se llegaría tan lejos o, mejor dicho, que se caería tan bajo Escucho en m i tertulia cerebral a este eximió pensador al que su pueblo, Madrid, dedica una calle. Interviene Midas y echa su cuarto a copas: No sería recibido con alfombra roja en el Ayuntamiento de una ciudad tan bella, tan clásica, tan alejada de la wúgaridad, tan en verdad tacita de plata si no fuera por los veinte millones. ¡Si lo sabré yo! Quid non mortalia pectora cogis auri sacra fames: ¡cómo asfixias los pechos mortales hambre salvaje del oro! nos advirtió el genial Virgilio en E la Eneida, u n antídoto de la vulgaridad. ¡Qué razón tenia- y tiene- el dulce y sagaz poeta romano! Yo me dejé asfixiar en verdad por el hambre salvaje del oro y caí en el pozo en el que vuelven a caer hoy los mercaderes del pest- seller: los que quieren que todo se convierta en oro. Yo pedí a Dionisos al que los romanos llamaron Baco que me concediese que cuanto tocara se convirtiera en oro. Cuando toqué tmas piedras y se Yo m e dejé asfixiar en verdad por el hambre salvaje del oro y caí en eí pozo en el que vuelven a caer hoy los mercaderes del pest- seller convirtieron en oro, salté de alegría. Pero, cuando toqué el pan, el vino, los exquisitos manjares que me ofrecieron para festejar lo que creí que era mi trivmfo, empecé a entender- la lección que me querían dar los dioses. El oro no es el bien supremo. Pero, cuando di im beso a mi hija y se convirtió en oro, entonces rompí a llorar: la ambición por el oro, al fin, es riminal. Si el nuevo héroe gaditano no hubiese ganado veinte millones, no sería aplaudido. No rechazo el diagnóstico certero de Ortega y Gasset al tomar el piüso a vma sociedad que aplaude. al Homo Vulgaris. Pero no debemos olvidar que; un héroe de masas es el que gana el gordo, si bien esa fama es tan efímera como la que preconizó Andy Warhol: en el próximo siglo todos seremos famosos durante cinco minutos El que gana el gordo o el Ismael que gana veinte millones son héroesfamo sos de cinco minutos. Pero la verdadera peste que contamina ríos, mares, vacas, editores, productores y cerebros es la peste del pest- seller: contaminar los valores más sagrados para vender más. Se aplaude al que vende más. En los templos del dios Hermes o Mercurio en versión latina, el dios del comercio y de los ladrones, hay un nuevo altar: el altar del best- seller: gana Mónica Lewinsky a Shakespeare si vende más, si es la número uno en ventas. El programa que gana el juego es el que tiene más audiencia. Es el error gravísimo en el que yo caí. Gana más la prostituta que la mujer que no quiere vender su dignidad. Vender la intimidad y mir a r por el agujero del retrete del cuerpo y del alma en u n programa como Gran Hermano es convertir pervertir la dignidad humana en el excrementum diaboli, el excremento del diablo, que diría Lutero ¿De qué os extrañáis? tercia Lope de Vega. Ya os advertí de que pues el vulgo paga es justo hablarle en necio para darle gusto Esa es la excusa más falaz que pueda inventarse el autor de vulgaridades le lleva la contrciria al Fénix de los Ingenios Tomás de Irieirte. Ya traté este asunto en El Asno y su Amo: Al hmnilde j unento su dueño daba paja y le decía: toma pues que con eso estás contento Díjolo tantas veces, que ya un día se enfadó el asno y replicó: yo tomo lo que me quieras dar; pero hombre injusto, ¿Piensas que solo de la paja gusto? Dame grano y verás si me lo como Sepa quien para el público trabaja que tal vez a la plebe culpa en vano pues, si en dándole paja, come paja siémpre que le dan grano, come grano Veo a José María Pemán y Rafael Alberti con gesto de disgusto. Cádiz espero de tí lo que tú esperas de mí vuelve a cantar Alberti. Y ¿qué espera de Cádiz, Maestro? le preguntamos a coro. Todo menos ésto replica él poeta gaditano. Interviene en la tertulia u n mono ilustrado que ha leido a Darwin: Ya sabemos que ustedes descienden de nosotros. Ya sabemos que han descendido hasta vender el alma, el amor, la amistad, la dignidad. Han descendido ustedes de Atapuerca al Gran Hermano. ¿Hasta dónde van a seguir ustedes descendiendo? J O S É ANTONIO JÁUREGUI p 0 ALARMA PISO NEGOCIO- CHALET Ultima Tecnología ¡SIN CABLES Vía Radio SIN OBRAS PTM. oia I 366 366 de la Real Academia de Hoctores