Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DOMINGO 27- 8- 200 D ABC MADRID Mercedes Gutiérrez: Nuestros alumnos están preparados para competir en Europa La Univerisidad Complutense estrenará en septiembre la institución del Defensor del estudiante La f i g u r a del Defensor del e s t u d i a n t e surge a partir de la Ley d e Reforma Universitaria (L. R. U) en 1983 y desde entonces cornienza a incorporarse en las d i s t i n t a s Universidades españolas. Casi v e i n t e años después la Universidad C o m p l u t e n s e de l 4 adrid se une a ios 2 4 c e n t r o s que han incorporado esta i n s t i t u c i ó n y el pasado 2 8 de j u n i o f u e elegida para t a l c a r g o Mercedes Gutiérrez. El Defensor del estudiante tiene que trabajar para conseguir el gran reto de crejar una universidad de calidad MADRID. Ana Sanjuanbenito ace apenas un mes, la Universidad Complutense de Madrid miía a sus órganos ima nueva institución: el Defensor del estudiante, ima figura que surge a partir de la L. R. Ü. en 1983. Hasta ahora, son 24 las imiversidades que cuentan con este órgano, estrenado en España por la Universidad Pompen Fabra de Barcelona en 1988. En la Complutense, una comimidad educativa con 120.000 personas, la tarea ha recaído en Mercedes Gutiérrez, hasta ahora directora del Departamento de Historia délos Movimientos Sociales y Políticos- n de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología y profesora titiUar de Historia Contemporánea en la misma Facvdtad. ¿Qué supone la integración de un Defensor del estudiante? -Es un avance en el proceso democrátizador de la Universidad, porque no es sólo el Defensor del estudiante sino de toda la Comunidad Educativa. Desde hacía mucho tiempo existía vm deseo de ponerlo en marcha, la institución figura en los Estatutos de la Universidad Complutense de Madrid, hay ima cierta regulación sobre su actuación y estaba en el programa del Rector Rafael Puyol, por eso hemos querido integrarlo ya, para que en septiembre esté al servicio de todos a pleno rendimiento. ¿Cuál es su función? -El Defensor tiene que trabajar pa: ra conseguir el gran reto de crear una Universidad de calidad, incitando a los sectores implicados para bus, car la excelencia académica, que es el primer derecho de los estudiantes. No se trata sólo de atender quejas ni reclamaciones, ni es ima labor de fiscalización. Es importante tener en cuenta que el defensor nunca trabaja solo, sino con el resto de la comunidad académica y su éxito dependerá del apoyo que reciba. NO QUEREIMOS CEREBRITOS H ¿Qué factores requiere una Universidad de calidad? -Una Universidad donde se consiga una formación académica y humana. Porque no queremos sólo cerebritos sino que somos seres humanos en una sociedad. Siempre les digo a mis alumnos que la universidad pública es un lujo, una oportunidad que les brinda esta sociedad y que ellos tienen que aprovechar de forma que lo que reciben revierta más tarde a esa sociedad. ¿Que se espera de usted? -No sé lo que se espera, pero sí lo que yo espero: tener la la suficiente imaginación y capacidad para concitar ilusión en esta nueva institución. Por ahora sólo me he reunido con la Delegación de alumnos y están colaborando mucho. ¿Cuál es su programa? -No tengo un programa concreto, pero sé que hay una serie de asuntos qué generan problemas. Por ejemplo las adaptaciones de los Planes de Estudios que entran en vigor en octubre. Habrá reclamaciones porque suponen una refundición y redistribución de créditos que se va a hacer alumno por alumno. Otro problema puede ser la situación de profesores asociados y ayudantes, que es un asunto que atañe al Plan de promoción de la carrera docente... ¿El defensor tiene poder? -El Defensor puede movilizar esfuerzos, pero no tiene poder, como mucho podrá conseguir autoridad. Se deñné más como autoridad y busca más la justicia que el derecho. ¿Cómo ve a los universitarios? -Pues, veo que tienen a veces cier- ta indefinición vocacional, y a veces no son conscientes de que el estudio es un esfuerzo en soledad, que requiere un esfuerzo. Tienen derecho a una enseñanza de calidad, pero no son conscientes de que todo derecho tiene su correspondiente deber y ellos tienen el deber de estudiar. ALUIMNOS PRESIONADOS ¿A qué achacaría el alto índice de fracaso académico? ¿Es realmente la Universidad española un sitio para aparcar a los jóvenes? -Los jóvenes están muy presionados por la famüia, la sociedad y el entorno para que estudien, sin tener la convicción de ijue esto requiere esfuerzo, no se trata de pasar por la Universidad, sino de tener una actitud activa, y no la tienen. Sin embargo, no me parece que la universidad sea un sitio para aparcar a nadie, ni siquiera ahora. En muchos casos llegan sin vocación, y aquí la encuentran, creo que la media es bastante aceptable. El reto de la Universidad de calidad pasa por una enseñanza mejor, pero también por un alumnado que se comprometa más. Los profesores damos en función de lo que se nos pide y cuando un alumno se esfuerza, te pide ayuda y se interesa... Te motiva. -Se há hatíiado de la baja remuneración del profesorado universitario, -Las cuestiones económicas no son misión del Defensor del estudiante, que lo único que podrá hacer es instar a las autoridades correspondientes a un mayor reconocimiento económico de la labor de los profesores. Pero no es un problema de la Complutense sino de toda España, y creo que, si atendemos a lo económico, la sociedad española valora muy poco a los profesores. ¿Qué opina de la transferencia de las competencias de educación desde el Ministerio a la Comunidad Autónoma de Madrid? -Estamos en el estado de las Autonomías y yo no me voy a poner a enmendarlo, de hecho la Comunidad ha tardado bastante en asumir las competencias, pero quizá yo no hubiera elegido este sistema. -Uno de los aspectos que. más preocupa a los alumnos son los excesos en la libertad de cátedra... -La libertad de cátedra está ahí y nadie va a limitarla, pero una cosa es la libertad de cátedra y otra la falta de objetividad, la falta de programas y el ataque a los textos por todos aceptados, como la Constitución; será entonces cuando el Defensor tenga que actuar. -Otra cuestión que preocupa es si nuestros estudiantes están realmen- te preparados para competir en una Europa unida. -La Complutense es y ha sido ima Universidad absolutamente abierta con intercambios y relaciones constantes tipo con centros del resto de Europa y de forma muy satisfactoria, nuestros alumnos pueden compe- tir tranquilamente con los universitarios europeos. Quizá haya que modificar ciertas cuestiones como los idiomas y la inserción de nuevas tec- nologías, pero me consta el gran nivel teórico de nuestros estudiantes, y a este respecto la Complutense está al mismo nivel que el resto de las universidades europeas. -Ahora se plantea el nivel de aprendizaje de los escolares ¿Llegan preparados a la universidad? -Los alumnos llegan con lagunas importantes. Creo, para empezar que no tienen un conocimiento adecuado del lenguaje, a veces no saben ni construir una frase. Eso quiere decir que tienen deficiencias de lectura, porque para saber leer hay que ser capaz de comprender y abstraer. Hay lagunas graves.