Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MADRID DOMINGO 27- 8- 2000 M A D RI D Fracasa la experiencia de pintar de rojo el canil- bus, que no ha abantado ni el verano El Ayuntamiento ha invertido casi 21 millones sólo en 1.185 metros de calzada distinta Del rojo al gris en muy pocos días. Ese es el resultado de la prueba piloto que el Ayuntamiento ha realizado en cinco tramos de carril- bus para concienciar al conductor de que es terreno reservado. Se han invertido, en algo más de un Icilómetro casi 21 millones de pesetas y los cpiches no sólo circulan tan tranquilos por ellos sino que aparcan mientras el autobús debe pasar por el exterior. MADRID. Mercedes Contreras Tramos de carril- bus con coloración roja y Tramos en prueba Longitud Extensión Presupuesto Ortega y Gásset LOS tCOL M WE í; t -iv Ortega y Gasset de Salamanca De los cinco tramos de carrilbus elegidos para la experiencia, en Príncipe de Vergara y Alcalá, sólo éste último man- tiene el color rojo, pese a que la obra se ha realizado durante la Operación Asfalto que terminó hace una semana. La mayoría ofrece un ligero to no rojizo, prácticamente borrado por el gris, y en ninguno se han instalado las bandas sonoras y acústicas previstas. Los coches siguen utilizando este carril de la forma habitual, es decir, para circular, e incluso aparcan tranquilamente y obligan al autobús a desplazarse. C Don Ramón de la Cm; 270 m. 945 m C Hermosilla e poco. ha servido la experiencia londinense en que se basó el ex concejal de Circulación Fernando Martínez Vidal para decidir pintar de rojo el carril- bus. Se esperó a lá Operación Asfalto para realizar una experiencia piloto y, pese a que aún estamos en agosto, la mayor parte de los cinco tramos elegidos están prácticamente grises, como el resto de la calzada. Uii fracaso. Un ligero color rojizo aparece en alguno de ellos, lo que no impide que los conductores lo utUicen como has- ta ahora. Sólo im tramo de Alcalá mantiene el rojo, pero el motivo puede estar en que los vehículos están aparcados en él y los autobuses no lo están utilizando. LAS MEZCLAS NO SIRVEN D C Jorge Juan Jorge Juan El Ayuntamiento ha invertido en estos 1.185 metros de calzada distinta casi 21 millones. Si és necesaria la presencia policial de poco sirven los colorines y el gasto de los impues- tos de los madrileños. 4.147,5 m essm Por vin lado, se trataba de comprobar, durante un cierto tiempo, el comportamiento de estas soluciones a las cargas de tráfico, vertidos de combustibles y aceites procedentes de los vehículos. Por otro, observar si el distinto color Uevaba a los conductores a im mayor respetó de este espacio reservado para el transporte público. Ni lo imo, ni lo otro. Del rojo se ha pasado al gris sólo una semana después de haber terminado la Operación Asfalto y por el carrü- bus siguen circulando los coches, aunque estamos en agosto y las dificultades del tráfico son muchos menores, al tiempo que los vehículos siguen aparcando tranquilamente sobre este carril rojizo, mientras el autobús se ve obligado a circular por los carriles convencionales. Los tramos elegidos están situados cuatro en Príncipe de Vergara y uno en Alcalá. Los de Príncipe de Vergara corresponden a el tramo entre Los resultados no parecen ser nada afortunados pese a que el Área de Obras ha invertido casi 21 mUlones de pesetas en dotar a 1,185 metros de carril- bus de un tipo de calzada con distintos tipos de bituminosas de color rojo. Está claro que la mayoría de las mezclas empleadas np sirven. El objetivo de esta prueba de la distinta coloración el carrü era doble. Ayala y la plaza de Salamanca, con una longitud de 220 metros y im presupuesto de casi cinco millones; al espacio entre HermosUla y Don Ramón de la Cruz, con 270 metros y 4,5 miUones; entre Jorge Juan y HermosUla, con 240 metros y algo más de cuatro mUlones; y entre Goya y Ayala, con 260 metros y 4,4 millones de pesetas. El de Alcalá, el que mantiene en mayor medida el color, discurre desde la calle Acuña a las Escuelas Aguirre, con 195 metros y 2,8 miUones de inversión. SIN BANDAS SONORAS El autobús se ve obligado a abandonar su carril y circular por la calzada convencional En ninguno de ellos se han colocado las bandas sonoras y. acústicas que se anunciaron con la intención de impedir que los coches privados invadieran el carrü del autobús. El ex concejal de Circulación, Fernando Martínez Vidal, hablo de vigilancia policial motorizada. De momento, no existe pero, es evidente, que si lo que disuade al conductor es la presencia de la Policía que le itapi; de aparcar y circular por el carrilbus, no es necesario gastar el dinero de los madrileños en poner las calles de colorines: del rojo al gris en el carrü, mientras las paradas de taxi se adornan de verde y los pasos de peatones frente a muchos colegios sevisten de azul y blanco. La idea inicial de las autoridades municipales cuando pusieron en marcha esta nueva coloración en los carriles- bus fue la de copiar ima medida que ya existe en la civilizada Londres. Los madrileños han invalidado esta opción.