Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27- 8- 2000 69 Entrevista con Rénée Fleming sus colegas se atreven a cantar Armida en itediano, Manon en francés, Susana en inglés, Eva en alemán, Rusalka en checo... -Una de las razones es porque no me quiero especializar en repertorios ni en momentos, porque estoy muy interesada en toda la música. Puedo asegurar qué disfruto con Haendel y con el belcanto, o con la música francesa y eslava, tanto como con la presentación mvmdial de xm contemporáneo. -En ese apartado, ya protagonizó el estreno absoluto de Los fantasmas de Versalles de John Corigliano, Las amistades peligrosas de Conrad Susa y, más recientemente, Un tranvía llamado deseo de André Prevtn, donde interpretó el papel de Blanche Dubois. -Es. una oportunidad. Me gustaría insistir en este terreno pero, ya digo, sin caer tampoco en la especialización. Porque memorizar estos- nuevos papeles lleva mucho tiempo. Y quiero hacer más cosas, como un proyecto que tengo entre manos para llevar al disco obras poco conocidas de Faiu- é, con Thibaudet al piano. Y si quieres abordar con. garantía una obra tan especial, necesitas centrarte en ella hasta donde te sea posible. -En estos días ha presentado dos grabaciones. Una ópera completa, el Thais de Massenet y un recopüatorio de arias. ¿Quiere seguir aquí el mismo esquema de trabajo que en el escenario? También aquí me apetece compaginar las dos cosas. Elegir el contenido de un recopüatorio es más difícil que seguir las pautas de una ópera, y luego implica una mayor presión también a la horade grabarlo. Es lo mismo que en escena; cantar ima ópera es más fácü que sacar adelante un recital, donde cada vez cuentas con un director o con un pianista, y él grado de compenetración nó es siempre el mismo. Si he grabado Thais es porque, después de ese amor que tengo al repertorio francés, después de dedicarle dos o tres meses al año a París entre unas co- -ir sas y otras, he descubierto que Thais es una de las obras más maravillosas para soprano que se hayan escrito nunca. Me gusta por esa gran sensualidad, y ese toque de exotismo oriental envuelto en una música fabulosa. -Puestos a elegir, ¿se siente más Donna Anna, el personaje de Mozart que aborda estos días en Salzburgo, o Blanche Dubois, la protagonista de Un tranvía llamado deseo o n tan distintos, que no admiten comparación, Donna Anna, ese personaje tan enigmático, qué nun- x, ca llegas a comprender a fondo, y que no está siempre en escena. A cambio, tiene dos arias incomparables. Por otra parte, la personalidad de Blanche es fascinante, y te puedes enseguida identificar con el pa- peí, aparte de que también me gusta mucho la música que ha creado Previn para la obra. Tanto, que me gustaría volverla a hacer y pronto. Juan Antonio LLÓRENTE La verdad es que la meta es conocerte a t i mismo, trabajar el día a día, cantando en un alto nivel, valorando el maravilloso honor qué significa estar allí, compartiendo la música más hermosa que se ha compuesto con tus colegas más queridos Unas arias tan maravillosas, que cuesta trabajo pensar cómo Mozart llegó a construir ese personaje, con esa historia detrás. Se puede sentir la pasión que hay en él. -Puestos a comparar ¿cómo se ha sentido ante los distintos directores con los que se ha enfrentado a Don Giovanni incluido Gergiev aquí, enSalzburgo? -Los tres on grandes. Estoy muy contenta por haber podido interpretar a Mozart con maestros como ellos. O como Eschenbach, o Levine, con quien canté Cosi fan tutte en el Metropolitan, y habernos entendido tan bien. Y es que Mozart es un bombón, por la cantidad de interpretaciones que admite. Yo lo he podido cantar, cargándolo de dramatismo, con una orquesta moderna, o rodeáandolo de delicadeza con otra de instrumentos originales. Y las dos expe. riendas resultaban transparentes. Por eso puedo decir que puedo disfrutar Mozart de muy distintas maneras. ¿También disfruta por igual con las diferentes propuestas escénicas? -Vamos a ver. Yo no puedo decir que me sienta especialmente atraída por un tipo u otro de producciones. Si tuviera que destacar algxma de las óperas de Mozart que he hecho hablaría, por su autenticidad, de Las bodas de Fígaro que hice en Spolétto con Giancárlo Menotti, y que es uno de los mejores montajes en los que me he visto involucrada. Una verdadera joya. En el caso de este Don Giovanni de Luca Ronconi, a quien conozco desde que hice la Armida de Pésaro, debo decir que no tengo vma idea muy clara, porque nci lo he visto, salvo en esas inevitables pausas de los ensayos, y nunca nos hemos sentado Luca y yo a comentar nuestos puntos de vista. Poco más puedo opinar salvo (adoptando un aire de coquetería) que me encantan mis trajes. ¿Qué sacrificios sé deben hacer para mantener ese trono cercaiio al sol del Metropolitan? L a verdad es que no me lo pregunto, porque nunca me paro a pensar que soy una primadonna, por lo que tampoco me ha asaltado el miedo a perder ese trono Reflexionando, diría que lo primero es intentar hacer todo lo posible para no prestar atención a los ruidos a esos nmiores que siempre rodean un puesto como ése en el MET. Luego, centrarte en tu trabajo en esos periodos en los que sientes mucha tensión. Procurar cantar bien para superarte, porque si no lo haces las cosas pueden cambiar de un día para otro, de un modo tan rápido como dramático. La verdad es que la meta es conocerte a ti mismo, trabajar el día a día cantando en un alto nivel, valorando el maravilloso honor que significa estar allí, compartiendo la música más hermosa que se ha compuesto con tus colegas más queridos, a los que te vas encontrando por aquí y por allá. -Llegó muy pronto en su carrera a Europa, que es tanto como regresar a sus orígenes, teniendo en cuenta sus raíces checas, y poco a pioco ha ido desfilando por todos los festivales: Pésaro, Glyndeboume, Edimburgo, Bayreuth... -Y ahora aprovecho mi estancia en Salzburgo para debutar en el de Schleswig Holstein. Pero no pienso en festivales cuando lo acepto. Es porque me gusta pasar los veranos en Europa, porque es un momento del año en que puedo viajar con mis hijas. Hace niucho que paso el mes de julio regiüarmente en París, que es ima ciudad que me fascina. ¿Siempre cantando ópera? -Desde hace poco tiempo estoy replanteando mi sistema de trabajo, y ahora pretendo cantar cada vez me- nos ópera para dedicarle más tiempo a giras de conciertos, porque es una pena que nunca puede cantar en lugares donde me siento bien, entre ellos España. ¿Se lo han pedido? ¿Qué si me lo han pedido? De todas partes. Nada más hay que pregimtárselo a mi agente, Gloria VilardeU, que continuamente míe está solicitando fechas. Pero el problema, es que nimca las tengo, con un calendario tan apretado de óperas. Aparte de esos retos que le impone la música, ¿cuales son sus compromisos personales? -Fuera de la ópera, ló. único, que pretendo es sacar tiempo para mí, para disfrutar de la vida y poder ejercer como ima buena madre. Me gustaría plantearme los porqués antes de decir sí. Y no es fácü, así que de repente te ves cerrando compromisos para el año 2005, cuando no sabes qué es lo que pasará, ni qué te apetecería estar haciendo. -Buena parte de su tiempo se lo dispensa a lá formación. No todas Ahora quiero cantar menos ópera para dedicarme más a los conciertos, porque es una pena que nunca puede cantar en lugares dónde me siento bien, entre ellos España