Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA DOMINGO 27- 8- 2000 ABC odo es diferente en nuestro entorno económico respecto a lo que nos sucedía a los españoles, en este sentido, no ya en 1900, sino en 1950. Entre esas gigantescas alteraciones se encontrará el inicio de la creación, dentro de la economía europea, de una economía ibérica. Ésta se había seccionado, parecía que definitivamente, en medio de los conflictos intestinos del Reino, cuando el Conde- Duque de Olivares decidió proteger a CastUla, sobre la que caía lo más penoso de la financiación del gasto público de aquel Reino confederal que se había estructurado por nuestros Habsburgo. A partir de ahí, el criterio castellano se afianza al llegar al trono español, desde el comienzo del siglo XVIII, la casa de Borbón. Esto aceleró la desconexión de la economía lusitana y de la española. Portugal busca su supervivencia en una alianza sobre todo con Londres. Ésta, en lo económico, se va a corporeizar en el Tratado de Menthuen, en tiempos de la reina Ana. Un gran economista, David Ricardo, padre del librecambio económico lo ponderará para siempre en el capítulo VII de sus inmortales Principios de Economía Política y Tributación con estas palabras, fundamentales para explicar, con la teoría de los costes comparativos, las ventajas de la carencia de restricciones al tráfico comercial: Si Portugal no estuviese en relación comercial con otros países, en vez de emplear una gran parte de su capital y trabajo en la producción de vinos, con los cuales compra este país, para su uso propio, el tejido y la quincalla... que concretamente, se fabrican con ventaja en Inglaterra, estaría obligado a destinar gran parte de aquel capital a la manufactura de estas mercancías, las cuales obtendría, probablemente, de inferior calidad y menor cantidad T JUAN VELARDE FUERTES El amanecer de una economía ibérica El pragmatismo de Cánovas del Castillo llevó, en 1892, aprescindir de Portugal en el planteamiento de los esquemas futuros de la evolución de la economía española ¿CÓMO REACCIONA ESPAÑA? Frente a esto, en España se busca un modelo típicamente mercantüista, con xma industrialización a lo Colbert, con ima. relación fuerte con América con objeto de disponer de plata para equilibrar nuestra balanza de pagos y a crear, con la orientación política del castellanista partido golilla, y muy en especial, de su gran dirigente, el Conde de Campomanes, de una red de comvmicaciones radiales centrada En España se busca un modelo típicamente mercantüista, con una industrialización a lo Colbert, con una relación fuerte con América pai- a disponer de plata para equilibrar nuestra balanza de pagos en Madrid que, con un conjxmto de disposiciones institucionales- -por ejemplo, los unificadores decretos de Nueva Planta- se buscaba que fuese el mercado interior, y no el exterior, el que sirviese de base al proceso de nuestro desarrollo. El desencuentro entre las dos economías era evidente, fomentado, además, por algunos grupos de presión de enoríne influencia, como lOs armadores y comerciantes del grupo londinense denominados los Portugal s marchant s aparte de que el librecambismo parecía triunfar en Portugal con Juan VI, quien como señala Miriam Halpem Pereire, seis días después de su fuga ai Brasil había abierto el mercado (lusitano) a los ingleses y (firmado) dos años después un tratado comercial de ese tipo. España, por otro lado, dejó de mirar con algún interés a un Portugal que era muy pobre a comienzos del siglo XIX. Sólo he encontrado algún enlace en la llegada de empresarios catalanes en 1822 para ayudar en la puesta en explotación, con ima organización moderna, la industria del corcho, y muy poco más. En el decenio 1860- 1870 se establecieron las comunicaciones ferroviarias con España. En 1857 el telégrafo había unido a los dos pueblos; Tan curioso es el alejamiento de las dos economías, que España intervino, con la expedición del general Concha, aliada con Gran Bretaña, para contribuir al triimfo, hasta finales del siglo diecinueve, del librecambismo en Portugal. Por eso fracasaron propuestas para promover ima especie de ZoUverein ibérica- -que parece que es lo que intenta García BarzanaUana como heredero de vm mensaje del Sexenio Revolucionario español con el apoyo del pequéño grupo portugués de d Oliveira Pimentel, Abreu- -que era presidente de la Asociación Comercial de Lisboa- -y Costa Lobo miembro de la Cámara de Diputados y uno de los principales capitalistas y negociantes de la misma ciudad El pragmatismo de Cánovas del Castillo llevó, en 1892, a prescindir de Portugal, en el planteamiento de los esquemas futuros de la evolución de la economía española. Los intentos de Castedo, de los regeneraclonistas que cantan loas al líberismo y que enlazan con las posturas de Oliveira Martins, van a parecer ante un auge del nacionalismo portugués que, al coexistir con otro español muy fuerte en lo económico, a pesar de los intentos de coordinación de Primo de Rivera y Carmona, y los estudios de Ruiz Morales con su Economía del Bloque hispano- portugués no llevaron a ningún lado. Al seguir, tras el Tratado de Ronia de 25 de marzo de 1957 y el de Estocolmo de 4 de enero de 1970, España y Portugal, senderos diferentes- -nosotros, hacia las Comunidades y nuestros vecinos hacia la EFTA patrocinada por el Reino Unido- dio la impresión de que continuaría la divergencia. Pero la crisis dé la EFTA en 1961, y la reorientación británica hacia la actual Unión Europea, lo han cambiado todo. España y Portugal ingresan simultáneamente en el ámbito comimítario en 1985, y el 1 de enero de 1993 se produce la unión aduanera peninsular. Automáticamente, como ponen de relieve José Manuel Martins Caetano y Ricardo Bruno Ferreira, de la Escuela Superior Agraria de Elvas, se produce un desvío de comercio a favor del conjunto comunitario, cómo señala el economista de Chicago, Viner. HACIA UNA NUEVA ECONOMÍA Cuando leemos obras, como la coordinada por Luis Femando de la Macórra y Caro, y Manuel Brandao Alves, La economía Ibérica: una fértü apuesta de futuro (Editora Regional de Extremadura, 1999) o acudimos a reuniones como la dirigida por Joaquim Verissimo y EmUio de Diego el pasado mes de julio en la Universidad Marqués de Santillana en Guadalajara, o la reciente de la Escuela de La Granda, Portugal y España: ayer y hoy contemplamos el nacimiento de una nueva economía regional, que abarca a toda la Península. Es ésta una nueva realidad que, como se dice en el Canto X del inmortal poema Os Lusiadas de Campes, digna empresa tomar de ser cantada La crisis de la EFTA en 1961 y la reorientacíón británica hacia la actual Unión Europea, lo han cambiado todo. Automáticamente se produce un desvío de comercio a favor del conjunto comunitario Con los talones Week- End Plan de Halcón Viajes Sin esperas, sin pasar por taquilla, con acceso directo al teatro. fi- L BELLA A L BESTIA A DE BROA E) VyVY ci musical Oisnc s i. a lí liilones V eek- I nd Plan c illcinas propias cit- llalcí x l odrá accL cIta al Peatrr) I sin esperas, con tan sólo p WlílíK- li. XD P L A N en c S unos I ULSlMATICOS h, HALCÓN V I A J E S 675 OFICINAS A SU SERVICIO EN ESPAÑA Y PORTUGAL Inf. y Reservas: I PROMOCIÓN VERANO 4+ 1. POR LA COMPRA DE 4 ENTRADAS, LA 5 CRATiS Válido hasta ell 5 09 00, excepto sábados. 902 300 600 -www. holcon- viajes. es