Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
X ABC VIERNES 25- 8- 2000 71 gente de verano Estatuas de espuma 3 Fotos: Santaella Famoseo, cutrerío y petardeo MARBELLA MARBE -e OS políticos Utilizan el lenguaje para ocultar lo que piensan: lo que tienen que decir se lo reservan para cuando se enfundan líos bolígrafos y se desconectan los micrófonos. A los personajillos de la telebasura, en cambio, se les trans 1 parenta el alma de eirrabal y el argot tabernario en el momento mismo en que ven una antorcha de televisión o un flash de fotógrafo. Pero hay excepciones. Por una indiscreción periodística, que utilizó comillas en frases que no eran textuales, David A. Stockman director de la Oficina del Presupuesto de la Administración Reagan e inspirador de su reforma fiscal, fue Uamado a capítulo por el secretario del Tesoro, James Baker, que le obligó a retractarse de sus palabras ante el mismísimo Reagan. Y en un ejemplo de lo que hoy no podríamos Llamar lenguaje políticamente correcto le dijo: Irá usted a almorzar con el presidente. El menú consistirá en bajar los humos y envainársela, y usted va a llegar hasta el fondo de ese plato, hasta la última cucharada. Usted va a ser el hijopúta más arrepentido que se haya visto en el mundo. Cuando pase por la puerta del despacho oval, quiero verlo con el culo arrastrando sobre la alfombra Lo cuenta el propio Stockman en sus memorias, que conste. Me he acordado de la anécdota al ver ayer ante un paredón de ladrillos al lehendakari Ibarretxe diciendo lo contrario de lo L que dijo, o le hicieron decir, el día amtes con respecto ai diálogo del PNV con EH. ¿Quién habrá sido el que le leyó la cartilla? ¿Emplearía el mismo lenguaje que Baker ante Stockman? Ese lenguaje que sólo aflora en los libros de memorias con algunos años de retraso está, sin embargo, a la orden del día entre el famoseo que sale en las televisiones, en especial en las autonómicas. Desde que los chicos del Gran Hermano demostraron al mundo la riqueza de su vocabulario y la sutUeza de sus modismos cualquier invitado a las tertulias del corazón- -de esas que sólo se intemmipen para dar la publicidad en medio de los telediarios- -utiliza im argot que nada tiene que envidiar al que antes llamábamos cuartelero CUARTO Y M I T A D DE NEGRITAS En el mundo del famoseo de verano, la mayoría cimiple la regla general de soltar venablos incluso por razones justificadas. Como hacen esa incomprendida Belén Esteban, esa descomprometida Roclíto o ese pregonao Antonio David. El público de pago de los programas de la tele ha pedido sobresueldo cuando actúen en direc- to y un seguro de vida complementario cuEindq aparezcan Rappel, el indiscutible capo del petardeo y Lauren Postigo abanderado del cutrerío. También hay quienes guardan las formas. Pero son la excepción. Es el caso de Laura Vatenzuela y José Luis Dibildos, que celebraron el cumpleaños dé su nieto, hijo de Lara y Fran Murcia, en compañía de amigos muy bien educados como Teresa Campos y su hija Terelu. Ni tampoco el de Lolita que salió de su refugio habitual para darse un baño de multitud, o sea una dosis de publicidad gratuita, en una playa de las afueras. Incomprensiblemente estaba Uena de fotógrafos, la playa, digo. La acompañaban Rosario elgor, su nuevo compañero sentimental. De Rosario, se entiende. ¿Por qué diablos nos empeñamos en llamar a los amantes compañeros sentimentcdes Si lo que comparten antes que nada son sensaciones, ¿por qué no los llamamos compañeros sensacionales? Se comieron una paeUa en un chiringuito y se fueron al atardecer a Los GitaniUos Se supone que Lolita tiene que estudiarse los guiones del nuevo programa que amenaza con perpetrar en compañía del inocente Juan y Medio, el presentador del telediaro de Canal Sur. ¿O es el regidor de iina tertulia, que estoy hecho un lío? EXCELSAS MINUCIAS A los personajillos de la telebasura se les transparenta el alma de arrabal y el argot tabernario en el momento en que ven una antorcha de televisión o un flash Portavoces oficiosos de Carmina Ordóñez han desmentido con palabras gruesas que la viuda de Paquirri, ex esposa de Julián Contreras y de Ernesto Neira, mamá del torero Rivera Ordóñez, consuegra de la duquesa de Alba y novia de Pepe, su cuaita equivocación, haya tenido que acudir a Urgencias por un esguince de muñeca que se habría producido al atusarse la melena con más vigor que el acostvmibrado. Victoria Abril no se separa del móvü en una playa de Málaga, donde compró tma casa el año pasado. ¡Átame! Debió decirle a su novio antes de que se fuera a jugar un partido de voleibol. Y aUí la dejó, atada y bien atada. Chonchi Alonso, la ex de Pajares, que anda en peleas con el humorista por la capitalización de su pensión se ha peleado también con la construc- i tora de su vivienda. Dicen que por el retraso. Pero debe de ser porque el bloque de color mostaza que le ha salido- al arquitecto es igualito que los de la UVA de Manoteras. Y en Benalmádena, en fm, reapareció Isabel Pantoja recuperada de su afonía. Le gusta que la Uamen cantora y no tonadülera, que tiene muy mala rima. Luis Ignacio PARADA