Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 SOCIEDAD VIERNES 25- 8- 2000 ABC El Vaticano considera inmoral el uso de embriones ROMA. ABC EE. espera multiplicar el número de experimentos con células embríonarías Las subvenciones públicas son criticadas por los grupos pro- vida La n o r m a t i v a dictada por EE. UU. para subvencionar investigaciones c o n células madre humanas ha alentado en la sociedad norteamericana t a n t a s esperanzas c o m o críticas. De un lado, los científicos esperan m u l t i p l i c a r el n ú m e r o de estudios c o n estas p r o m e t e d o r a s células. De o t r o lado, grupos pro- vida denuncian al Gobierno por recompensar la d e s t r u c c i ó n de vidas embrionarias. El Vaticano condenó ayer de nuevo duramente la manipulación de embriones humanos, calificándola de acto grave, inmoral e ilícito aun cuándo tenga como objetivo impulsar la investigación científica o combatir enfermedades degenerativas. En un comunicado, la Academia Pontificia para la Vida, órgano especializado del Vaticano, condena tanto el uso de embriones humanos como la Uamada clonación terapéutica para la producción de células madre para trasplantes. El embrión humano vivo es un sujeto humano con una identidad definida y no puede ser considerado como un simple grupo de células sostiene el comunicado, divulgado por la oficina de prensa de la Santa Sede. La nueva condena de la Iglesia Católica es la respuesta a la decisión anunciada ayer por Estados Unidos de autorizar la concesión de fondos públicos para investigar con células madre de embriones humanos. Con estas investigaciones se podrán crear bancos de células madre, capaces de generar casi cualquier tipo de tejido, desde neuronas a músculos o huesos, lo que a medio plazo podría convertirse en la solución para combatir enfermedades degenerativas como el mal de Parkinson, Alzheimer o la diabetes. Para los expertos del Vaticano, el uso de estas célvúas, afecta gravemente y de modo irreparable el embrión humano, lo que es un acto grave, inmoral e ilícito sostiene el texto vaticano. CÉLULAS ADULTAS WASHINGTON. Pedro Rodríguez corresponsal Ningún fin puede ser considerado bueno o justificar una intervención de tales proporciones agregan los Gientíficos de la Santa Sede. Desde el momento de su concepción, hay que respetar incondicionalmente y moraünente al ser humano en su totalidad, en su unidad corporal y espiritual sostienen las autoridades católicas. En sus conclusiones finales, el documento subraya que, ante la evidente seriedad y gravedad de los problemas éticos que plantea el uso de embriones humanos, la solución más razonable y humana es la de utUizar células provenientes de adultos Reconoce, sin embargo, que para eHo todavía se requieren numerosos pasos antes de alcanzar resultados claros y definitivos Esta sería una posibilidad que permitiría alcanzar los mismos fines mediante el uso del método correcto, en un campo que abre a los investigadores prometedoras aplicaciones terapéuticas y una esperanza para muchas personas que sufren agrega. pesar del año largo invertido en su redacción y de incluir límites mucho más estrictos que en el proyecto similar considerado en Gran Bretaña, la nueva normativa de la Administración Clinton para subvencionar experimentos con células troncales procedentes de embriones humanos se ha convertido en ima polémica nacional, con ramificaciones que pasan a través del mimdo de la ciencia, la religión, la economía y la política. Todo im complejo terremoto de reacciones por un descubrimiento logrado hace tan sólo dos años. Los científicos involucrados en este campo- desde la Sociedad Americana de Biología Celular hasta la Fiuidación de Diabetes Juvenil pasando por la Asociación Médica Americana- no han ocultado su entusiasmo con la posibilidad de contar con ayudas oficiales a través de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) agencia federal que controla el mayor presupuesto de Estados Unidos para investigaciones biomédicas. Según han vuelto a insistir estos investigadores, la Usta de enfermedades que podría beneficiarse de estos trabíúos es ingente. Pero los indicios más prometedores se centran en Parkinson, diabetes, problemas cardíacos, esclerosis múltiple, quemaduras y lesiones de la columna vertebral. SUBIDA EN WALL STREET A Hillary Clinton, junto con el premio Nobel Harold Varmus, director de los NIH Además, la investigación con células madre procedentes de embriones himianos puede también revolucionar la forma en que se desarrollan y prueban nuevos productos farmacéuticos. De hecho, en las últimas horas, Wall Street ha registrado subidas destacadas de hasta un 40 por ciento en la cotización dé empresas pioneras en el sector como StemCeUs Inc. y Aastrom Biosciences Inc. Para los científicos que aspiran a beneficiarse de estos recursos oficiales, las últimas horas han sido invertidas en repasar las condiciones de trabajo impuestas por la nueva normativa. El nuevo marco- que no afecta al sector privado- insiste en que solamente se podrán utüizar células procedentes de embriones humanos congelados, sobrantes de tratamientos de fertilidad. Los solicitantes de subvenciones federales tampoco podrán participar personalmente en la extracción de estas codiciadas células humanas, con capacidad para desarrollarse en toda clase de células musculares, nerviosas, cardíacas y sanguíneas. Aimque es posible obtener células madre de tejido adultos, los especialistas insisten en que las extraídas directamente de embriones son las más útües por su capacidad de crecer de forma indefinida en laboratorio sin alterar sus propiedades. En este nuevo ambiente, los especialistas esperan que se multipliquen durante los próximos años los ensayos clínicos con estas células, a pesar de que solo se disponga de un pequeño número de laboratorios privados capaces de simiínistrarlas. Como ha dicho el doctor Paul Berg, premio Nobel de la Universidad de Stanford, lo que sería iimioral es no trabajar en este campo con el potencial de salvar tantas vidas humanas En contraste, las voces críticas contra este uso de embriones humanos consideran que las normas son im ejercicio de manipulación sofista tan ilegal como inmoral. Unos sesenta congresistas conservadores y diversos grupos pro- vida han denvmciado que ayer fue un día triste para Estados Unidos porque la Administración Clinton ha logrado bus- carle las vueltas a la actual legislación que desde el año 1995 prohibe el uso de fondos federales para investigaciones con embriones humanos que puedan ser destruidos, descartados o sometidos a riesgo de heridas o muerte OPOSICIÓN REPUBUCANA Esta coalición inás o menos informal de opositores se está pk nteando presentar ante eíCongreso vma serie de nuevos remedios legislativos o recurrir directamente a los tribunales federales. Según ha recalcado el diputado Jay Dickey, republicano de Arkansas que Ueva la voz cantante de este sector crítico, nosotros consideramos que el embrión hvunano está vivo. Utilizar fondos federales pagados por todos los contribuyentes, míUones de los cuales tienen objeciones a este tipo de destrucción de vida huméma, eá ima terrible equivocación. Intentamos que se respete la, santidad de la vida y el respeto a la conciencia moral de este país La campaña de George W. Bush ha recordado que el gobernador de Texas se opone a las subvenciones públicas para investigaciones que supongan la destrucción de embriones humanos vivos En contraste, los portavoces delvicepresidente Al Core han defendido la nueva regulación por equilibrar las necesidades de la ciencia, las preocupaciones éticas y los requisitos reguladores