Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25- 8- 2000 OPINIÓN 13 CÉSAR ALONSO DE LOS RÍOS JAIME C A M P M A N Y Sacar la lección Sidney Tiger Woods les gana al golf a los nietos de los negreros que llevaban carne de esclavo desde el África a las plantaciones de algodón de la América virgen. El mundo, gracias a Dios, da vueltas S ERÍA una desgracia que la sociedad española no sacara la lección, amarguísima ciertamente, de la ofensiva terrorista. Y no lo hará si no es capaz de ver las conexiones entre Otegi y Arzalluz, entre el nacionalismo sangriento y el llamado institucional. o moderado, o si quiere reducirlas a un hecho coyuntural, fácilmente corregible por el PNV. El martes nos advertía José Antonio Zarzalejos sobre este peligro. Porque resulta especialmente patético que desde fuera del mundo nacionalista, ya sea por debUidad intelectual o por oportunismo político, no se vea el compromiso profundo entre ambas formas de nacionalismo y así se le pueda Uegar a favorecer. Antela ofensiva criminal y, en general, ante las perversiones sociales y culturales que produce el nacionalismo, algunas gentes tienen la propensión de trasladar la responsabilidad de ese desorden no ya a los autores sino al Gobierno. Dan por irreversible el hecho de la barbarie y exigen que sea la civilización la que se acomode, la que ceda, la que se entregue. Piden que cambie el sensato, el que tiene el sentido del bien y del mal, el que defiende la Constitución como norma de convivencia; se exige a los que se rigen por la razón que la pierdan en beneficio de la irracionalidad que no saben la defensa del orden en los mecanismos policiales. En xma palabra, el miedo, la inseguridad y en buena medida el oportimismo se convierten en abogados defensores del diablo, del real, del Mal, con ardimientos vergonzantes y políticamente correctos como es la apelación a la imaginación, a la generosidad, al diálogo. Claro que cuando uno les pregunta de forma descarada en qué hay que ceder, cuál es el objetivo del diálogo y si hay que aceptar la autodeterminación, estos falsos liberales, estos pseudoprc resistas se callan. Desde hace mucho tiempo vienen pensando que sólo el reconocimiento de Cataluña y País Vasco como naciones con todo lo que ello s i fica solucionará el problema de esta mal cosida España. Cerebros de plomo, incultos e irmiorales. Vengo diciendo que el terrorismo no tendría consecuencias tan graves si no se viese amparado por el nacionalismo moderado que comparte los mismos objetivos étnicos y territoria- les, culturales, y todo este mundo nacionalista no tendría tanta gravedad si el resto la mayoría, los constitucionalistas, los solidarios, supieran oponerse a aquél con todos los medios que le presta el sistema democrático. El problema de los nacionalismos resulta endiablado cuando encuentra ayuda fuera de su ámbito, unas. veces por razones de poder, a veces por ocultas coincidencias ideológicas, por la incapacidad política que supone no entender que la solución está en la defensa de ima España soUdaria, cuando en el fondo se vienen a dar por buenos los prejuicios étnicos de los nacionalistas, cuando se considera a éstos imprescindibles para el gobierno de la sociedad vasca, cuando importa más El problema de los nacionalismos resulta endiablado cuando encuentra ayuda fuera de su ámbito, unas veces por razones de poder, a veces por ocultas coincidencias ideológicas derrotar a otro partido estatal que a los nacionahsmos... Todo esto lo hemos dicho más de ima vez, pero ahora, ante esta ofensiva de ETA, parece especialmente necesario recordarlo. Es escandaloso que algunos socialistas se nieguen a sacar las consecuencias de la situación trágica que estamos viviendo, y ¿qué decir de los comentaristas que estando de acuerdo en las críticas a los nacionalistas sigan apoyando la ambigüedad del PNV? El último episodio sobre la reimión informativa propuesta por el Gobierno es revelador de esta actitud que llega hasta el extremo de convertir la realidad en deseo. No sólo quieren que el Gobierno negocie con el PNV (aun permaneciendo en Estella) sino que llegan a afirmar que el Gobierno ha hecho la convocatoria para negociar aunque afirme lo contrario. Siendo esto así, se agranda el bastión de la lucidez y somos muchos los que nos sentimos identificados en esta batalla contra la barbarie del totalitarismo, como señalaba el lunes pasado en esta misma sección Ignacio Sánchez Cámara. A viene Sidney. Se nos echa encima Sidney. Mucho de lo que se va a ventilar en Sidney es cosa de riegros. En realidad, Sidney será una merienda de negros. Estoy lejos de mis hbros y no recuerdo la letra de aquella mñonga de negros, todo negro, que cantaba Carhtos Gardel, el Morocho del Abasto. Pero Sidney será ima milonga para negros. De vez en cuando me asomo a la televisión cuando dan los preparativos para Sidney, y toda la pantalla se llena de negros, como esas series de negros que dan todas las tardes después de comer, y que son las mismas en España, en Italia y supongo que en toda Europa, América, Asia, África y Oceanía. Negros que corren, negros que saltan. Citius, altius, fortius, todos negros. En las competiciones de fuerza y habilidad, nada tenemos que hacer losblancos. Los blancos sobrevivimos (sobreviven) en algunos deportes, como ese Bubka ruso, o como se Uame, que salta con pértiga, y siempre Uega más alto que los demás, o como algún rubiasco del norte, fortachón y enorme, un finlandés o un noruego, yo qué sé, que tira más lejos la jabalina, el peso o el disco. Bueno, pues eso será así hasta que los negros se poican en serio a tirar el disco, el peso o la jabalina. Para ese juego se requiere ima técnica que todavía no la han aprendido los negros, pero en cvianto la aprendan se saltan la Luna con la pértiga y tiran el martillo o el dardo mucho más aUá de la última raya del récord. Los tirarán hasta donde Cristo dio las tres voces. Al tiempo. El boxeo es ya sólo una i) elea entre negros. Seguramente desde Joe Louis o así. De vez en cuando aparece en el ring un inglés de piel blanquísima, siglos sin tomar el sol del sur, o un fornido polaco de ojos claros, y parece que va a dm- ar ahí, en pie y reci hiendo ganchos, hasta que Uega un negro y lo echa al suelo de im par de trompazos, esos trompazos con nombre en inglés que mi amigo Manolo Y Alcántara se sabe los nombres de todos los trompazos porque es xm virtuoso de la crónica del cuadrilátero de las doce cuerdas y te dice de corrido los campeones del mimdo en todos los pesos, qué tío, y luego escribe sonetos como GarcUaso y coplas como Antonio Machado y esos zéjeles cuya medida nos enseñaron las gentes que a mi tierra vinieron. Ahora, los negros, es decir, las negras, se han apoderado del tenis femenino. Han empezado por ahí, pero en cuanto quieran se hacen también con el tenis masculino, donde los caracolillos de Noah eran una divertida excepción. Son dos hermanas negras, con nombres de mitología. A una le pusieron Venus, que ya es petulancia, y a la otra Serena, Venus y Serena Williams. Mueven la raqueta y le dan a la bola como dos hienas negras que juegan con la víctima antes de devorarla. Sacan a doscientos kilómetros por hora y empujan la pelota con toda la rabia acrmiulada en la sangre durante muchos siglos de esclavitud y marginación. El otro día, la más pequeña. Serena, le hizo un rosco (frO) a Martina Hiláis, la pequeña suiza que todavía es la primera del mundo. Luego se torció un tobUlo y perdió la Copa. Al ciclismo tampoco han llegado los negros. Todavía no han empezado a ganar todos los años el Tour de France, el Giro, la Vuelta y el campeonato del mundo. Pero se han quedado con el golf, que hasta ahora era deporte de gentiemans ingleses e imitadores de América y Europa. Ese chico Woods al que llaman Tigre (Tiger) puede meter ima bola en un agujero de unos centímetros de diámetro golpeándola con un palo desde cuarenta o cincuenta metros. Dice Raúl del Pozo que ese chico les gana las Copas del Gdií a los nietos de los negreros que llevaban carne de esclavo desde el África a las plantaciones de á odón de la América virgen. El mundo, gracias a Dios, da vueltas. COLEGIO A P L v. í I N T E R N A D O Y ME D I O P E N S I O N A D O ü HIAÍMIIIÍ El Colegio Montfort desarrolla un proyecto educativo de formación integral que alcanza el nivel más elevado de excelencia académica. Desde los dos años hasta la universidad. TRANSPORTE ESCOLAR ULTIMAS PLAZAS CURSO 2 0 0 0- 2 0 0 I h n n Educación bilingüe en inglés. Tres idiomas en t o d a s las enseñanzas. Inglés validado p o r la U n i v e r s i d a d de L o n d r e s C o m p r o m i s o de calidad y m á x i m a exigencia académica P r o g r a m a s para la estimulación de la inteligencia. I n f o r m á t i c a desde educación I n f a n t i l C i b e r c o l e g i o Escuela de música, danza, educación vial y a j e d r e z 15 escuelas deportivas Tel: 9 I 8 8 6 7 0 6 5 Fax: 9 I 8 8 6 7 2 2 5 28890 LOECHES (MADRID)