Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15- 8- 2000 CULTURA 37 El hombre invisible bate records de taquilla en Estados Unidos La fiebre de esta nueva versión del clásico llegará a España en otoño Dos películas están disputándose el éxito de taquilla en el verano estadounidense. Por un lado- y por ahora se lleva la mejor parte- El hombre invisible una nueva versión del libro de H. G. Wells, que realiza Paul Verhoeven. El segundo filme en recaudación es Space cowboys que dirige y protagoniza Clint Eastwood. De todos modos, aún no se ha dicho la última palabra. En otoño, la respuesta. CRÍTICA DE TEATRO Elogio de la mediocridad El gran mirón Creación y dirección: Marcelino Hernández. Intérpretes: Roberto Palacios, Félix Gontán, Carmen lllán, Lluís Sala, Susana Cortés, Aure Sánchez. Teatro Alfil. N E A YOK. Lourdes Feans UV corresponsal O deja de sorprender que la típica historia de im personaje que se convierte en un ser invisible haya tardado más de un siglo en saltar a las pantallas. La idea se le ocurrió a Paul Verhoeven, quien decidió llevar al cine El hombre invisible que, basada en la novela que H. G. Wells escribió en 1.897, arrasa en las taquillas norteamericanas. La película de Verhoeven ha conseguido una recaudación de casi 9.000 millones de pesetas en sus diez primeros días en la gran pantalla, claro que con irnos efectos especiales quecostaron el doble- 17.000 millones de pesetas- sus creadores todavía tendrán que esperar unos días hasta poder frotarse las manos. Pero El hombre Invisible -o El hombre vacío como lo han Uamado en Estados Unidos, quizá por la ausencia de ima buena trama- no puede bajar la guardia. El incombustible Clint Eastwood N Kevin Bacon (a la izquierda) en el papel de hombre Invisible -que a sus 70 años sigue dando guerra a base de bien- viene pisándole los talones con Space Cowboys una historia sobre abuelos en ima misión de la NASA, que ha recaudado unos 7.000 millones de pesetas en el mismo periodo. Space Cowboys (Vaqueros espaciales) es algo más que ima aventura geriátrica al estüo de Armageddon Se trata de un títvilo lleno de acción y buenas intenciones, Pero volvamos a nuestro hombre invisible que, con Kevin Bacon y Elisabeth Shue, ha logrado convertirse en im bombazo cinematográfico en Estados Unidos en un mes- agostoen que las ciudades están a medio gas. Todo un logro para su director, el cineasta Paul Verhoeven Robocop Instinto Básico Showgirls que le aporta el crédito que el género necesita. Para Verhoeven, este es im paso más en una carrera cinematográfica cuyos títulos, casi sin excepción, o son violentos o tienen un alto contenido sexual, o las dos cosas a la vez. La película ha deshancado todos los records del verano pasado, en que títulos como El sexto sentido y El proyecto de la bruja de Blair arrasaron todas las previsiones. Este verano ha sido, en cambio, más calmado, con irnos cuantos éxitos sólidos, pero modestos. Si la televisión nos amenaza con siis copias, al teatro tenían que Uegar sus parodias, y la primera, que se sepa, es esta. La historia del teatro español está Uena de versiones jocosas de obras de éxito, sobre todo en la zarzuela y en el género frivolo, así que esta juerga a costa de El Gran Hermano no hace sino recuperar una tradición profundamente española, y aun castiza. Además lo hace con gracia y con aciertos de dramaturgia en el uso de la temporalidad; por ejemplo, al mostrar la irritante convivencia de cinco concursantes cuando Revan una eternidad encerrados en la casa, y el contraste con las inmediatas escenas retrospectivas de la idílica y bucólica paz y cordialidad de sus primeros días. También es un logro la repetición de alguna escena a cámara lenta mostrando el frenesí y los ardores sexuales camuflados tras cualquier movimiento o gesto a ritmo normal. Aun así, sería de desear mayor definición en algunos personajes, cuyo escaso trasfondo se agota en seguida y cuyas posibilidades quedan sin desarrollar. Asimismo, se echa de menos mayor fuerza, presencia y comicidad en el presentador o maestro de ceremonias, que en ocasiones supone un lastre para la acción. Con todo, la diversión está asegurada, a condición de que no se pidan esfuerzos que ya parecen imposibles para una noche de verano. Pedro Manuel VÍLLORA Una juez quita valor al Registro de la Propiedad Intelectual en una sentencia por plagio reconocido en el informe pericial MADRID. T. L. -S Moisés Fernández VUlar, poeta gallego que reside en Zaragoza desde hace seis años, nimca pensó que ser escritor iba a llevarle a protagonizar una situación que cuanto menos califica de kciíkiana. La historia comenzó cuando se topó con un libro titulado La rosa negra de Püar Bemal, publicado por Egido Editorial en diciembre de 1998. Sorpresa para Fernández Vülar, que el 3 de octubre de 1997 habla registrado una obra de igual título en el Registro General de la Propiedad Intelectual con número 2.269. En principio creyó que el plagio alcanzaba sólo al diseño e imagen de portada- algo que él también crea para sus obras- pero abierto el libro comprobó que la copia se extendía al texto. En febrero de 1999 presentó ima denuncia que fue sobreseída lo que le llevó a hacer un recurso por lo penal. Tras año y medio de espera, la sentencia llega el 26 de junio de 2000. La sentencia ha dejado boquiabierto al poeta. En principio, el problema parecía ir bien porque Francisco Ros Arnés, catedrático del Colegio Oficial de Ciencias y Letras de Aragón, nombrado por el juzgado para la prueba pericial decidió que el contenido de las páginas de la autora acusada de plagio era idéntico al de de Moisés, y que aunque a veces se cambiara el tiempo verbal y eí orden sintáctico, la identidad del texto se mantenía. Todo parecía ir bien pues, pero la jueza Natividad Rapún Gimeno vio la cuestión de la siguiente manera: Cierto es que el Registro es un instrumento de protección de la propiedad intelectual por el que se da publicidad formal a ese derecho y se faculta prueba de autoría y titularidad. Pero desde el punto de vista de la verdad material que trata de abrirse paso en el proceso penal, la prioridad de tiempo de la inscripción registral no supone en modo alguno imposibilidad real de plagiar una obra que accede al instrumento registral con posterioridad. Por ello esta instructora advierte la inexistencia de indicios racionales y determinantes que permitan conocer qué autor de los aquí implicados plagió a quien. Partiendo de la realidad inequívoca de la existencia cierta del plagio existiendo además una tercera vía ciertamente no acreditada, cual sería que ambos poetas hubieran bebido de una tercera e idéntica fuente, lo que también justificaría y explicaría el contenido de su obra No entiende el denunciante una sentencia en la que advierte claramente una contradicción y un olvido de lo que representa el Registro de la Propiedad Intelectual como salvaguarda de los derechos de un escritor. Pérez VUlar, que tiene en su haber once títulos, va a apelar a la Audiencia. de Zaragoza. Vela del Campo, premiado en Salzburgo SALZBURGO. Efe El español Juan Ángel Vela del Campo, cronista del Festival de Salzburgo, ha sido galardonado con el Premio de la Crítica 2000 del prestigioso certamen internacional. El jiu- ado del premio, que patrocina el departamento de Cultura de la ciudad de Salzburgo, concede anualmente el galardón a la crítica más acertada en estilo, contenido y redacción sobre el estreno de una ópera, ima obra teatral o un ballet. En la presente edición se ha premiado en concreto el texto de Vela del Campo dedicado al estreno de la obra de Luciano Berio Cronaca del luogo publicado el pasado 26 de julio.